¿Se te duermen los genitales cuando montas en bici? Por qué y cómo evitarlo

Una de las peores sensaciones cuando montamos en bici es el adormecimiento de los genitales y zonas circundantes. Si te ocurre, deberías modificar algunas cosas. Te damos algunos posibles motivos y unos primeros consejos básicos para evitarlo.

¿Se te duermen los genitales cuando montas en bici? Por qué y cómo evitarlo
Autor Maillot J. Daniel Hernández
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia14/06/2022


Antes de comenzar con los consejos básicos y los motivos para evitar el adormecimiento de los genitales y las zonas circundantes cuando montas en bici, lo primero que debemos y queremos decir es que, en caso de persistir, acudas a un profesional biomecánico y/o un médico. Hacerte un estudio biomecánico seguramente te ayuda a paliar todas las molestias y encontrar una posición óptima sobre la bici. En caso de que dichas molestias persistiesen, lo mejor es ir a un médico a buscar una raíz más profunda del problema.

¿Por qué se me duermen los genitales al montar en bici?

El principal motivo por el que se te puede adormecer la zona de los genitales, el perineo y zonas colindantes (por ejemplo, también el culo) es por una presión indebida de algún elemento en la zona que provoca una presión excesiva en algunos nervios e incluso vasos sanguíneos. Esta presión puede estar provocada por:

- Llevar ropa interior debajo del culote. Ya vimos que era mala idea y que puede generar pliegues e incomodidades.

- Llevar el sillín con la punta excesivamente levantada o inclinada hacia abajo. Evidentemente si llevamos el sillín con la punta mirando hacia arriba nos clavaremos la parte estrecha” en la peor zona. Si la llevamos excesivamente hacia abajo nos resbalaremos continuamente y el movimiento constante también nos puede provocar todo tipo de molestias. Lo mejor es que el sillín esté horizontal al suelo o levemente hacia abajo (entre 0,5º y 1º). Cualquier otra posición es mejor que venga de la mano de un estudio biomecánico.

¿Se te duermen los genitales cuando montas en bici? Por qué y cómo evitarlo

- Llevar el sillín excesivamente adelantado o retrasado. En este caso lo más seguro es que notemos antes dolores y molestias en la rodilla, pero si llevamos el sillín en una posición incorrecta seguramente tengamos que “echarnos” más sobre el manillar generando más presión de la debida en la zona de apoyo.

- No llevar un sillín de nuestra talla. En otras ocasiones ya hemos hablado de la importancia de elegir bien la talla del sillín. Si es más ancho de lo debido tenderá a que se nos “abran” los isquiones generando muchas molestias, sobre todo, en la zona del ano. Si es más estrecho se nos “clavará” provocando también muchas molestias. Lo óptimo es buscar un sillín del ancho adecuado y, para ello, de nuevo un estudio biomecánico nos será de gran ayuda.

¿Se te duermen los genitales cuando montas en bici? Por qué y cómo evitarlo

- Llevar ropa que no es de nuestra talla. Al igual que el sillín, lo fundamental es llevar ropa de nuestra talla. De nada vale llevar la mejor calidad si nos baila o nos aprieta en exceso, si nos forma pliegues y provoca rozaduras.

- Llevar ropa de mala calidad. Por supuesto no le podemos pedir el mismo rendimiento a un culote y badana de primer precio que a uno de gama alta. Las espumas usadas, los diferentes grosores de estas, la ausencia de costuras en zonas clave… todo ello contribuye a que la ropa nos acompañe en la ruta o sea una fuente de molestias. Además, en este caso muchas veces más badana no significa más confort, sino lo contrario, porque nos sobra badana por todos los lados y nos molesta más que ayuda.

¿Se te duermen los genitales cuando montas en bici? Por qué y cómo evitarlo

Conclusión ¿Qué puedo hacer entonces?

En caso de problemas, lo mejor que podemos hacer es repasar todos los puntos que hemos mencionado ¿nos acompaña la calidad de la ropa en lo que le exigimos? ¿tengo el sillín bien puesto? ¿es de mi talla? Si alguna de estas preguntas nos exige un cambio en nuestra bici o componentes como respuesta, lo mejor es probarlo. Si los problemas persisten, entonces un estudio biomecánico nos podrá ayudar mejor.

También podemos analizar nuestro estilo de pedaleo ¿pasamos mucho tiempo sentados? Merece la pena señalar que cada 10 minutos es buena idea pedalear o permanecer de pie al menos 30 segundos para liberar la zona. Esta medida podemos tomarla más habitualmente, incluso cuando empecemos a notar los primeros síntomas de molestias. Hay que tener en cuenta que con las e-bikes pasamos aún más tiempo sentados, por eso la mayoría de ellas llevan sillines específicos.

Otra opción es probar con los sillines con canal antiprostático, especialmente diseñados para aliviar la presión en estas zonas y minimizar los riesgos de sufrir molestias.

¿Se te duermen los genitales cuando montas en bici? Por qué y cómo evitarlo

Y también es cierto que, si llevamos mucho tiempo sin montar en bici o es la primera vez que lo hacemos o que nos enfrentamos a más horas de las que estamos acostumbrados, es posible que surjan algunos de estos problemas; si es de forma puntual no debería ir más lejos, y sólo debemos preocuparnos y tomar medidas si persisten y se repiten en cada salida.

Por último, en este artículo te hablamos del baile del culote, una serie de movimientos que te ayudarán a ajustarte perfectamente esta prenda y evitar roces y molestias que, en algunos casos, se pueden transformar en el adormecimiento de los genitales y zonas de alrededor.

x