¿Sabías qué? La anchura de los manillares. El peaje que pagas por la aerodinámica

Puede que veas últimamente a muchos pros con manillares súper estrechos o incluso con posiciones de las manetas hacia dentro casi imposibles de asumir. Que lo hagan los pros, no significa que sea bueno.

¿Sabías qué? La anchura de los manillares. El peaje que pagas por la aerodinámica
Autor Maillot Alberto Álvarez
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia10/08/2021


No todo es aerodinámica en esta vida. El ancho del manillar repercute directamente en la salud de tu espalda y en tu control de la bici a altas velocidades. Si basas el ancho del manillar en intentar ganarle segundos al crono y lo elijes lo más estrecho posible, puede que a la larga te toque pagar un peaje demasiado alto. Las medidas existen para algo y no hacer caso de las mismas te puede ocasionar más de un problema

Los pros son una especia aparte

Ya sabemos que los pros son un tipo de corredores nada convencionales. Los hay que adoran la tecnología y se dejan aconsejar por los más expertos y los hay que se montan sus creencias propias o siguen a raja tabla lo que se hacía hace 30 años. Eso si, independientemente de lo que crean unos u otros, todos están obsesionados con la aerodinámica. Ganar un segundo o no perder un vatio es tan importante para ellos, lógicamente por otro lado, que la moda de llevar el manillar lo más estrecho posible no para de crecer. Hablamos de medidas de 380mm, que por lo general suele ser la más estrecha de las que ofrecen algunos de los principales fabricantes.

Pelotón profesional durante una etapa

El tema es que no solo vemos que el ancho se va estrechando mucho, si no que incluso algunos de ellos (por suerte no muchos) han optado por girar las manetas hacia el interior unos 30 grados, para tener un agarre más interno y con ello cerrar todavía más los hombros, a pesar del giro nada ergonómico de las muñecas.

El motivo aerodinámico

El principal motivo de esta tendencia, es simplemente que al usar un manillar más estrecho, los hombros y la espalda también se estrechan y con ello impacto frontal del ciclista frente al viento, minimiza su superficie de contacto con el propio viento. Eso en teoría. En la práctica, en las simulaciones frente al túnel del viento de las principales marcas, se sigue trabajando en una posición convencional de anchos más habituales de 400, 420 y 440mm, ya que para limar resistencia al viento, no solo hay que reducir la superficie de impacto, si no también que esta superficie tenga una forma con mejor penetración y salida del aire.

Manillar de contrarreloj con el apoyo de los antebrazos

No hay más que ver ejemplos como en contrarreloj donde hace apenas 5 años, los antebrazos iban súper paralelos y separados por menos de 10cm y ahora tenemos soportes para antebrazos elevados, en ángulos de 15 a 20 grados y súper abiertos para que el viento fluya mejor por debajo del pecho del ciclista. El Ineos Grenadiers es experto en este tema.

Cuida tu espalda y abre tus pulmones

El tema es que los anchos de manillares están disponibles pensando por un lado en adecuar el apoyo de tus manos y tus muñecas a la relación del ancho de tus hombros y pensando que ese ancho sea el suficiente para que a nivel de estabilidad, puedas controlar mejor la bici en todo momento. Una referencia son los manillares de mountain bike que en los 90 se cortaban a medidas extremas de hasta 56cm y ahora no hay nada menor de 720mm incluso en cross country. Más ancho, más control.

Corredor profesional sufriendo en una etapa de competición

En carretera es algo distinto porque la masa del conjunto rueda-neumático, sumado a la fricción que esta genera sobre el asfalto es muchísimo menor comparado a una mountain bike, con lo que un manillar de 700mm de ancho en carretera no tendría ningún sentido.

Otro aspecto súper importante de respetar el ancho del manillar, es que la apertura pulmonar es mucho mayor, algo que nos permite respirar con mayor facilidad. Este es un ejercicio que podéis comprobar sobre la bici con facilidad: subiendo un puerto no tienes más que poner las manos en los extremos del manillar y respirar normal y después cambiar las manos al centro del manillar en la zona superior y seguir respirando. Te va a costar más en la segunda posición sin duda.

Foto de acción en una zona de descenso a alta velocidad

Además, las posiciones forzadas de espalda, como las que pueden significar un manillar demasiado estrecho, hacen que los músculos se sobrecarguen en salidas largas algo que con el tiempo puede derivar en una lesión muscular más severa si no la tratamos a tiempo. Esto, como te comentamos más adelante, es en su mayoría evitable mediante un estudio de biomecánica.

Detalle de unos de los pasos que se siguen en un estudio de biomecánica

Y otro plus más de no pasarte de estrecho a la hora de elegir el manillar, es el control que este te otorga. Un manillar más ancho te va a permitir controlar mejor la dirección a alta velocidad y a tener menores vibraciones del mismo. En caso de baches o firme irregular, un manillar más ancho es bastante más seguro que uno estrecho. En gravel se suelen usar un poco más anchos, precisamente por este motivo debido las irregularidades del terreno.

La ayuda del estudio biomecánico

Todos tiramos de preferencias personales a la hora de elegir las medidas de nuestros componentes. Puede que te guste un manillar algo más ancho o más estrecho, del mismo modo que nos pasa con las potencias o con las tallas de los sillines. Pero como pasa en muchos de los componentes de nuestra bici, un estudio biomecánico te puede ayudar a resolver las dudas de manera certera, a la hora de saber que ancho de manillar es el más adecuado. Una cosa es nuestra preferencia y otra lo que nos puede ayudar no solo a pedalear mejor, si no a evitar un montón de lesiones.

Uno de los pasos que se siguen en un estudio de biomecánica

Te puede interesar: Estudio de biomecánica: Retül Fit.

x