Geles y barritas energéticas ¿Cuándo tomarlos?

Estamos ante una gran prueba o un duro entrenamiento, qué me llevo ¿geles o barritas? ¿por qué no las dos cosas? No son excluyentes, sino complementarias. Vamos a ver cuándo tomar unos u otras.

Geles y barritas energéticas ¿Cuándo tomarlos?
Autor Maillot J. Daniel Hernández
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia15/07/2021


Como ya vimos en este artículo, la nutrición en el ciclismo es un proceso que abarca antes de la práctica, durante la misma y la recuperación posterior. Si bien todas son igual de importantes, el momento que más controversia puede crear es el durante, ya que las posibilidades son muchas (geles, barritas, frutos secos, fruta normal, etc.) pero no todas funcionan igual.

En un mundo tan especializado como es el ciclismo, incluso a nivel aficionado, los geles y las barritas energéticas son el complemento ideal y preferido por la mayoría de los ciclistas para lograr la energía extra que necesitamos para afrontar las dificultades de la ruta y terminarla sin sufrir pájaras, calambres, desfallecimientos o agotamiento extremo. Ya vimos cómo y cuándo debemos tomar geles energéticos, pero habría que añadir las barritas a esta ecuación, ya que son otra fuente de energía de asimilación relativamente rápida.

Parecidos y diferencias entre los geles y las barritas

Si bien hablamos de dos complementos nutricionales aptos para consumir durante la práctica deportiva, que en muy poca cantidad nos aportan mucha energía, y que lo hacen de forma relativamente rápida, ahí se podría decir que se acaban sus similitudes. O que las diferencias son más importantes y determinantes.


Te puede interesar: Nutrición en el ciclismo: 10 consejos básicos


Dentro de la relativa rapidez, las barritas energéticas, más sólidas, tienen una asimilación más lenta, por lo tanto el aporte energético también lo es. Además, por su composición (centrada en carbohidratos y proteínas) está pensada para tal fin. Es decir, que van liberando la energía de forma más lenta pero continuada.

Geles y barritas energéticas

Los geles, sin embargo, tienen una composición más centrada en glucosa e hidratos de carbono simples y de rápida asimilación, liberan la energía de una forma mucho más rápida y explosiva. En otras palabras, tendremos un pico energético muy fuerte, pero de duración mucho más limitada. De hecho, muchos geles incorporan cafeína para que el efecto sea más inmediato.

Otra diferencia, que puede parecer nimia pero no lo es, es que un gel energético no va a quitarte la sensación de hambre, mientras que una barrita sí que lo hará. Es cierto que si durante una marcha o prueba hemos llegado al punto de sentir hambre es que no nos hemos estado alimentando bien. Aunque lo óptimo hubiera sido haberle puesto remedio antes, un gel tampoco es la solución, mientras que una barrita sí que puede ayudar.

Geles y barritas energéticas

Cuándo tomar un gel y cuándo tomar una barrita

Sabiendo las principales diferencias entre ambos, llega el momento de analizar cuándo tomar cada uno de ellos. Como ya vimos en el artículo de los geles, éstos conviene tomarlos a partir de la primera hora y media de ejercicio y antes de los momentos de máximo esfuerzo, calculando unos 10-15 minutos antes de que llegue, que es el tiempo que tardan en hacer efecto y sabiendo que su duración no será muy larga. Un gel también es el acompañamiento perfecto durante los entrenamientos, ya que su efecto inmediato nos permitirá superar un posible desfallecimiento y llegar a casa.

Las barritas, sin embargo, deben ser un complemento más a larga distancia, para días de entrenamientos muy largos o pruebas de un kilometraje considerable. De hecho, las normas de nutrición dicen que se ha de desayunar dos horas antes de la prueba, incluso antes, y tomar una barrita entre media y una hora antes de la salida. Si hemos cumplido con esto, nuestro estado de forma es bueno y la prueba no es excesivamente larga realmente no necesitaremos comer nada sólido hasta el final. Una correcta hidratación y tomar uno o dos geles a partir de la primera hora y media serán suficientes.

Geles y barritas energéticas

Sin embargo, si el esfuerzo va a ser mucho más largo es importante que el cuerpo no agote completamente sus depósitos de carbohidratos, ya que entonces recurrirá a la glucosa de la sangre y comienza el riesgo de la hipoglucemia. Por ello es conveniente consumir una barrita energética a partir de la segunda hora de esfuerzo. De esta forma también evitaremos la aparición de la sensación de hambre que antes decíamos.

Sirva como ejemplo que en muchas pruebas cicloturistas, en el primer avituallamiento no suelen incluir ningún alimento sólido, pero a partir de ahí, junto a posibles geles, ya aparece la comida sólida en forma de barritas y fruta fresca.

Geles y barritas energéticas

Conclusión

Los geles y las barritas no son excluyentes, son complementarios. Cada uno tiene su función y su momento y es importante saber cuándo debemos recurrir a cada uno de ellos. Por otro lado, si nos apuntamos a una prueba deportiva, es muy importante conocer muy bien lo que vamos a tomar, haber probado antes los productos durante los entrenamientos y saber que no nos van a sentar mal al estómago.

Con todos estos factores claros, el más importante es que no debemos dejar atrás los envoltorios. Igual que ambos productos son muy fáciles de llevar llenos y nos caben varios en los bolsillos del maillot, esto también ocurre cuando están vacíos. Debemos respetar la naturaleza y el entorno y no ensuciar los arcenes o caminos. No somos profesionales con un pelotón de limpieza detrás, ni vamos a perder una Gran Vuelta por bajar el ritmo para guardar un envase vacío o tirarlo en una papelera

Geles y barritas energéticas

x