Los tipos de calas de Shimano SPD-SL para carretera

El sistema de pedales automáticos y calas SPD-SL de Shimano es uno de los más usados entre los ciclistas de carretera. Sin embargo, poca gente sabe que hay tres tipos de calas (de color rojo, amarillo o azul) en función del juego del pie que permiten.

Los tipos de calas de Shimano SPD-SL para carretera
Autor Maillot J. Daniel Hernández
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia19/10/2018


Los pedales automáticos son, para nosotros, una de las revoluciones que han cambiado el ciclismo. En ese artículo te contábamos que la primera marca que los introdujo fue Cinelli en 1970. Posteriormente Look, en la década de los 80, sacó un sistema basado en sus fijaciones para botas de esquí que, con algunas modificaciones, es básicamente el mismo que ha llegado hasta hoy.

Hoy en día son 4 los grandes sistemas de pedales automáticos y calas que se utilizan: los de tipo Shimano SPD-SL, los de tipo Look, los de Time y los de Speedplay. Los dos primeros son los de uso mayoritario (Shimano, Look y compatibles) y aquí vamos a analizar el primero de ellos.

Tipos de calas Shimano SPD-SL y sus angulaciones

El funcionamiento de las calas de Shimano y Look es de sobra conocido. La cala se fija con un sistema de tres tornillos a la suela y ésta se engancha al pedal. Para liberar el pie simplemente hay que hacer un movimiento lateral que, generalmente, parte desde el talón (como la mayoría de vosotros sabéis, es más fácil de hacer que de explicar).

La pregunta que puede plantearse un ciclista novato es si el pie queda completamente fijo e inmóvil o tiene cierta libertad. Y la respuesta es que, sobre todo, depende del tipo de cala que hayamos elegido. Shimano cuenta con tres tipos de calas SPD-SL que diferencia según el color:

Calas Shimano amarillas

Calas Shimano SH-SM11

El color (o tipo de cala) más habitual y que viene por defecto cuando compramos unos pedales son las amarillas SH-SM11. Estas calas cuentan con una cabeza algo más estrecha y permiten unos 3º a cada lado del pie (6º en total) de libertad de movimientos. Esto se traduce en la posibilidad de mover el pie 1,6 mm a cada lado del pedal. Con ellas es más sencillo encontrar la posición óptima del pie al pedalear y, además, nos permite liberarlo de tensiones durante la marcha.

Calas Shimano rojas

Calas Shimano SH-SM10

Las calas rojas SH-SM10 son las que se denominan fijas. Su parte superior es más ancha y cuando queda anclada al pie no permite ningún movimiento del mismo, por lo que es importantísimo colocarlas en su correcta posición para evitar lesiones. Estas calas quedan reservadas a los profesionales que necesitan aprovechar hasta el último vatio de potencia y que no se desperdicie nada en movimientos innecesarios del pie. En su contra juegan que, si no encontramos la posición 100% óptima (y puede que ni aun así) no son cómodas, ya que nos obligarán a llevar el pie en la misma posición durante toda la ruta.

Calas Shimano azules

Calas Shimano SH-SM12

Las calas azules (SH-SM12) serían una opción intermedia entre las dos anteriores. Cuentan con una cabeza ancha (más que la amarilla, como la roja) que fija más la parte delantera de la zapatilla, pero permiten 2º de libertad del talón (1º a cada lado del eje del pie). Estas calas nacieron en 2013 como respuesta a las demandas a Shimano de los ciclistas profesionales que querían disponer de un poco de libertad de movimiento en el pie, aunque no tanta como la que ofrecían las calas amarillas.

Técnicamente, la diferencia en cuanto a la angulación que permite la cala estriba en dónde está el punto de pivote de la misma para hacer el movimiento de ‘descalarse’. En las calas rojas no lo encontramos, en las amarillas está en el centro de la cala (mayor libertad de movimiento de la misma en todas las direcciones) y en las azules estaría en la parte delantera (sin movimiento en la parte frontal de la cala y con cierta libertad en la posterior).

Conclusión y consejos

El sistema de Shimano permite a cualquier ciclista encontrar lo que mejor se adapte a sus necesidades. En general podríamos decir que lo mejor y más cómodo es utilizar siempre las amarillas, especialmente si practicamos un ciclismo más lúdico o nos gustan las marchas tipo Gran Fondo, con muchos kilómetros.

Si, por el contrario, buscamos prestaciones de competición, podemos probar con las calas azules y sólo en caso de estar muy seguros, con las rojas. En cualquiera de estos casos, lo mejor es no probar directamente en una marcha larga o en competición, ya que estas calas requieren un mayor cuidado para su correcta instalación (en cuanto a su posición en la suela y la postura que adopta el pie al pedalear). Una buena idea es hacernos un estudio biomecánico, como los de Bikefitting, que incluya un análisis de pisada y de posición del pie al pedalear.

Más sobre: Shimano pedales calas

x