Ciclistas, peatones, motoristas y conductores más protegidos gracias a #PorUnaLeyJusta

Ayer 20 de febrero se aprobó en el Senado la reforma del Código Penal en materia de penas por atropellos y omisión de socorro solicitada por la iniciativa #PorUnaLeyJusta. La reforma se aprobó con 222 votos a favor y sólo 17 en contra, hoy se publicará en el BOE y mañana 22 de febrero entrará en vigor.

Votación y aprobación de #PorUnaLeyJusta
Autor Maillot Luis M. del Cerro / J. Daniel Hernández
Autor de la foto Archivo

Fecha de la noticia21/02/2019


Ayer 20 de febrero se votó y aprobó en el Senado la reforma del Código Penal para el aumento y endurecimiento de las penas a ciclistas o peatones por atropellos, así como la inclusión y re-definición del delito de omisión de socorro, cambios solicitados por la iniciativa #PorUnaLeyJusta encabezada por Anna González y, entre otros, Alfonso Triviño, secretario general de la Asociación de Ciclistas Profesionales.

Esta reforma del Código Penal salió adelante con un total de 222 votos a favor (prácticamente todos los grupos parlamentarios) y 17 en contra (los de Unidos Podemos). El senador de Vox Antonio Alcaraz no votó pese a encontrarse en el escaño, mientras que Celia Cánovas, senadora de Unidos Podemos, trató de justificar el posicionamiento de su grupo argumentando que están de acuerdo "en el fondo pero no en las formas" y añadiendo que consideran excesivas las penas fijadas a partir de la aprobación de la reforma.

Los cambios pedidos, y logrados, por #PorUnaLeyJusta

Con esta reforma se ha logrado el endurecimiento de las penas en caso de atropellos a ciclistas o peatones (u otros usuarios de las vías), con un aumento de las penas máximas hasta 9 años de cárcel, tipificados como delito contra la seguridad vial de imprudencia grave cuando concurra el atropello con velocidad excesiva, influencia del alcohol y/o de las drogas, supuestos que antes contaban como atenuantes en lugar de agravantes.

De esta forma lo que, tras la reforma del 2015 en la que los delitos de tráfico se sacaron del código penal para entrar en la legislación civil (con la pérdida del apoyo del ministerio fiscal o abogado de oficio por parte de las víctimas), se consideraban imprudencias o delitos leves, ahora pasan a considerarse nuevamente delitos graves. Es decir, cualquier delito contra la seguridad vial en la que haya heridos o fallecidos pasará a considerarse, automáticamente, imprudencia grave.

Votación #PorUnaLeyJusta

También se ha logrado redefinir como delito el abandono del lugar del accidente, omisión de socorro, que antes quedaba exento en la gran mayoría de las situaciones y ahora, en caso de haber cometido una imprudencia, se podrá sancionar con penas de entre 6 meses y 4 años de cárcel, además de la retirada temporal del carné de conducir.

Esto incide sobre uno de los problemas que existían en caso de atropello con el código penal anterior, en la que después de provocar un atropello o accidente la fuga y/o abandono del accidentado no suponía un delito ni agravante en la mayor parte de los casos. Como nos dijo en su día Alfonso Triviño, de la ACP, “ahora fugarse va a salir muy caro”.

Hoy jueves 21 de febrero se publicará en el BOE y todas estas modificaciones entrarán en vigor mañana viernes 22 de febrero de 2019.

Desde Maillotmag hemos seguido puntualmente las evoluciones de #PorUnaLeyJusta. Estos son los artículos más significativos que recogen los pasos que se han dado:

x