Vacaciones en bici... ¿lo tienes todo preparado?

El cicloturismo o el 'bikepacking' son opciones que cada vez ganan más adeptos entre los ciclistas. Te damos una serie de consejos por si en próximas fechas quieres probar unas vacaciones diferentes, pero siempre viajando sobre tu bicicleta.

Vacaciones en bici... ¿lo tienes todo preparado?
Autor Maillot Víctor Sanz y J. Daniel Hernández
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia28/03/2022


La bicicleta está cogiendo mucho peso, no sólo como elemento deportivo, sino también como vehículo urbano o como alternativa de ocio a las vacaciones tradicionales de sol y playa. Cada vez más gente está apostando por el cicloturismo para sus vacaciones y es que hay muchas alternativas, con viajes organizados por empresas, autoorganizados (algunas aplicaciones como Komoot nos permitirán trazar nuestras rutas previamente y luego seguirlas), rutas marcadas, etc.

Un clásico es el Camino de Santiago (ya te hablamos de La Ruta de los Peregrinos), que se puede realizar en varias versiones, con MTB, bicicleta de carretera o en una gravel (que es un vehículo ideal por su polivalencia y capacidad de carga para esta experiencia, por ejemplo). Pero hay muchas más. Nuestro compañero Víctor Sanz realizó la Pedals de Foc (en MTB) y a continuación nos cuenta su experiencia:

(Sigue el artículo ↓)

Cicloturismo en MTB, un ejemplo real

Siempre he querido disfrutar de unas vacaciones diferentes y, tras barajar varias opciones, me embarqué en mi primera ruta en bicicleta de montaña, concretamente me decanté por realizar la archiconocida Pedals de Foc.

Como aficionado, muy amateur, del MTB elegí la opción más llevadera que ofrecen, esto es, 6 etapas para completar una ruta circular de 215 kilómetros y más de 5.700 metros de desnivel positivo.

Para los que desconozcan de que se trata la Pedals de Foc, además de una carrera Non Stop que se realiza a principios de julio, es una ruta de MTB con salida, y llegada, desde Vielha, en pleno Pirineo leridano y que rodea, a través de pistas forestales, carreteras y senderos no ciclables, el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici.

Pero vamos a lo realmente importante.

Antes de la ruta

Vacaciones en bici: consejos prácticos

Cuando comenté a mis compañeros de la redacción de MTBpro que me había propuesto el reto de completar el recorrido de la Pedals, empecé a recibir un aluvión de consejos, muchos de ellos muy valiosos y alguna que otra advertencia. Y aunque parezcan obvios, para los menos duchos en esta disciplina, como yo, les podrán ser útiles.

- Llevar un casco de tu talla, que sea cómodo y adaptable a la cabeza, la seguridad ante una caída es lo primero. A un ciclista avanzado ésto le puede demasiado obvio, pero los novatos deben saber que los cascos tienen varias tallas y conocer perfectamente cómo han de ajustarse.

- Gafas de sol, a ser posible fotocromáticas, que son más practicas ya que se adaptan al instante a los cambios de luz, cuando, por ejemplo, entras en una zona de bosque en sombra y necesitas ver rápidamente el terreno por el que vas a pasar.

- Ropa técnica, vital para ir cómodo en cada pedalada. Dos maillots, dos culottes, guantes y un cortavientos son fundamentales, además de unos buenos calcetines deportivos y unas zapatillas que, en caso de usar pedales normales, agarren lo suficiente para que no perdamos ni un vatio de fuerza (cuanto más largo y duro sea el viaje más hay que optimizar) y que nos transmitan seguridad en zonas complicadas. Los más expertos podrán hacerlo con sus zapatillas habituales de pedales automáticos y con un calzado más cómodo de repuesto para cuando no estén en la bicicleta. Estos consejos están orientados en verano, el tipo de ropa habrá de ajustarse a la época del año y/o el destino. Una braga de cuello o pañuelo tubular es algo que también habrá de acompañarte en cualquier época del año.

- Mochila de hidratación: otro ‘must be’ de las rutas MTB; además de asegurarte una fuente más de agua a parte del bidón o bidones que lleves en la bici, dependiendo de su tamaño te permitirá disponer de mucho espacio para transportar herramientas y recambios para un posible pinchazo, barritas energéticas, bolsillos para todo lo que necesites llevar y que puedas necesitar en una etapa… eso sí, siempre siendo consciente del peso, pues cuando llevas 50 kilómetros de MTB y estas deseando llegar a tu destino, cada gramo extra cuenta y le pesa a tu espalda.

Vacaciones en bici: consejos prácticos

- La bicicleta: en mi caso alquilé una MTB de doble suspensión (servicio que ofrece en este caso la organización, pero en localidades turísticas enfocadas a este tipo de actividades seguro que encuentras tiendas que también alquilan). Si optas por llevar la tuya, es muy recomendable hacer una revisión previa a las presiones de amortiguación, estado de los neumáticos, cableado, frenos, etc., para cambiar los elementos que sean necesarios. Es mejor llevar los neumáticos, pastillas de freno o el cassette y la cadena nuevos si presentan síntomas de desgaste, que tener que cargar con ellos la mitad del camino o llevarnos una sorpresa desagradable cuando estemos allí.

- GPS: y es que, si no te quieres perder, debes de hacerte con uno y procurar meter el track de la ruta, que en este caso me lo dio la organización.

- Visado: otro tema que debes valorar si decidís hacer una ruta en un destino internacional como Canadá o Estados Unidos, por ejemplo, o cruzáis frontera entre países que requieran visado para los extranjeros, este es un trámite importantísimo que no debéis pasar por alto si no queréis imprevistos. Solicitar una eTA, un ESTA o un visado para otros destinos solo lleva unos minutos y se aprueba en cuestión de pocos días.

Con estos “tips” y muchas ganas de empezar la aventura salí camino de Lérida… también con nervios, todo hay que decirlo, pues me enfrentaba a un reto en solitario y no tenía ni idea de que me iba a encontrar, o más bien como me iba a encontrar.

Durante la ruta

No os aburriré con lo maravillado que vine con los paisajes que ofrece esta ruta, pero os diré que merece muchísimo la pena subir a esta zona de España y realizar el recorrido, más aún, si como yo, lo completas con toda la tranquilidad del mundo en 6 etapas, pudiendo parar a contemplar, sin prisa por continuar, todos los valles y montañas que te acompañan y cambian, casi, a cada kilómetro pedaleado.

Con el día a día en ruta, aprendí a base de ensayo y error algunas cosas importantes y a tener muy en cuenta y que a continuación comento.

- Llevar agua de sobra o rellenar, siempre que veas una fuente potable, los bidones y la mochila de hidratación. Quedarse sin agua en plena ruta y con aún kilómetros por delante es de las sensaciones más angustiosas que puedes vivir encima de una bici… Nada recomendable.

- Llevar comida rica en carbohidratos y proteínas, barritas energéticas, frutos secos, etc.

Vacaciones en bici, consejos prácticos: lleva agua y alimento de sobra y recarga siempre que puedas

- No esperar a tener sed o hambre para meterle al cuerpo algo de “gasolina” pues nunca sabes cuando puede venir una posible pájara tonta y es mejor prevenir que curar.

- El peso no debe jugar en tu contra, el primer día pagué la novatada de llevar en la mochila sobrecarga, algo que solucioné los sucesivos días dejando en la maleta cosas que no necesitaba… si ya llevo dos cámaras de recambio, por qué llevé cuatro el primer día, me pregunto ahora…

- Dentro del peso a cargar, es recomendable llevar un pequeño botiquín (o que alguien del equipo lo lleve). Unas tiritas, un poco de desinfectante, algo para las picaduras de insectos y lo imprescindible en caso de alérgicos.

- Lo mismo sucede con algunas herramientas (y siempre dependiendo del tipo de viaje que hagamos, si asistido o en solitario). Probablemente no haga falta cargar con la llave dinamométrica y la bomba de pie, pero una multiherramienta con todas las puntas que necesitaremos en ruta, tronchacadenas, una bomba de mano y la de suspensiones sí son recomendables.

- Aunque en principio los trazados de los tracks del GPS son fiables, nunca está de más tener un mapa físico con la ruta bien marcada para echarle un ojo en caso de dudas.

- El teléfono móvil siempre cargado, ya sea para echar un ojo a cualquier app de mapas o geolocalización, como para realizar una llamada de emergencia en caso de contratiempo.

Después de la ruta

Cuando estuve de vuelta en mi casa, retomando la rutina y pasadas unas semanas de esos días de pedaleo, pude hacer una retrospectiva más en frío de todo lo vivido.

- La primera. No hay mejor sensación que estar en plena naturaleza, respirando aire fresco y disfrutando de una actividad tan bonita, saludable y enriquecedora como es montar en bicicleta.

- La segunda. Estoy deseando repetir una experiencia parecida haciendo alguna de las tantas rutas MTB que hay por España.

- Y la tercera. Llevar una equipación y complementos adecuados puede hacer que tu ruta sea de lo más placentera, sin olvidar que es una actividad física que requiere de una mínima preparación, pero que está al alcance de todos.

Una actitud positiva hará que cada hora encima de la bici sea un paseo, y en caso de contratiempo, pinchazo o algún problema mecánico o físico, lo afrontes de la mejor forma posible, resolviéndolo de forma efectiva.

Y es que cuando juntas pedaladas y sonrisas, la suma es felicidad máxima.

Cicloturismo en carretera o bici gravel

Vacaciones en bici, consejos prácticos: viajar con bici de carretera o gravel

Todos los consejos que nos ha dado Víctor para MTB sirven en el caso de hacer la ruta en bici de gravel o de carretera. En este caso habrá algunos artículos prescindibles (como la bomba de suspensiones), pero la base es la misma. Especialmente lo que respecta a la revisión de la bicicleta y los recambios y herramientas.

En una bici de gravel tendremos más capacidad de carga gracias a los portabultos para llevar bolsas o alforjas, así que posiblemente sea una opción más recomendable que una bicicleta de carretera “pura”. Además, con una gravel podremos meternos por caminos y zonas sin asfaltar con mayor tranquilidad.

Vacaciones en bici, consejos prácticos: viajar con bici de carretera o gravel

Consejos finales

Como siempre, el sentido común es lo mejor que podemos aplicar en estos casos. No es cuestión de cargar innecesariamente con cosas, pero tampoco quedarnos cortos y echar en falta material o algo de ropa que abrigue en caso de necesitarlo. Respecto a la bicicleta, si usamos la nuestra, es mejor comenzar el viaje habiéndole hecho una buena revisión previa y habiendo sustituido aquellos componentes susceptibles a sufrir mayor desgaste durante el viaje. Por ejemplo, es mejor estrenar neumáticos y las pastillas de las pinzas de disco que no quedarnos sin cualquiera de ellos en mitad del viaje. Y lo mismo sucede con las piezas de la transmisión.

x