Ciclismo y agua: Consejos para salir a rodar con lluvia

La lluvia es uno de los elementos más incómodos cuando montamos en bici ¡o de los más divertidos! Repasamos algunos consejos de vestimenta y preparación de la bici para salir a rodar con agua.

Consejos para salir a rodar con lluvia
Autor Maillot J. Daniel Hernández
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia09/02/2021


Muchos ciclistas cuelgan su bicicleta cuando llega la época de lluvia y frío. Y no tiene por qué ser así. Si seguimos una serie de pautas básicas o consejos es fácil que disfrutemos del ciclismo un día de lluvia.

Con una buena selección de ropa más abrigada, con prendas impermeables pero transpirables y poniendo especial cuidado en nuestra seguridad (usar prendas visibles, luces de día, etc.) seguramente podamos gozar de una experiencia tan interesante como es la de rodar en un día de lluvia.

La importancia de tener prendas de lluvia adecuadas

En otros artículos ya hemos visto cómo vestirse para combatir el frío y el invierno, sin embargo, con temperaturas más suaves no hace falta utilizar tantas prendas o de tanta capacidad de protección. Para los días otoñales, en los que además haya posibilidad de lluvia, sigue siendo importante vestirnos por capas y utilizar algunos accesorios pequeños, fáciles de llevar, pero muy útiles tales como los manguitos, chalecos o un chubasquero.

Si no está lloviendo no es buena idea llevar puesto un chubasquero ya que son prendas que no permiten apenas la transpiración, por lo que en seguida comenzaremos a sudar y, al no poder evaporarse, enseguida nos mojaremos por dentro. Por eso, además de llevar una capa impermeable en uno de los bolsillos del maillot, otra opción son las prendas con tecnología que repele al agua (como la PI Dry de Pearl Izumi) que, además de ser impermeables, permiten una gran transpiración.


Te puede interesar: Cómo evitar el frío en los pies cuando pedaleamos en invierno


Igual de importante es usar prendas que contengan elementos reflectantes y que sirvan para hacernos más visibles para los conductores, más aún cuando baje la intensidad de la luz.

Respecto a los culottes, lo normal es que no necesitemos que sean todavía largos y gruesos, ya que al dar pedales en seguida generamos calor y no necesitamos protección adicional. Para los días más fríos o de peores condiciones existen las perneras o los culottes “piratas” o de 3/4 que también son una buena alternativa.

Consejos para salir a rodar con lluvia

Accesorios de lluvia para el casco o la cabeza

Algunos de los elementos que más nos pueden ayudar a que la lluvia no sea excesivamente incómoda son las gorras ciclistas, bragas o pañuelos tubulares y las carcasas de los cascos. Los pañuelos tubulares sirven, además de para proteger el cuello, para ponérnoslos en la cabeza y cubriendo las orejas en las primeras horas y combatir el frío. Incluso nos protegerán de los primeros instantes de lluvia.

Las gorras ciclistas no sólo son una reminiscencia del ciclismo clásico, sino que, puestas debajo del casco, además de protegernos del aire o las bajas temperaturas, evitan que la lluvia nos gotee a los ojos gracias a la visera.


Te puede interesar: Consejos para proteger nuestra cabeza del frío


Algo similar ocurre con las carcasas de los cascos, lo que ocurre es que, en este caso, no permiten una buena transpiración de la cabeza por lo que si sube la temperatura se convierten más en un enemigo que en un aliado. Además, la mayor parte de ellas, con la lluvia, no redirigen las gotas lejos de nuestros ojos. Nuestro consejo es dejar estos accesorios para el invierno.

Aunque no haga sol, no hay que olvidarse de las gafas

Las gafas son un accesorio que nos deben acompañar siempre. No sólo porque nos protejan del sol (puede que el día amanezca cubierto pero luego despeje`), sino porque nos protegen los ojos de que nos entren insectos o suciedad e incluso de las gotas de lluvia. También evitan el lagrimeo provocado por el aire, tanto si sopla como si ganamos velocidad rodando en llano o en zonas de descenso.

Consejos para salir a rodar con lluvia

Como ya dijimos en este artículo, una de las ventajas de las gafas fotocromáticas es que al aclararse en condiciones de poca luz evitarán que las gotas de lluvia nos molesten, pero no perderemos capacidad de visión. Si el día está muy cubierto y no va a mejorar, unas gafas transparentes siempre son mejor opción que no llevar nada.

Un último consejo, siempre luz de día

Si en Maillotmag siempre hemos defendido el uso de luces de día en la bici, con lluvia o condiciones de baja visibilidad más. No vamos a incidir en las ventajas de llevarlas, simplemente decir que con ellos seremos mucho más visibles y ganaremos seguridad.

Consejos para salir a rodar con lluvia

x