Cómo evitar el frío en los pies cuando pedaleamos en invierno

Muchos ciclistas dejan de salir en invierno por miedo al frío, especialmente en las extremidades. Sin embargo, con buen material combatiremos el frío en los pies de forma efectiva. Te contamos cómo.

Soluciones a los pies fríos con la bici
Autor Maillot J. Daniel Hernández
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia07/01/2021


Uno de los aspectos en los que más hincapié se hace al desarrollar y presentar unas nuevas zapatillas de ciclismo es en su ventilación. Al estar los pies en constante movimiento, generan mucho calor y si la temperatura ambiente es elevada, se hinchan, comienzan las incomodidades y acabamos perdiendo efectividad (fuerza) por una sudoración excesiva en la zona.

Sin embargo, esta mayor ventilación juega en nuestra contra en invierno o en situaciones de mucha lluvia. Aunque en carretera, por la mayor cantidad de pedaladas que damos (y que son más constantes), no es tan acusado como ocurre si hacemos MTB; la sensación de frío en los pies es terriblemente desagradable y en casos extremos puede arruinarnos una salida por la cantidad de calor corporal que perdemos por ellos. Por eso vamos a ver diferentes soluciones a este problema.

Soluciones a los pies fríos con la bici

Evidentemente la solución más sencilla sería buscar unas zapatillas específicas de invierno, generalmente con menos ventilación y una cubierta de neopreno que nos protege también de la lluvia, la humedad ambiental e incluso la nieve. Estas zapatillas son bastante más habituales en MTB que en carretera, ya que el riesgo de cruzar ríos, charcos, etc. es mucho mayor. Por eso, en carretera las marcas están apostando por productos alternativos.

Soluciones a los pies fríos con la bici

La primera y mejor solución es la de, al igual que con el resto de la ropaapostar por unos calcetines de invierno de calidad. Nada de inventos raros como ponerse dos calcetines o cosas similares, sino apostar por unos buenos calcetines para días fríos. Generalmente los calcetines de ciclismo están hechos de poliéster, nylon o tejidos de licra, pero en este caso los encontramos también de lana merino, que es un buen aislante sin perjudicar en exceso la transpirabilidad. Los hay, incluso, con membranas tipo PrimaLoft para una mayor protección.


Te puede interesar: Montar en bici en invierno: cómo vestirse


Incluso hay modelos con hilos especiales (generalmente de cobre) que permiten una mejor regulación de la temperatura de los pies, manteniendo el calor, sin perjudicar la transpiración y ventilación.

Soluciones a los pies fríos con la bici

En casos de frío extremo o mucha agua, la apuesta por unos botines o cubrezapatillas es clara. Existen de varios tipos y ajustados a diferentes necesidades, desde una fina capa de tela que simplemente nos ayuda a retener el calor que se pierde y protegen los pies en las bajadas, a botines de neopreno que envuelven también el tobillo y la parte baja de la pierna para una protección total ante cualquier inclemencia.

Soluciones a los pies fríos con la bici

Conclusión

En realidad, si prestamos un poco de atención al material que vayamos a utilizar es difícil que pasemos mucho frío en los pies mientras pedaleamos, pues al tenerlos en movimiento constante estamos generando calor continuamente. Con lo que debemos tener especial cuidado es en no cometer errores que nos hagan perder calor corporal por otros puntos (como la cabeza).

Para ello si vamos a hacer una ruta larga es importante llevar alimentación e hidratación, ya que si agotamos nuestras reservas el cuerpo perderá calor de forma mucho más rápida. También es un buen consejo tener ropa extra preparada (lo que incluye calcetines y calzado) para cambiarnos justo al terminar (especialmente si es un día de lluvia).


Te puede interesar: Cómo preparar tu bici para el invierno


Si notamos mucho frío en los pies o las piernas en los descensos, además de bajar la velocidad, es aconsejable dejar de pedalear lo mínimo posible. Incluso moviendo las piernas lateralmente (como si estuviésemos temblando) o pedaleando hacia atrás cuando no lo hagamos en el sentido habitual. Mantener las piernas en movimiento constante nos permitirá seguir generando calor.

Soluciones a los pies fríos con la bici

x