Longitud de las bielas: Las claves

La longitud de bielas es uno de los factores más importantes, que intervienen en tu ciclo de pedalada. Te explicamos las claves para que elijas la medida adecuada para rendir al máximo.

Longitud de las bielas: Las claves
Autor Maillot Alberto Álvarez
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia15/01/2021


Todos los componentes que forman parte de la transmisión son importantes para que nuestra pedalada se aproveche al 100%. Pero hay algunos que van a afectar más que otros sobretodo a nivel de ergonomía y de aprovechamiento de cada pedalada. Las bielas y sus diferentes longitudes, son causantes de que tu forma de pedalear, tu posición sobre la bici, tu cadencia y la potencia que transfieres a la rueda trasera, se vean afectados dependiendo si eliges una longitud u otra. Te detallamos las claves más importantes para que puedas elegir la longitud de tus bielas con la mayor precisión.

Multitud de medidas disponibles

En el mercado tenemos una lista casi infinita de longitudes de biela ya que cada vez hay más fabricantes que buscan cubrir todas las necesidades de los usuarios. Las medidas más habituales que encontramos en la mayoría de modelos está entre los 165 y 175 mm, en intervalos de 2,5 y 5 mm). Pero, aunque las medidas de 165, 170 y 175 mm sean las más usadas, puedes encontrar bielas en 160 mm del mismo modo que en 180 mm. A día de hoy no tenemos demasiados estudios que nos puedan confirmar que una longitud de biela u otra nos pueda hacer variar la potencia generada en el ciclo de la pedalada, pero si que hay una tendencia notable a usar bielas más cortas, algo que puede ayudar en diversas circunstancias.

Bielas Campagnolo Record

Los beneficios de las bielas más cortas

Elegir una biela ligeramente más corta de lo que uses en la actualidad (pongamos como media general las bielas de 175 mm), es una opción que están usando cada vez más ciclistas con el fin de tener algo más de confort, reducir las posibles tensiones que se dan en la rodilla y cadera, con el fin de generar menos estrés en ambas articulaciones. Además, unas bielas ligeramente más cortas, van a hacer que la circunferencia que describe cada ciclo de la pedalada sea de menor diámetro, algo que afecta directamente como comentábamos antes a la ergonomía de caderas y rodillas, a la menor palanca aplicada, y a la consiguiente menor tensión articular y muscular. Hilando un poco más fino, una biela más corta incluso te puede ayudar a que tu espalda baje ligeramente a nivel de posición sobre la bici, y mejore el índice de penetración aerodinámico.

Las bielas en un estudio biomecánica

Ese diámetro de circunferencia más corto, incide además en que la cadencia sube. Y sin duda, la cadencia más alta es un factor clave para que tengamos un menor desgaste muscular y generemos menos tensiones articulares y musculares. Hace años cuando se usaban bielas más largas, también se usaban desarrollos más largos y duros, y un menor número de velocidades, algo que influía en tener una cadencia mucho menor. El diámetro de circunferencia era notablemente mayor al actual y el desgaste muscular más acusado. La llegada de más velocidades y casetes más grandes, ayudó a apostar por bielas más pequeñas y a generar como consecuencia una cadencia más alta, que con el tiempo ha pasado a ser clave en la mejora de los entrenamientos y el rendimiento ciclista global.

Tu altura es importante, pero no determinante

Siempre se ha pensado que nuestra altura es algo determinante para elegir unas bielas más largas o más cortas. De hecho, hace años era fácil ver bielas de 180 mm y más en ciclistas muy altos. Hoy en día la cosa ha cambiado mucho, gracias sobretodo a los estudios biomecánicos, pero si que conviene tener unas nociones de como nuestra altura y la distancia entre el eje de pedalier y el sillín son importantes para la longitud de la biela, pero sin que haya diferencias drásticas.

Medicion de distancia de pedalier a sillín

Un ciclista que tiene una distancia de pedalier a sillín larga de unos 850mm, puede usar sin problema una biela de 172,5 o 175 mm. Por otro lado, un ciclista con una distancia baja entre pedalier y sillín, unos 650 mm por poner un ejemplo, usaría bielas de 165 o 170 mm. Estos ejemplos son simplemente para que veáis que incluso con una diferencia de altura de sillín grande, la longitud de las bielas puede variar entre 5 y 10 mm. Tan solo hablamos de 1 cm y estamos poniendo como ejemplo a riders entre 1,65m de estatura y 1,90m. Este dato es importante por lo que os comentábamos anteriormente de la tendencia a usar bielas más cortas incluso en ciclistas de talla grande. Solo tenéis que iros a una web de cualquier fabricante referencia y veréis que desde la talla más pequeña (una 44) hasta la más grande (una 61) las bielas pasan a ser de 165 a 175 mm.


Te puede interesar: Platos compact ¿qué son?


La importancia del estudio biomecánico

No hay una norma para saber que longitud de biela es la que te corresponde, pero si que hay una manera muy lógica de buscar la más acertada para cada uno de nosotros y no es más que un estudio biomecánico. Existen muchas tablas en las que te pueden recomendar una medida de biela dependiendo de tu altura, pero es tan solo una aproximación. Si mides 2 metros no tienes porqué usar una biela de más de 175 mm, así como si mides 1,50 m no vas a usar una biela menor a 165 mm.

Estudio de biomecánica en acción

El estudio de biomecánica te va a ayudar a conocer que longitud de bielas necesitas, dependiendo de como trabajan tus articulaciones de tobillo, rodilla y cadera en el ciclo de pedalada, que implican a los grandes grupos musculares en cada golpe de pedal.

 

x