Consejos y pautas para elegir tu culote

El culote es una prenda fundamental en ciclismo, es el encargado de proporcionarnos comodidad y hay que prestar mucha atención para elegirlo. Que lleve la badana adecuada, que sea de tejido flexible y transpirable… te contamos cómo acertar.

Consejos y pautas para elegir tu culote
Autor Maillot J. Daniel Hernández
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia13/12/2017


El culote es uno de los accesorios o complementos en los que no merece la pena escatimar el presupuesto. Nuestra comodidad depende de ello, de hecho, es un factor diferencial y ya podemos tener la mejor bici del mundo, que si nuestro culote no es el adecuado y de calidad, las rutas serán un infierno.

El culote es el encargado de aislarnos de muchas de las vibraciones y golpes que llegan desde las ruedas al sillín, así como de liberar presión a nuestros huesos isquiones y la zona prostática. Si un culote no cumple esta función lo primero que nos pasará es el adormecimiento de la zona para posteriormente notar molestias y dolores.

Consejos y pautas para elegir tu culote

El pedaleo también se ve afectado por el culote. Si es bueno no notaremos que lo llevamos gracias a la libertad de movimientos que nos ofrece, mientras que si no llevamos el adecuado notaremos roces en las piernas, tirones en la cintura, hombros o la espalda, se nos subirá por las piernas…

Aunque hay diferencias de forma y diseño entre un culote masculino y uno femenino, más allá de la elección de colores, el principio básico es igual para ambos sexos. Además de la protección de la zona genital, en el diseño de un culote ha de primar un correcto ajuste a nuestro cuerpo para que no se mueva al pedalear y, sobre todo, no nos provoque roces en zonas sensibles como las ingles.

La badana, lo más importante de un culote

Aunque hay elementos que contribuyen a una mayor comodidad, como unos tirantes bien diseñados, la longitud de la pernera, etc., la parte más importante del culote es la badana. Es muy importante que sea de calidad y que se ajuste a determinados parámetros.

Un acolchado más grueso de la badana no tiene por qué ser mejor, de hecho suele ser peor, ya que dará más calor y tenderá a acumular más sudor. El desarrollo de nuevos compuestos de espumas y la inclusión de nuevos materiales como gel permiten hacer badanas cada vez menos voluminosas. El factor diferencial en una badana es la densidad de la espuma, la inclusión de otros componentes (como silicona viscoelástica, carbono activo, etc.) y la disposición.

Su forma ha de ser la adecuada para nuestra morfología. En realidad este aspecto no lo sabremos hasta que no la hayamos probado, pero es cierto que podemos seguir alguna guía para saber si acertaremos o no con ella. Una badana excesivamente estrecha provocará que nos quedemos sin protección en nuestras zonas de apoyo, mientras que si es muy ancha nos generará roces y molestias al pedalear.

Al ponérnosla debemos comprobar que la zona con mayor el acolchado nos quede justo a la altura de los huesos isquiones y que, por delante, tenga la forma adecuada para protegernos el perineo y los genitales sin que sea excesiva. Lo importante es identificar las zonas de presión y saber si nos va a proteger en ellas.

Para poder compatibilizar ambas necesidades (el acolchado suficiente con una forma cambiante), muchas badanas utilizan espumas con diferentes densidades. Normalmente las zonas de mayor densidad son las que sufren una mayor presión, como en la de los glúteos, mientras que las de media y baja densidad son para las que precisan de menor apoyo.

La badana también es la encargada de proteger una zona tan delicada de bacterias, por lo que la mayor parte de las badanas de calidad cuentan con un tratamiento antibactericida y son hipoalergénicas. También son muy transpirables para evitar que el sudor se nos quede acumulado.

Consejos y pautas para elegir tu culote

El tejido del culote: transpirable y flexible

Un buen culote ha de estar hecho con materiales que permitan una correcta transpiración de los músculos de la pierna (y de la entrepierna) para evitar la acumulación del sudor. Pero también para que se fijen a la forma de la pierna y se adapten al movimiento del pedaleo sin moverse.

El tejido ha de ser, por tanto, flexible, con las menores costuras posibles y con puntos de ajuste al final de la pierna. Lo recomendable es que la pernera de un culote corto nos cubra todo el muslo, ya que la compresión (ligera) que ejerce el culote tiene un efecto vasodilatador que favorece la recuperación muscular mientras hacemos ejercicio. Los sistemas que encontramos para ceñir el culote al final del muslo sin que se mueva, como bandas de goma o añadidos de silicona, deben fijar la prenda a la piel sin estrangular el músculo ni clavarse.

Consejos y pautas para elegir tu culote

Los culotes largos para invierno deben ser ceñidos hasta el final de la pierna, sin que luego sobre mucho o se quede corta. Los culotes de invierno más cálidos y gruesos suelen estar rematados con una pequeña cremallera que facilita el ponérnoslo o quitárnoslo con un ajuste perfecto y sin movimientos mientras pedaleamos, mientras que los culotes largos más flexibles, pero menos cálidos, acaban con una cinta de goma para sujetarse al pie.

Los tirantes han de tener el ancho adecuado, ya que los estrechos tienden a clavarse más en la piel, con la incomodidad que esto supone y las marcas que deja. Muchos culotes tienden a formar una estructura más ancha que abarca la espalda, ofreciendo una mayor sujeción y ajuste. Aunque pueda parecer que esta pieza da más calor en verano, si elegimos una de rejilla elástica, o de tela muy transpirable, no tendremos ese problema y, sin embargo, iremos más cómodos.

¿Se lleva o no se lleva ropa interior con un culote?

Esta pregunta es habitual entre los ciclistas de nuevo cuño, y la respuesta es jamás. Los culotes han sido diseñados como una primera capa en contacto directo con la piel. Como hemos visto, las badanas de calidad tienen una serie de tratamientos específicos para proteger la zona genital y por tanto no hace falta llevar una capa extra de ropa.

De hecho, lo menos que podemos conseguir si llevamos ropa interior debajo son unas terribles rozaduras provocadas por estas prendas, además del efecto contrario al que buscamos, sobre todo si llevamos ropa de algodón que nos hará sudar mucho más de lo habitual y no evacúa la humedad. Si montamos en bici con bragas o calzoncillos (da igual que sean ajustados o no) debajo del culote, acabaremos con la zona mojada, incómodos, con rozaduras y con una mayor presencia de bacterias que si sólo usamos un culote de calidad.

Consejos y pautas para elegir tu culote

Diferencias de los culotes femeninos y por qué no hay que llevar uno de chico

Aunque las claves generales para hacer la elección (tamaño de la badana, tipo de cosido, composición y diseño, talla, etc.) son las mismas, las mujeres ciclistas deben buscar uno específico para ellas. Hay que fijarse en la badana sea algo más ancha para adaptarse a su morfología, igual que debe tener una forma diferente ya que la protección que requiere su zona genital es otra. También los tirantes deben tener un diseño específico para ellas, generalmente cruzados por delante, para evitar molestias con los pechos.

Consejos y pautas para elegir tu culote

Conclusión

Cuando vayamos a renovar el material, o si nos introducimos por primera vez en el ciclismo, tanto de Montaña como de Ruta, lo mejor es que reservemos una parte importante del presupuesto para el culote. Es una prenda decisiva, y es mejor que nos compremos uno bueno y con una badana de calidad, aunque luego tengamos que rebajar el precio del maillot, por ejemplo, a que compremos lo primero que encontremos por poco dinero y en seguida aparezcan las rozaduras o se nos mueva.

También debemos comprobar cómo se ha cosido la badana al culote. Un culote de baja calidad, con la badana cosida de cualquier manera, acabará provocándonos roces desagradables además de que los hilos se soltarán en seguida debido al movimiento constante del pedaleo. Lo mejor es que las costuras no sobresalgan nada y que si pasamos la mano no las notemos y el tacto sea suave.

Otro buen consejo es que elijamos un culote de tirantes y no sólo de cintura, ya sea de invierno o de verano, pues tendremos mejor sujeción y adaptación a nuestro cuerpo.

x