Cómo limpiar y mantener tu bici de ciudad, cuando no tienes sitio para ello

Dependiendo de donde vivas, guardar, limpiar y mantener tu bici de ciudad puede ser un problema difícil de resolver. Atento a estos consejos, que te pueden ayudar a que tu bici funcione y luzca siempre como el primer día.

Cómo limpiar y mantener tu bici de ciudad, cuando no tienes sitio para ello
Autor Maillot Alberto Álvarez
Autor de la foto
Archivo / Envato Elements

Fecha de la noticia03/11/2021


La bici de ciudad, es tu vehículo. Y como tal, el cuidado de la misma es fundamental para que a nivel de seguridad no falle nada nunca, y para que el mantenimiento aporte siempre un plus de rendimiento en la bici. Vivir en una ciudad suele conllevar tener pequeños espacios en casa, garajes o trasteros propensos al robo, o terrazas con difícil acceso. Limpiar tu bici urbana y mantenerla en condiciones no es fácil en las ciudades, pero te vamos a dar unos cuantos trucos para que puedas mantenerla lo mejor posible, sin procedimientos demasiado complejos o caros.

Lavado a presión, pero con precaución

Todos sabemos que el lavado a presión es uno de los enemigos de muchos de los componentes de nuestra bici, pero en ocasiones si no tenemos otra alternativa, hay que utilizarlos, pero siempre con cautela. Si vives en un piso en el que no tienes posibilidad de usar una manguera y un cubo con agua para limpiar tu bici en alguna zona común, puede que no te quede más remedio que acudir a un lavado de presión donde se lavan los coches.

Lavado a presión de una bici urbana en un lavado de coches

El principal consejo para usar este tipo de lavados, es que nunca apliques el agua con toda su potencia en las zonas más sensibles de la bici como dirección, bujes, pedalier y si se trata de una ebike, ni en la zona de la batería, ni en el motor. De los modos de lavado que suelen tener este tipo de auto lavados, lo mejor es usar alguno con agua caliente y jabón para empezar y que la suciedad principal se pueda desprender sola y después el aclarado sin ningún tipo de cera o producto con brillo para los coches.

Lavado a presión de una zona delicada como los bujes de las ruedas

Lo ideal sería que al menos pudieras llevar un cepillo y algo de jabón para poder limpiar las zonas con más suciedad, porque el agua a presión aplicada desde más de 50cm, no va a ser suficiente. Pero lo normal es que en este tipo de lavados, no te dejen usar otro tipo de formas de limpieza, que no sean las que allí tienen. Eso si, puedes llevarte un par de trapos bien absorbentes (el papel de las gasolineras no es suficiente), tipo toalla, para poder secar al máximo todo el agua restante que puedas.

Foto de acción de una bici urbana en la ciudad

Aprovecha el aire a presión (si te dejan…)

Otra de las opciones más útiles en una gasolinera, es poder eliminar los restos de agua con el compresor de aire comprimido que allí tienen para inflar las ruedas. Con este tipo de compresores, es fácil eliminar gran parte del agua que se ha acumulado en el lavado en zonas como la dirección, los bujes, el casete o la cadena, pero nuevamente, como no está indicado para ello, es más que probable que el responsable de la gasolinera no te deje usarlo, o te caiga una bronca. Si ya es difícil en la ciudad tener una manguera donde vives para limpiar la bici, más complicado es tener un compresor de aire.

Secado y limpieza de una cadena con desengrasante específico

Acude a una tienda especializada

Algunas tiendas especializadas te dan la opción de programas de limpieza y mantenimiento o incluso precios especiales para ambos. No hay muchas, esa es la verdad y las tiendas en general no suelen estar muy dispuestas para el lavado de la bici, aunque la cobren, por el tiempo que lleva, sobre todo si hablamos de una bici de ciudad que tienden a acumular mucha suciedad y grasa en la transmisión.

Lavado profesional de una bicicleta en una tienda de bicis

Si te da pereza ir a un lavado o lo tienes lejos de tu casa, puedes optar por buscar una tienda donde te ofrezcan un servicio básico de limpieza y engrase, y al menos en los meses más lluviosos donde usas más aceite en la transmisión y hay más suciedad en el asfalto, puedas mantener la bici en condiciones. No va a ser muy económico, pero vas a mantener tu bici en buen estado para el día a día, sin necesidad de preocuparte por ello.

Si no la limpias, al menos haz un mantenimiento básico

Y si no puedes acudir a un lavado de coches, no tienes una manguera de uso público en tu zona de viviendas y no quieres pagar el lavado y engrase de una tienda especializada, con un par de consejos básicos de mantenimiento, puedes mantener tu bici en muy buenas condiciones y con seguridad, aunque de aspecto esté sucia.

Cepillos de limpieza para lavar cualquier tipo de bici

El primer consejo es comprar un espray desengrasante y un aceite de transmisión. Simplemente, cuando veas que se va acumulando grasa y suciedad en la cadena y en las roldanas del cambio, con un trapo absorbente tipo toalla y el desengrasante, elimina la grasa antigua, seca con otra zona del trapo limpia y engrasa de nuevo. También puedes aprovechar para limpiar el plato/s y un poco el casete. Con este sencillo gesto, la transmisión te funcionará de cine y aunque el resto de la bici no esté muy limpia, verás como tus desplazamientos son mucho más placenteros.

Engrase de una cadena con aceite específico de transmisión

El segundo consejo, si quieres añadir más seguridad a tus salidas, es comprar un espray para limpiar los discos de freno y revisar la tornillería y la presión de las ruedas, cuando hagas la limpieza de la transmisión. Para hacer eso, además de los esprays y aceites, solo necesitas una zona un poco amplia donde poner la bici y hacerlo. Quizá tengas una pequeña terraza, o una zona interior del conjunto de viviendas, donde puedas hacerlo sin problema. Lo de la presión de los neumáticos hazlo al menos un par de veces al mes. Una a la semana sería perfecto.

Imagen de acción de bicis urbanas aparcadas en la calle


Te puede interesar: Cómo lavar tu bici en 15 (sencillos) pasos


Especial cuidado con las ebikes

Limpiar la ebike lleva el mismo protocolo que una bici convencional, pero con el plus de tener especial cuidado con el agua (a presión y sin ella) tanto en la zona de la batería y sus conexiones, como en la zona de motor. Esto incluye a las ebikes que llevan el motor en el buje trasero. Nada de agua a presión en estas zonas (sin problema si lo haces a más de 50cm) y sobre todo, seca muy bien la batería y sus conexiones.

Batería de una ebike para mostrar las conexiones a limpiar

Del mismo modo, si usas la ebike en días de lluvia y no puedes hacer algo de limpieza y mantenimiento, recuerda secar la batería y las conexiones todo lo a menudo que puedas. También tienes un espray específico para las conexiones de la batería, que ayuda a que no se acumule ni humedad ni óxido en dichas conexiones.

¿En la bañera? Mejor que no

Si, sabemos que puede sonar raro, pero no serías ni el primero ni la primera en lavar la bici en la bañera o incluso en el plato de ducha. Recomendar, no lo recomendamos porque higiénicamente no es lo más apropiado, teniendo en cuenta que la bici está en contacto continúo con el asfalto y la suciedad. Esto implicaría que después de limpiarla, tendrías que desinfectar la bañera, ducha o zona donde lo hagas. Además, la grasa, tierra y suciedad que suelte la bici puede colapsar tu sistema de desagüe del baño y conllevar a un problema más grande.

Lavado del casete de una bici con agua a  baja presión

Limpiar tu bici de ciudad, en la ciudad, nunca mejor dicho, puede que no sea fácil, pero al menos hay que intentar hacer un mantenimiento básico de transmisión, frenos y ruedas para que todo funcione bien aunque no brille como debería… Y si eres de los que tienen la suerte de tener ‘un pueblo’ donde ir los fines de semana, puedes aprovechar a llevártela en el coche de vez en cuando y darle los mimos que merece, con manguera, esponja, jabón, como si la llevaras a tu spa privado.

x