Matrícula, seguro y carnet por puntos para bicicletas ¿son una buena idea?

La propuesta del RACE de matricular las bicicletas, habilitar un carnet por puntos y establecer un seguro de circulación obligatorio no es nuevo. Ya ha habido propuestas anteriores en esta línea ¿son una buena idea?

Matricula y carnet por puntos para bicicletas ¿es buena idea?
Autor Maillot Luis M. Del Cerro
Autor de la foto Mariano Herranz

Fecha de la noticia05/01/2017


La idea de matricular las bicis, imponer un seguro obligatorio y obligar a los ciclistas a sacarse un carnet de conducir no son en absoluto novedosas. Cada cierto tiempo alguna de ellas o las tres en conjunto han aparecido en informes o recomendaciones de algunas empresas o instituciones. En otros casos ha sido la propia DGT la que ha lanzado "ideas" o "debates" que no dejan de ser globos sonda. 

Los colectivos relacionados con el ciclismo urbano siempre han sido los más batalladores frente a este tipo de propuestas mientras que otros grupos apenas han prestado atención a este debate. Más control, más seguridad y sobre todo el famoso término "regular" hacen que para muchos estas ideas puedan sonar como algo positivo pero ¿realmente lo son? ¿pueden ser útiles para reducir la siniestralidad? Vamos a analizarlas:

Matriculación de bicicletas

Es difícil encontrar una relación directa entre matricular una bici y mejorar la siniestralidad o la seguridad de los ciclistas. Como mucho, puede servir para denunciar a un ciclista en caso de infracción pero esto es algo que actualmente ya se está haciendo utilizando el DNI como identificador del causante de la infracción. La identificación del vehículo tiene sentido cuando ésta se hace utilizando métodos automatizados como radares, algo que, a día de hoy, parece poco aplicable a las bicis debido a su velocidad máxima. Si se trata de multar mediante cámaras de tráfico el tamaño mínimo que tendría que tener la matrícula para ser legible podría resultar ridículo. 

Desde el RACE también se habla de que la matriculación supone ventajas para la seguridad de las bicicletas ya que se pueden identificar mejor en caso de robo. Parece claro que cualquier ladrón medianamente listo quitaría la matrícula inmediatamente y se supone que el debate es sobre siniestralidad.

Para lo que sí resulta muy útil la matriculación de los bicicletas es para su fiscalización, para el pago de impuestos. Ya sea por vía municipal, autonómica o central cada vez que un vehículo se matricula en España paga una tasa. En este caso, una matrícula sí que es realmente útil. Seguro que los que tenían un ciclomotor a principios de los 90 se acuerdan de la "caja" que hicieron muchos ayuntamientos cuando llegó su matriculación obligatoria.

Seguro obligatorio

Desde Maillot estamos convencidos de que es más que recomendable contratar un seguro para montar en bicicleta. Ya sea un seguro privado o federativo, su contratación puede suponer asesoría legal, indemnizaciones en caso de accidente y asegurarnos la cobertura sanitaria. Y es que la Seguridad Social es un seguro de salud y no de accidentes, algo que muchos "senderistas" empiezan a descubir cuando necesitan atención sanitaria o de emergencias por imprudencia y carecen de un seguro. En el mundo de la bici la mayoría de las veces quien "nos cura" o indemniza en caso de accidente en la carretera es el seguro del automóvil que ha provocado el percance pero nada nos asegura que en un momento dado no podamos tener un incidente con un peatón o incluso con otro ciclista.

Por tanto, no nos parece mal el seguro ¿pero obligatorio? Pues no. No porque supondría un freno absoluto para el mercado de la bicicleta. Si cada bici que se vende tuviera que tener un seguro supondría un parón absoluto de las ventas y muchas tiendas se arruinarían. Por otro lado, ¿a qué bicis se aplicaría? ¿a las infantiles? ¿a las de BMX? ¿a las de MTB? Es una medida inaplicable y buena prueba de ello es que ningún país del mundo lo ha llevado a cabo.

Carnet de conducir por puntos

Algunos, para suavizarlo, prefieren hablar de licencia. Una licencia o carnet debería tener como objetivo fundamental asegurar que solo personas con unas destrazas mínimas y unos conocimientos adecuados de la normativa de tráfico usan la bicicleta. Lo primero vamos a darlo por "aprendido". Y lo segundo sí que puede resultar interesante ya que son muchos ciclistas que conocen la normativa de tráfico general pero muchas veces no la específica aplicada al ciclismo. Pero estaremos de acuerdo en que antes de llegar a una medida como esta hay mucho recorrido en el campo de la comunicación y la concienciación.

Por otro lado ¿a partir de qué edad se aplicaría? ¿para todas las disciplinas o solo para las que pisan asfalto? ¿si alguien se queda sin puntos solo debería de dejar de pedalear sobre una bici o tampoco podría conducir su coche? Una vez más, la medida parece de difícil aplicación. Aunque es tentadora ya que, una vez más, la recaudación por tasas de examen y expedición de documentos tiene su atractivo para más de uno. 

¿Por qué?

Es llamativo que estas ideas surjan siempre ligadas a la seguridad y a las cifras de siniestralidad. Y es una pena que sean parte de debate tan importante en nuestro país. Y es que distraen de las verdaderas razones ligadas al aumento de la siniestralidad como es el mal estado de las carreteras, la falta de campañas de concienciación o el aumento de accidentes por distracciones o el consumo de alcohol y drogas. Y es triste porque los ciclistas son víctimas de todas ellas. En un momento en que raro es el mes que no tengamos noticias de un ciclista muerto porque no se ha respetado la distancia de seguridad o ha sido arrollado por un conductor borracho, que se dediquen "líneas" de un estudio a desincentivar el uso de la bici solo puede tener un objetivo: quitar de enmedio a un actor molesto y a uno de esos grupos que, como los motoristas, "ensucian" las cifras institucionales de siniestralidad.

También hay una pulsión entre muchos automovilistas a pensar que todo aquel que ruede por el asfalto debe tener la misma regulación que ellos, pagar los mismos impuestos, sufrir la misma política sancionadora. Siempre olvidando que la mayoría de ciclistas son también conductores, a veces olvidando también que son personas.

Ojalá haya un mayor debate sobre la convivencia entre ciclistas y conductores. Y ojalá consigamos entre todos que sea mucho más serio.

 

Más sobre: seguridad vial

x