El monoplato del Trek-Segafredo y otras curiosidades que nos ha dejado la Paris-Roubaix 2022

La Paris-Roubaix no es una carrera más, es el Infierno del Norte… y además un banco de prueba para prototipos e inventos por parte de los equipos. Este año ha destacado el monoplato del Trek-Segafredo (con victoria el sábado de Longo Borghini), pero hay mucho más.

El monoplato del Trek-Segafredo y otras curiosidades que nos ha dejado la Paris-Roubaix 2022
Autor Maillot J. Daniel Hernández
Autor de la foto Rafa Gómez (Trek-Segafredo) y Pauline Ballet (A.S.O.)

Fecha de la noticia17/04/2022


Esta Paris-Roubaix 2022 comenzó con la noticia del sistema integrado de gestión de presión de los neumáticos que, presumiblemente, usaría el equipo DSM en carrera, aunque finalmente no ha sido así (se especula que sí lo usarán en la etapa con pavés del Tour de Francia).

El sábado, no obstante, saltaba la primera sorpresa con la victoria de Elisa Longo Borghini, no por la victoria en si, ya que la corredora del Trek-Segafredo es una fuera de serie, sino por el hecho de que ella, y todo su equipo (al igual que sucedería el domingo con los chicos), corría con una transmisión monoplato (plato de 52 dientes) con un cassette 10-33. Lo hacían, además, con un pequeño guiacadenas, al estilo de los utilizados en muchos grupos de montaña, para evitar saltos de la cadena.

A tenor del resultado conseguido por la ciclista italiana parece una gran opción. A ello hay que sumar el 7º puesto de Jasper Stuyven el domingo y las buenas sensaciones transmitidas durante, prácticamente, toda la carrera. Esta elección de una transmisión monoplato cobra bastante sentido en una carrera como la Roubaix ya que apenas se salva desnivel positivo, no hay subidas, ni muros, ni ascensos y con un rango en el cassette de 10-33, tanto si llevamos un plato de 52 como un 54, estos corredores (y corredoras) son capaces de pasar “a plato” en todos los tramos de pavés. Aun teniendo que reemprender la marcha en caso de caída o pinchazo.

El monoplato del Trek-Segafredo y otras curiosidades que nos ha dejado la Paris-Roubaix 2022

Algunos equipos, como el Bora-Hansgrohe han montado también guiacadenas o protectores (para evitar salidas de cadena hacia el plato) a pesar de usar el tradicional montaje de doble plato. Por cierto, prácticamente todos los equipos Shimano han usado la configuración 54-40 para los platos. El AG2R Citroën montaba un 54-39 de Campagnolo en sus BMC.

Respecto a la elección de ruedas y neumáticos, algo clave en una carrera de estas características, y aunque muchos corredores siguen apostando por los tubulares, Mathieu Van der Poel ha corrido con unos neumáticos tubeless Vittoria Corsa Control de 30 mm, una elección parecida a la de muchos corredores del Ineos Grenadiers, como Filippo Ganna, que ha montado unos Continental GP5000 también tubeless y de 30 mm (la misma elección que el neerlandés Taco Van der Hoorn). Wout van Aert, en cambio, se ha decantado por unos tubulares A. Dugast aparentemente también de 30 mm. Curiosamente los corredores del BikeExchange Jayco han corrido con ruedas CADEX y cubiertas (no tubulares) a los que han pintado de negro las características para no mostrar las cartas (o quizá por ser un prototipo).

El monoplato del Trek-Segafredo y otras curiosidades que nos ha dejado la Paris-Roubaix 2022

Por último, además de los característicos sistemas de doble cinta o cintas de doble grosor para mitigar el dolor de manos, muchos equipos han usado portabidones con velcro o un textil rugoso pegado en la parte interior para evitar que los bidones saltasen descontroladamente en los tramos de pavés.

El monoplato del Trek-Segafredo y otras curiosidades que nos ha dejado la Paris-Roubaix 2022

x