Por qué se debería considerar a los talleres de bicis como servicio esencial (en caso de confinamiento)

(Opinión) Dentro de las diferentes políticas para fomentar el ciclismo urbano debería incluirse el reconocimiento de los talleres de bicicletas como servicio esencial en caso de confinamiento. Te contamos por qué.

Por qué se debería considerar a los talleres de bicis como servicio esencial
Autor Maillot J. Daniel Hernández
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia08/01/2021


La situación de la pandemia vivida por la COVID-19, las medidas extraordinarias que ha obligado a tomar, los cambios sociales y su repercusión en el ciudadano ha obligado a un cambio social y de muchos modelos (como la movilidad urbana) en los que, en muchos casos, sociedad y gobernantes no van de la mano.

Centrados en la movilidad urbana, la bicicleta y el ciclismo urbano han vivido un fuerte impulso debido a la necesidad de “desaturar” el transporte público y apostar por modelos más sostenibles, especialmente en las grandes ciudades. Congestión de tráfico, contaminación, falta de aparcamientos... todo ello sumado a la caída de usuarios del transporte público por la necesidad de mantener distancia de seguridad, ha hecho que la bicicleta y otros medios se postulen como una opción perfecta para descongestionar el tráfico urbano.


Te puede interesar: Recicla tu vieja bici en una urbana


Además, la bicicleta se ha convertido en una herramienta de trabajo para los “riders” (o mensajeros o repartidores), además de todas empresas de mensajería que han apostado por las cargo-bikes para su labor. Incluso hay empresas y ayuntamientos que usan este tipo de bicicletas como apoyo para los servicios de limpieza y recogida de basuras.

Sin embargo, este paso adelante de la sociedad a veces no ha ido acompañado por medidas que lo favorezcan o al menos que no lo entorpezcan. Hace unos meses en Maillotmag.com nos hicimos eco de la reclamación de AMBE para reconocer a los talleres de bicicletas como servicio esencial en caso de cierre de comercios. Porque, si queremos fomentar la bicicleta como vehículo para el día a día ¿dónde y cómo podríamos hacer mantenimientos y arreglos si éstos permanecen cerrados?

Por qué hay que considerar a los talleres de bicis como servicio esencial

En este sentido nosotros no estamos pidiendo o apostando por una apertura total de las tiendas de bicicletas. No se trata de que en pleno cierre o confinamiento puedas ir de compras libremente, sino de tener unos servicios mínimos para aquellos que utilizan su bicicleta como vehículo diario y no puede o no sabe hacer mecánica y necesita comprar unos elementos básicos de desgaste.


Te puede interesar: Guía de compra: consejos sobre bicis urbanas


En otras ciudades europeas, como Londres, por ejemplo, apostaron desde el principio por políticas que fomenten el uso de la bicicleta y durante los diferentes cierres que han vivido sí que han permitido a los talleres de bicicletas seguir operando para dar servicio a todos aquellos que necesitan la bicicleta para ir al trabajo. Todo ello bajo diferentes medidas (como el poder dejar la bicicleta sólo con cita previa) y limitando la venta y reparaciones a artículos básicos.

De hecho, en el último cierre nacional, recientemente declarado, los talleres de bicicletas pueden permanecer abiertos ya que entran dentro de la categoría “tiendas de apoyo a la movilidad y discapacidad”.

x