Bicicleta eléctrica plegable: 3 cosas que debes tener en cuenta antes de comprarla

Las bicicletas eléctricas plegables son un vehículo perfecto para moverse por la ciudad pero hay unas cuentas cosas importantes que debes valorar antes de decidirte.

Bicicleta eléctrica plegable: 3 cosas que debes tener en cuenta antes de comprarla
Autor Maillot Iván Tomás Bayón
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia10/09/2020


Las bicicletas eléctricas plegables ya existen desde hace años. Lo más normal es verlas en ciudad, en manos de gente que va a trabajar con ellas o que simplemente se quiere desplazar de un lado a otro sin tener que coger el coche. También podemos verlas en el transporte público como el tren o los autobuses, gracias a el hecho de que se pueden plegar y reducir el tamaño que ocupan. 

1.- Con la bicicleta eléctrica plegable llegamos más lejos, más rápido y con menor esfuerzo

La idea de comprarse una bicicleta eléctrica plegable puede ser una gran opción, ya que la ayuda del motor nos facilitará movernos cómodamente por cualquier ciudad, ya sea una ciudad con cuestas o llana. También te ahorrará esfuerzo, lo que permitirá que sudes menos. El motor también nos puede dar un “plus” en cuanto a la velocidad, podrás llegar más rápido a diferentes lugares.


Te puede interesar:


2.- Cuidado con el peso

Pero añadir un motor eléctrico a una bicicleta plegable puede tener algún inconveniente que hay que tener en cuenta. Como por ejemplo el peso. El peso de la bicicleta eléctrica plegable es mayor que el de una sin motor (ten en cuenta que se añade un motor y una batería). Por lo que a la hora de cargar con ella será más costoso y molesto. En el caso de que el recorrido que hagas con la bici plegada sea corto, sería perfecta.


Te puede interesar: Ducati presenta su línea de e-bikes plegables


(Sigue el artículo ↓)

3.- Elige bien el tamaño de rueda de tu bici eléctrica plegable

También hay que tener en cuenta el tamaño de rueda de tu bicicleta eléctrica plegable. Cuanto más pequeñas sean más fácil será plegarlas, como por ejemplo las de 16”, pero a la hora de desplazarse serán menos eficientes y lentas. Las bicicletas eléctricas plegables con ruedas más grandes son más complicadas de plegar y guardar porque ocupan más, pero a la hora de desplazarse son más eficaces. Éstas son perfectas para gente que no tiene que transportar la bici plegada mucho tiempo, ya que también el peso incrementa respecto a las de ruedas más pequeñas.


Te puede interesar: ATEBI quiere colaborar con el Ministerio de Transportes y Movilidad para fomentar el ciclismo urbano


(Sigue el artículo ↓)

Las bicicletas eléctricas plegables, en general, ocupan algo más de espacio que las normales, ya que el motor y la batería hacen que el cuadro sea más voluminoso o haya que incluir un soporte específico para la batería. Todo esto hace que sea más de plegar, guardar o mover. De hecho, en el caso de una bicicleta eléctrica plegable la ventaja del plegado la tendremos que tener en cuenta de cara a que ocupe poco espacio en casa o en la oficina más que como una ventaja para su transporte.

Las bicis eléctricas son el futuro sin ninguna duda, y parece que han llegado al mundo de las bicis plegables para quedarse.

x