Cómo funciona una bicicleta eléctrica o ebike

Las e-bikes ya son parte importante del mercado de bicis pero aún hay gente que desconoce su funcionamiento. A continuación te explicamos cómo funciona una bicicleta eléctrica.

Cómo funciona una bicicleta eléctrica o ebike
Autor Maillot Iván Tomás Bayón
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia30/07/2019


Las bicicletas eléctricas o e-bikes son un auténtico "boom" en el ciclismo. Las ventas de bicicletas eléctricas de ciudad y MTB han crecido mucho en los últimos años y ya empiezan a aparecer los primeros modelos de e-bikes de carretera y gravel.

Te puede interesar: Specialized Turbo Creo SL 2020, la ebike para carretera y gravel

Con motor pero sin acelerador

Las e-bikes se distinguen por llevar un motor eléctrico incorporado (generalmente en la zona del pedalier), que facilita el movimiento de la rueda trasera. Este movimiento, requiere su esfuerzo. No es tan sencillo como en una moto "abrir gas", sino que, es un sistema que asiste a la pedalada. Esto quiere decir que hay que pedalear para que el motor entre en funcionamiento y te eche una mano a la hora de completar la pedalada.

Bicicleta eléctrica de montaña

En resumen, que cuando oigas aquellos de que las bicicletas eléctricas “son como ciclomotores” no hagas ni caso. Con una bicicleta eléctrica puedes cansarte… ¡y mucho! Lo que sí ocurre es que puedes decidir cuándo y cuánto te cansas. Y es que podrás modificar el nivel de ayuda y asistencia que quieras que te aporte la bicicleta eléctrica en todo momento.

Normalmente, las bicicletas eléctricas tienen varios modos de asistencia. La mayoría de los sistemas tienen tres. Uno de ellos que proporciona poca ayuda al pedaleo, por lo tanto la batería de la bici durará más, otro que proporciona una ayuda media y otro que proporciona gran potencia y ayuda, pero la batería se agotará antes. Ninguno de estos funcionará si se para de dar pedales.

Mandos en el manillar de una bicicleta eléctrica / ebike

Se conducen como... ¡Una bici!

A la hora de hacer cambios de marcha con las e-bikes, es recomendable cambiar de uno en uno, ya que la cadena sufre más al tener un extra de potencia la pedalada, por lo tanto la cadena puede sufrir más. Además, la tendencia en las e-bikes es ir muy “atrancado”, ya que la pedalada está asistida y no te cuesta tanto avanzar. Pero es recomendable llevar una buena cadencia como si fuese una bici sin motor. Así ni el motor, ni la batería ni la cadena sufrirán tanto.

Batería de una bicicleta eléctrica / ebike

Las bicicletas eléctricas utilizan una batería para alimentar el motor. Dependiendo de la bicicleta tendrá mayor o menor capacidad, pero todas necesitan ser recargadas de vez en cuando. La batería es la encargada de la autonomía de la bicicleta, por lo tanto es bueno darle un cuidado especial.

Te puede interesar: Autonomía en e-bikes ¡Las claves!

Ayuda a la pedalada hasta los 25 km/h

En cuanto al motor de la bici eléctrica de tipo pedelec, puede tener distintos grados de potencia, dependiendo del fabricante. Éste solo nos ayudará hasta llegar a una velocidad de 25 km/h, a partir de esa velocidad tus piernas serán las que suministren el 100% de fuerza a la pedalada. También existen las denominadas "speed bikes", que son un tipo de e-bikes que superan los 25 km/h con asistencia y necesitan ser matriculadas.

Te puede interesar: Probamos la e-bike de carretera Lapierre e-Xelius

Como es lógico, las e-bikes pesan más que las bicis cotidianas sin motor. Por lo tanto la conducción de las e-bikes debe ser más controlada y teniendo en cuenta el factor peso.

Bicicleta eléctrica de carretera Lapierre E-Xelius

Cada vez podemos ver más bicicletas eléctricas tanto por el asfalto como por los senderos. Por lo que es bueno saber cómo funcionan y como utilizarlas. También hay que acercarse al concepto sin prejuicios. Puede que no sean la bici que necesitas o quieres pero merece la pena probarlas y conocerlas.

Vídeo: Experiencia con una bicicleta eléctrica de carretera 

Más sobre: e-bikes

x