No te lo esperas: cómo transformar 117 plazas de aparcamiento para coches

La Comisión Europea acaba de transformar un aparcamiento para coches en estacionamientos para bicicletas, con espacio para más de 700 vehículos.

No te lo esperas: cómo transformar 117 plazas de aparcamiento para coches
Autor Maillot Laura Rincón
Autor de la foto Archivo - Redes Sociales

Fecha de la noticia05/05/2022


El ciclismo urbano está tomando las calles de muchas ciudades y pueblos de todo el mundo. Ya hemos hablado de diferentes iniciativas que se están llevando a cabo, de proyectos ciclistas que pueden poner en marcha los ciudadanos y, también, de empresas que han hecho bien las cosas en cuanto al ciclismo urbano se refiere. En este artículo queremos mostrar un caso concreto que beneficia a la bicicleta y que ha puesto en marcha una entidad pública.

Cuando vemos casos de éxito que demuestran que es posible seguir avanzando hacia una movilidad más sostenible y que hay países que lo están haciendo, tenemos la necesidad de compartirlo para enseñar que con unas buenas políticas de movilidad es posible llevar a cabo proyectos que tomen en consideración a la bicicleta y que favorezcan la movilidad sostenible.

En esta ocasión, ha sido la Comisión Europea, situada en Bruselas, quien ha llevado a cabo una acción que puede beneficiar a más de 600 trabajadores de sus oficinas. Donde antes había 117 plazas de aparcamiento para coches, ahora hay aparcamientos para bicicletas y patinetes y un espacio para que sus usuarios puedan utilizar estos medios de transporte con mayor comodidad.

Concretamente, tal y como indica en su cuenta de Twitter Lucas Demuelenaere, experto en política climática y asesor del ministro para la transición Climática, Medio Ambiente, Energía, Acción Social y Salud dela región de Bruselas, la Comisión Europea ha reconvertido una planta completa de aparcamiento para coches en 704 aparcamientos para bicicletas, 24 aparcamientos para patinetes, 246 taquillas y 22 duchas.

Tuit Lucas Demuelenaeen

Este nuevo parking no solo ofrece la posibilidad de que los trabajadores tengan un espacio seguro y cómodo donde aparcar sus bicicletas, si no que les permite darse una ducha si llegan al trabajo sudando y, también, pueden optar por una taquilla en la que dejar ropa de cambio o cualquier otra cosa que necesiten para sus desplazamientos. Esto es, sin duda, una buena medida para incentivar el uso de bicicletas o patinetes entre la plantilla.

Esta medida también nos hace recapacitar sobre las diferentes maneras que existen de aprovechar el espacio. Mientras que hasta ahora había espacio en ese aparcamiento para 117 coches, es decir, 117 personas podían dejar su vehículo en un lugar seguro. Ahora habrá 600 personas más que puedan llegar al trabajo en un vehículo y optar por un espacio seguro y, además, con facilidades para aquellas personas que opten por moverse en vehículos sostenibles.

Este es un ejemplo más de que si se quiere, se puede.

x