Girmay hace historia como el primer ciclista africano en ganar una clásica de adoquines

El eritreo Biniam Girmay (Intermarché-Wanty-Gobert) superó a Laporte (Jumbo-Visma), Van Gestel (TotalEnergies) y Stuyven (Trek-Segafredo) en el selecto sprint final de la Gante-Wevelgem, logrando una gesta única para el ciclismo africano.

Girmay hace historia como el primer ciclista africano en ganar una clásica de adoquines
Autor Maillot Víctor Marcos
Autor de la foto @UCI_cycling

Fecha de la noticia27/03/2022


Ya venía apuntando con muy buenas actuaciones en las carreras de inicio de temporada, así como en las primeras clásicas. Y finalmente, este domingo, en una prueba con solera y con sabor a ciclismo de antaño, la Gante-Wevelgem, Biniam Girmay ha obtenido su justa recompensa, alzándose con el triunfo en el sprint a cuatro con el que se ha resuelto la carrera belga, y frente a rivales de entidad como Laporte, Stuyven o Van Gestel, y donde todas las miradas estaban puestas en Wout van Aert como máximo favorito.

De esta forma, Girmay se ha convertido en el primer ciclista africano en proclamarse campéon de una clásica de adoquines en el continente europeo. "Esto cambia mucho el futuro, sobre todo para los ciclistas africanos", dijo el eritreo tras cruzar la línea de meta.

Este domingo, además, era especialmente emotivo para el equipo Intermarché-Wanty-Gobert, pues se cumplían seis años de la muerte, tras un accidente en esta misma carrera, del ciclista belga Antoine Demoitié.

Biniam Girmay, nacido el 2 de abril del año 200 en Asmara (Eritrea), ya había conseguido esta temporada la victoria en la Trofeo Alcúdia - Port d'Alcúdia (Mallorca) y avisó el otro día en la clásica E3, con un 5º puesto, que esto de los adoquines no se le da nada mal. Sin olvidar, además, un 4º puesto en la sexta etapa de París-Niza y un 12º en la reciente Milán-San Remo.

Y es que, el perfil de Girmay parece adaptarse a la perfección a las clásicas como Gante-Wevelgem, pues hablamos de un ciclista hábil, con muy buena punta de velocidad y que pasa sin dificultad las cotas que salpican este tipo de pruebas, los tramos de 'sterrato' y la media montaña.

Habrá qué ver dónde está su techo, pero de momento ya ha hecho historia al convertirse en el primer ciclista africano en llevarse una clásica europea, algo que muy pocos imaginaban hace unos años.

x