Montar en bicicleta puede aumentar la esperanza de vida

Varios estudios demuestran que utilizar la bicicleta habitualmente puede alargar la vida de las personas. La longevidad puede estar relacionada directamente con la práctica de ejercicio.

Montar en bicicleta puede aumentar la esperanza de vida
Autor Maillot Laura Rincón
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia15/01/2022


Un estudio publicado en diciembre de 2021 por la revista Clinic Mayo Proceeding explica que hacer deporte diariamente es la mejor apuesta para alargar la vida. Para llegar a esta conclusión se han utilizado datos de vecinos de la ciudad de Copenhague. Concretamente, se han estudiado a decenas de miles de adultos daneses desde los años sesenta y se les ha preguntado cuántas horas de deporte realizan a la semana. Uno de los deportes más destacados ha sido el ciclismo, muy popular en esta ciudad del norte de Europa.

Las investigaciones comenzaron en los años noventa y han tenido en cuenta a 8697 daneses, que han ido anotando sus hábitos por aquel entonces y con el paso del tiempo, tras su fallecimiento, se ha comprobado los años que han vivido.

Transcurridos veinticinco años desde que la mayoría hubiesen anotado sus hábitos deportivos, la mitad aproximadamente habían fallecido. El estudio demuestra que aquellas personas que realizaban entre dos horas y media y cuatro horas y media a la semana, se ha demostrado que tienen un cuarenta por ciento de probabilidades de vivir más que las personas menos activas.

Montar en bicicleta alarga la vida

Otros datos que queremos destacar y que nos han llamado la atencion es que las personas que realizaban alrededor de 10 horas de deporte a la semana (alrededor de noventa minutos al día) pierden un tercio de los beneficios que generan las personas que realizan un deporte medio respecto a la longevidad. Lo que significaría que ser más activo no tendría que estar relacionado directamente con el aumento de la esperanza de vida.

Si estos resultados los trasladamos al ciclismo urbano, podriamos decir que si pedaleamos al trabajo cada día en toro a veinte minutos durante la ida y otros veinte a la vuelta, conseguiremos alargar nuestra vida.

Montar en bicicleta alarga la vida

Esta no es la única información publicada. En 2018, la revista Aging Cell realizó una investigación científica en la que mostró que las personas de 55 a 80 años que han practicado ciclismo durante toda su vida no presentan prácticamente ningún empeoramiento asociado al envejecimiento en los músculos. Para llegar a estas conclusiones, se analizaron muestras de biopsia del músculo vasto lateral de 125 ciclistas activos que habían practicado este deporte durante más de 25 años, recorriendo una media de 300 km mensuales. A su vez los compararon tanto con personas sedentarias de la misma edad como con 55 voluntarios situados entre los 20 y los 36 años.

Los resultados fueron muy llamativos ya que apenas se encontraban diferencias entre los ciclistas más longevos y los más jóvenes, tanto a nivel muscular como en factores como la capacidad de sus sistema inmune para defenderlos de la entrada de agentes infecciosos.

Montar en bicicleta alarga la vida

Esta investigación también declara que no solo el ciclismo puede ayudar a mejorar nuestra esperanza de vida, un poco de ejercicio, como puede ser subir y bajar escaleras unas diez veces seguidas al día, también podría ayudar.

Si pasamos a hablar de ejemplos concretos, podemos referirnos a Robert Marchand, un longevo ciclista que falleció en mayo pasado con nada más y nada menos que con 109 años. El ciclista estuvo pedaleando hasta los 106,  momento en el que su médico le recomendó que dejase de pedalear.

Montar en bicicleta alarga la vida

De hecho, la Unión Ciclista Internacional (UCI) se vio obligada a abrir una nueva categoría a la que denominó Masters, para mayores de cien años, para que el francés pudiese seguir compitiendo y haciendo lo que más le gustaba, rodar sobre su bicicleta.

Esto no es, aunque parezca mentira, lo más sorprendente de esta historia. Su baja estatura, en torno a 1,55 metros, le había alejado en su momento del ciclismo profesional y solo tras la jubilación redescubrió el gusto por la bicicleta. Como ciclista profesional y por su gran longevidad, a Marchand le hicieron muchos seguimientos para intentar averiguar dónde estaba el secreto de su buena forma física y los médicos llegaron a afirmar que  con cien años estaba más en forma y sus rendimientos eran mejores que los de la mayoría de las personas de cincuenta años.

Igual llegar hasta la edad de Marchad y con sus buen físico no lo conseguimos pero, si continuamos pedaleando de manera habitual, tal y como aseguran la mayoría de los estudios, estaremos alargando nuestra vida.

x