Las bicicletas de carga: ¿el futuro de la movilidad?

¿Qué son? ¿Para qué se utilizan? ¿Por qué normativa se rigen? Te contamos todo lo que tienes que saber sobre las bicicletas de carga: ¿se convertirán en el futuro de la movilidad?

Las bicicletas de carga: ¿el futuro de la movilidad?
Autor Maillot Laura Rincón
Autor de la foto
Laura Rincón / Archivo

Fecha de la noticia11/01/2022


Las bicicletas de carga son, posiblemente, la mejor alternativa a los coches en las ciudades. Son bicicletas más grandes, más pesadas y más caras que las bicicletas convencionales. Eso sí, si las comparamos con los coches, son pequeñas, ligeras y baratas.

Están revolucionado el mercado ciclista y, aunque en España todavía no es habitual encontrarlas, en un futuro próximo podrían convertirse en la bicicleta que todas las familias y negocios quisieran tener.

Usos

Existen dos usos principales que se le pueden dar a este tipo de vehículo: un uso individual (o familiar) o un uso profesional.

Uno de los principales problemas que encontramos en una bicicleta convencional cuando la convertimos en nuestro medio de transporte habitual es que están pensadas para una sola persona. Si tienes un hijo pequeño, podrás apañártelas con una silla en la parte trasera de la bicicleta. Si tienes dos… La cosa se complica.

Con este tipo de bicicletas es posible transportar de manera segura a dos o incluso a tres niños pequeños. Siempre tienen que ir atados con un cinturón de seguridad y hay quien incluso los lleva con casco. Si lo que estás pensando es a ver cómo pedaleas tú con tu peso y el de tus dos criaturas… que no cunda el pánico. Las bicicletas de carga eléctrica existen y han llegado para hacerse un hueco en nuestro mercado y quedarse.

Para un uso profesional, cada vez vemos más bicicletas de este tipo por las calles. No podemos decir que son habituales en nuestro país pero, sin dudarlo, mucho más comunes que hace unos años. De ellas sorprende la cantidad de mercancías que se pueden transportar en un solo viaje convirtiéndose en las aliadas perfectas para repartos de útlima milla.

Bicicleta de carga

Por eso mismo, cada vez hay más empresas de transporte que utilizan este tipo de bicicletas para las ciudades, ya sean mensajerías o empresas concretas que deciden utilizar las bicicletas de carga para sus propios servicios. Por ejemplo, la cadena de supermercados Carrefour ya introdujo en alguno de sus centros de Madrid el reparto a domicilio con bicicletas de carga y una startup repartía colchones en bicicleta por las calles de Barcelona. Estas son dos, pero hay bastantes más.

Normativa en España de las bicicletas de carga

La normativa en nuestro país es ambigua. No hay nada que, directamente, regule a este tipo de bicicletas. La DGT no ha creado ninguna norma para regirlas por lo que buscando un poco, nos encontramos con esto: está contemplado en la normativa estatal, y en la de casi todos los ayuntamientos de España. Lo mejor de todas maneras es repasar la ordenanza municipal, por ejemplo, en Barcelona está permitido llevar en una cargo bike a tantos niños como para los qu esté construido la bicicleta sin superar un número de tres.

Las bicicletas, como se recoge en el Real Decreto 339/2014 no será necesario que se homologuen.

Por tanto, está permitido transportar niños en las bicicletas. Sí. Pero mejor, para evitar el susto infórmate en tu ayuntamiento de cuántos niños está permitido que transportes.

Para el uso de carga de mercancías la normativa es diferente. En Ciclonormativa lo explican muy detalladamente en este artículo. La carga tiene que ir bien agarrada para evitar que arrastre, que comprometa la estabilidad del vehículo, que oculte las luces o que provoque ruidos o molestias al resto de los ciudadanos.  Si suelta polvo o se puede caer, debe ir tapada y, el transporte de cargas peligrosas, se regulará además por la normativa de la carga específica.

Bicicleta de carga

En cuanto a las dimensiones de la carga, resumidamente, no puede sobresalir y, si lo hace, tiene que llevar una señal V-20 a la que se hace referencia ene l artículo 173 del reglamento de circulación y cuyas características se establecen en el anexo XI del Reglamento General de Vehículos. Además, si circula durante la puesta o salida de sol o en condiciones de visibilidad baja, deberá también ir señalizado con una luz roja.

Un poco más en profundidad y tal y como detalla el artículo 15 del reglamento de circulación, en las bicicletas que no están destinados al transporte de mercancías, la carga puede sobresalir un 10% de su longitud y si fuera indivisible un 15%. Por otro lado, en las bicis cuya anchura inferior sea inferior a un metro, la carga no puede sobresalir lateralmente más de 0,50 metros a cada lado de su eje longitudinal.

Aunque la normativa es aún poco concisa, si este vehículo se empieza a hacer más habitual en nuestras calles, pronto contará con una regulación propia. ¿Estás pensando ya en probar una bicicleta de carga? 



 

x