Cómo hacer el rodaje a los frenos de disco para bici de carretera o gravel

Sí, sí. Has leído bien. Si quieres obtener el máximo rendimiento de tus frenos de disco y alargar su vida útil, conviene someterlos a un sencillo proceso de rodaje que te contamos a continuación.

Cómo hacer el rodaje a los frenos de disco de la bici de carretera o gravel
Autor Maillot Redacción
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia25/01/2022


Son muy pocos los ciclistas que someten a sus recién estrenados frenos de disco a un conveniente proceso de rodaje inicial. Muchos de ellos, de hecho, ni siquiera han realizado nunca el rodaje de los frenos de disco en sus bicicletas de MTB, disciplina en la que resulta especialmente recomendable hacerlo.

Y es que, si no hacemos el rodaje a los frenos de disco de la bici cuando cambiamos pastillas, discos, o el sistema completo (al estrenar bici, por ejemplo), podemos encontrarnos posteriormente con un rendimiento de la frenada inferior a lo deseado y un desgaste irregular de los componentes.

¿Quién no ha experimentado esa sensación, al tener pastillas y/o discos nuevos, que por mucho que frenemos la bici no para donde queremos? Esto puede ser peligroso si empezamos la ruta con esos problemas, porque las primeras frenadas siempre serán impredecibles. De ahí la importancia del rodaje que te explicamos a continuación.

Debes subirte a la bici, y en un espacio llano, donde los discos no corran el riesgo de ensuciarse, debes pedalear mientras tocas el freno progresivamente, de forma suave. Deberás repetir este proceso varias veces hasta encontrar el tacto perfecto. Durante los primeros intentos, observarás como las pastillas “resbalan” sobre el disco, y es ésto lo que se trata de evitar. La realización de estos pasos se deberá hacer por separado, primero con el freno delantero y después con el trasero o viceversa.

Así, las pastillas y el disco se comienzan a desgastar uniformemente, consiguiendo una frenada estable y predecible. En cambio, si con discos o pastillas nuevas, comienzas la ruta desde el principio con frenadas fuertes, los componentes se desgastan de forma irregular, dejando pequeños escalones en el disco que provocarán sonidos molestos en la frenada y un tacto irregular.

De esta forma... ¿no se está desaprovechando el material de los componentes? La respuesta es no, ya que se debe de eliminar la película superficial de pastillas y discos para que su funcionamiento sea correcto y su rendimiento sea óptimo.

Por tanto, si estás estrenando bici o le acabas de hacer un buen mantenimiento, no dudes en seguir estos pasos para poder obtener el máximo rendimiento de tus frenos nada más empezar la ruta.

x