5 razones para no vender (ni ahora ni nunca) tu rodillo

Con la llegada del buen tiempo y la recuperación, poco a poco, de la normalidad, habrá muchos ciclistas que piensen que no van a volver a usar jamás el rodillo y quieran venderlo. Sin embargo, no es buena idea. Te damos 5 razones para que no lo vendas.

5 razones para no vender (ni ahora ni nunca) tu rodillo
Autor Maillot J. Daniel Hernández
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia05/05/2020


Durante el tiempo que ha durado el confinamiento muchos ciclistas han descubierto el rodillo. Bien desempolvando el que tenían sin usar guardado en cualquier sitio o bien porque se lanzaron, rápidamente, a comprar uno antes de que se agotasen en todas las tiendas.

Sin embargo, con la posibilidad de salir a hacer deporte al aire libre y la rebaja en las medidas de confinamiento, muchos ciclistas piensan que sus horas de rodillo han terminado y se pueden plantear venderlo. Sin embargo, en Maillotmag pensamos que no es buena idea y te damos 5 motivos para que te lo quedes.

(Sigue el artículo ↓)

5 motivos por los que no debes vender el rodillo

1. Le podrás seguir sacando partido con el mal tiempo. Si dejamos de lado la crisis sanitaria que hemos pasado, es cierto que ahora llega la época del año más agradable para salir en bici. Buenas temperaturas, menos lluvias y más horas de luz son la combinación perfecta. Sin embargo, el invierno y las malas temperaturas volverán. Y si has conseguido coger una dinámica de entrenamiento con el rodillo ¿por qué no continuarla todos los otoños e inviernos?


Te puede interesar: 10 consejos para cuando vuelvas a coger la bici


2. Sigue siendo un complemento perfecto para entrenar. Aunque pudiésemos entrenar al aire libre todos los días y durante todo el día, y estuviésemos en una situación idílica, al rodillo le podemos seguir sacando partido. Para soltar las piernas los días de descanso activo, sin forzarnos, simplemente rodar y sudar un rato para activar la circulación de las piernas sin forzarlas. O para calentar antes de alguna prueba deportiva o actividad física más intensa. En definitiva, y ya que la inversión está hecha, mejor aprovecharla y sacarle todo el partido posible.

5 razones para no vender (ni ahora ni nunca) tu rodillo

3. Puede haber rebrotes de Coronavirus (u otras enfermedades). Es algo que nadie quiere, pero los expertos hablan de un posible rebrote de los contagios para otoño e invierno y necesitar, nuevamente, periodos de confinamiento. Incluso que se den repetidas veces hasta que no se haya conseguido y normalizado la vacuna. Por eso, guardar nuestro rodillo en casa es una red de seguridad por si se da esta situación que nadie desea.

4. Hemos descubierto el ciclismo virtual. Quizá sea el motivo más divertido y menos importante, pero tiene también su encanto. Muchos usuarios han descubierto el ciclismo virtual en plataformas como Zwift o Bkool, que han hecho mucho más apasionantes las horas de ciclo-entrenamiento. Incluso se han celebrado competiciones con profesionales sobre el rodillo.

Seguramente la afluencia de usuarios a estas plataformas bajará considerablemente en verano, pero… ¿quién no querría “quemar unos vatios” frente a ciclistas de, por ejemplo, Nueva Zelanda o Australia de vez en cuando?

5 razones para no vender (ni ahora ni nunca) tu rodillo

5. Si lo vendes ahora, lo venderás mal. Entre la cantidad de usuarios que se plantean venderlo y que las tiendas van a recuperar rápidamente stock, seguramente malvendas el rodillo y no saques por él una cantidad que merezca la pena. Esto, juego a todos los puntos antes expuestos y el rendimiento que todavía puedes obtener de él, nos hacen pensar que para eso es mejor que te lo quedes.

x