¿Por qué es tan importante el nuevo grupo de gravel XPLR de SRAM?

El gravel es imparable y las marcas lo saben. SRAM ya lleva tiempo apostando por adaptaciones de sus grupos principales para gravel, pero ahora con el XPLR nos ofrece un kit perfecto para nuestras bicis más polivalentes.

¿Por qué es tan importante el nuevo grupo de gravel XPLR de SRAM?
Autor Maillot Alberto Álvarez
Autor de la foto SRAM

Fecha de la noticia12/08/2021


En el año 2014 con la presentación del grupo SRAM CX específico de ciclocross, SRAM ya sentaba las bases de lo que iba a venir poco después con la irrupción del gravel en la escena del ciclismo mundial. Transmisiones de un solo plato con frenos de disco y casetes más grandes de 36 dientes. Ahora, el nuevo SRAM XPLR no es solo un grupo más, si no un conjunto de componentes que incluyen horquilla, transmisión, tija, ruedas y cambio trasero, que completan la oferta para gravel y las convierten en bicis todavía más capaces.

La línea que lo incluye todo

Con la nueva línea XPLR, SRAM da el paso necesario para tener controlados todos los componentes claves de una gravel, ofreciendo sobre todo un par de soluciones súper interesantes. Por un lado, la nueva horquilla Rudy de RockShox disponible en 30 y 40mm con bloqueo y un peso de 1,3kg y, por otro lado, la nueva tija RockShox Rever AXS XPLR que con 50 o 75mm de recorrido, cuenta además con un plus de amortiguación, cosa que hasta ahora no existía en la gama Reverb.

Línea de componentes SRAM XPLR para gravel

Además, los nuevos casetes de 12 velocidades de 10-44, el plato de anclaje directo disponible desde 38 a 46 dientes, las ruedas específicas Zipp 101 y los cambios específicos AXS XPLR, redondean uno de los kits más completos para gravel que puedes encontrar en el mercado.

Los puntos clave del nuevo SRAM XPLR:

 

  • Horquilla RockShox Rudy diseñada específicamente para gravel con recorridos disponibles de 30 y 40mm, y para rueda de 700x50. Pesa 1,3kg y está aprobada para ebikes. Cuenta con bloqueo. Precio: 869€.

Nueva horquilla Rudy de RockShox para gravel

  • La nueva transmisión XPLR cuenta con un casete de 10-44 y 12 velocidades en dos opciones: XG-1271 de 373 gramos y 225€, y XG-1251 de 412 gramos y 160€.

Nuevo casete de 10-44 de 12 velocidades SRAM XPLR

  • Todas las transmisiones AXS de SRAM, cuentan ahora con la opción XPLR, tanto en el Rival, como en el Force o el tope de gama RED.
  • La nueva tija RockShox Reverb AXS XPLR está disponible en 50 y 75mm de recorrido, pero además de servir como tija telescópica convencional, al bajarla un poco cuenta con cierta amortiguación. Su peso comienza en 567 gramos (350mm de largo con 50mm de recorrido). Su precio es de 600€.

Nueva tija RockShox Reverb AXS XPLR de SRAM para gravel

  • Zipp pone la guinda al pastel del XPLR con las ruedas Zipp 101 XPLR con pared única en carbono, 35mm de ancho y tan solo 15mm de profundidad. El peso en medida de 700 es de 1.665 gramos y en 650b de 1.590 gramos. El precio es de 1.840€ el par.
  • Los modelos de bielas Force y RED, siguen igual que antes, pero ahora el plato XPLR está realizado en una sola pieza y es de anclaje directo. Esto ahorra entre 32 y 35 gramos que los sistemas de un solo plato de SRAM que no son XPLR. Tienes platos disponibles entre 38 y 46 dientes.

Nuevos platos de anclaje directo del nuevo grupo SRAM XPLR de gravel

  • En cuanto a los cambios traseros, los modelos AXS Rival, Force y RED cuentan ahora con su versión XPLR compatible con los casetes de hasta 44 dientes. Estos cambios son solo compatibles con transmisiones de un solo plato y cadena flat-top de carretera (no se puede mezclar con otros componentes Eagle). El cambio Rival AXS XPLR cuesta 265€. El Force AXS XPLR, 652€ y el RED AXS XPLR, 685€.

Foto de acción del nuevo grupo SRAM XPLR de gravel

La importancia en el mercado del SRAM XPLR

SRAM no está solo en el mercado y lo sabe. Shimano con su grupo específico de gravel GRX o Campagnolo con su Ekar, son una competencia tan directa, que SRAM se ha tenido que ‘sacar de la manga’ soluciones como la horquilla de suspensión o la tija específicas, que sin ser componentes necesarios para el gravel, si que pueden significar un punto de atracción para muchos de los que hacemos gravel y queremos que la bici sea todavía más capaz en terrenos duros.

Para todos los que no necesitéis horquilla o tija específica, el resto de componentes XPLR como el casete de 10-44, los platos de anclaje directo o las ruedas Zipp 101, son opciones muy interesantes porque aportan soluciones muy útiles para el gravel, todo ello dentro del entorno SRAM.

Foto de acción del nuevo grupo XPLR de SRAM para gravel

Lo interesante del XPLR más allá de los beneficios que aportan a las gravel, es que SRAM, como han hecho el resto de fabricantes, siguen evolucionando sus gamas de gravel con componentes cada vez más específicos y que con el tiempo van a ayudar a que el gravel mejore en la práctica. Esto va a signifcar que no solo SRAM va a seguir avanzando con su gama XPLR, si no que los fabricantes de bicis podrán montar toda la serie de componentes de una misma marca en sus bicis, para poder ofrecer opciones de gravel de diferentes marcas, para que elijamos la que mejor se adapta a nuestras necesidades.

Esto además ayudará a que salgan más sub-gamas de gravel en los diferentes fabricantes, a precios más asequibles, pero heredando la máxima tecnología. Buenas noticias para el gravel y para todos los que lo practicamos.

x