5 cosas que no debes hacer a tu ebike | Giant e-Bike Academy

Vamos a analizar algunos factores que pueden acortar la vida de nuestra ebike y que, por tanto, conviene evitar ¡Toma nota!

Facebook
Twitter
Whastapp
Autor Maillot Redacción
Visualizaciones789 vistas

Fecha de la noticia 18/05/2023


Bienvenidos al segundo capítulo de la Giant #eBikeAcademy, una serie de vídeos para todos los que acaban de llegar al mundo de la bicicleta eléctrica o están pensando en hacerlo.

Hay muchos vídeos y artículos con consejos para hacer un correcto mantenimiento de tu bicicleta en general y de la ebike en particular. En MTBpro y MaillotMag, de hecho, ya hemos publicado unos cuantos.

Pero en este vídeo queremos ir “al grano”. Os queremos mostrar 5 situaciones o comportamientos, un tanto dudosos, con los que podemos reducir drásticamente la vida de nuestra ebike.

1.- No cuidar la batería

La vida de una batería no se mide en kilómetros recorridos, sino en ciclos de carga realizados. Dependiendo de la batería y del fabricante, las baterías pueden tener entre 500 y 1000 ciclos de uso. Pero hay cosas que pueden condicionar que nuestra batería aguante más o menos ciclos de carga. Cuánto más la cuidemos, más ciclos efectivos tendremos.

Un punto importante es como la cargamos. Las baterías actuales no tienen “efecto memoria”, por lo que podemos cargarlas cuando está, por ejemplo, al 50% sin problema. Ante la duda, la cargas y te quedas tranquilo. Precisamente lo que no se recomienda es apurarlas o agotarlas del todo.

5 cosas que no debes hacer a tu ebike

También debes evitar dejar la batería conectada al cargador horas después de que esté completamente cargada. Algunos cargadores se desconectan solos, pero otros no. En estos casos, os recomendamos estar atentos o usar un temporizador.

Otra recomendación es esperar un poco antes de cargar la batería después de llegar de ruta. Conviene dejar tiempo para que las células de carga pasen de estado de “descarga” al estado de “carga”. Además, si acabamos de montar y  hace mucho frío o mucho calor, conviene esperar a que la temperatura de la batería se normalice.

¿Dónde guardas la batería de tu ebike? Casi todos los fabricantes recomiendan temperaturas mínimas y máximas de almacenaje. Esos datos suelen estar incluidos en los manuales de instrucciones. En todo caso, y por ponerlo fácil, lo ideal es que la batería o la bici no se guarden en un lugar muy frío y húmedo. Tampoco en un lugar con temperaturas extremadamente altas. Esto es especialmente importante si vas a tener tu ebike o tu batería guardada ahí durante mucho tiempo. El calor extremo puede afectar muy negativamente, tal y como te contamos en este artículo.

En este sentido, si vamos a dejar la batería “hibernando” -si no vamos a montar en bici durante dos o tres meses, por ejemplo- es mejor dejarla entre el 20% y el 80% de la carga, nunca dejarla que se descargue del todo o llevarla al 100%.

2.- Baterías “artesanales” y cargadores “nisu”

Las baterías son caras y sensibles. Y son parte fundamental del sistema de pedaleo asistido. No te la juegues usando baterías que no están homologadas o recomendadas por el fabricante del motor o de la ebike. En este caso, no solo podemos estropear nuestro motor sino que además debemos tener muy presente el peligro de incendio. La mayor parte de los incendios asociados a ebikes o patinetes eléctricos están ligados a baterías de poca calidad o caseras, instalaciones no homologadas, etc.

También debes tener mucho cuidado con cargadores que no sean del fabricante del motor y no suele ser buena idea utilizar cargadores universales. Lo mismo ocurre con los “range extender”. Si la bici está preparada para ello y contamos con el de la marca, perfecto. Si no, no es recomendable.

3.- Agua a presión

Las ebikes han evolucionado muchísimo en la protección frente al agua. Pero, seamos claros, el agua y la electricidad nunca se han llevado bien. Por tanto, aunque nuestra ebike sea de última generación evitemos el agua a presión en motor, conexiones y mandos. En cualquier caso, y pensando en todo tipo de bicis, te recomendamos que sigas estos consejos a la hora de lavar tu bicicleta y no cometer ciertos errores que lo pueden arruinar todo.

Tampoco son recomendables los vadeos de grandes charcos o ríos. Aunque el motor esté protegido y sea estanco, inundar por encima de las conexiones nunca será buena idea.

4.- Trucar la ebike

Tenemos un vídeo completo sobre este tema tan polémico. Tanto si lo hacemos de manera “artesanal” como si contamos con ayuda externa… Debemos tener en cuenta que en caso de que algo falle es más que probable que la mayoría de los fabricantes nos denieguen la garantía.

Trucarla también puede afectar a la vida útil de la batería y de otros componentes. De verdad, no es buena idea.

5.- Subirla al portabicis…

Al menos, subirla al portabicis sin conocer el peso máximo que soporta el portabicis y cada uno de sus railes.

Sobre este asunto tenemos otro vídeo que hicimos precisamente para #GiantAcademy. En todo caso, es importante que tengáis en cuenta que algunos portabicis de techo tienen límites de peso de 16 o 18 kg. Si subis una ebike de más de 20 kilos os la estáis jugando. En cualquier caso, y si tienes dudas, te recomendamos leer este artículo sobre la forma de llevar correctamente cualquier bici en el portabicis.

Si lo piensas bien, es interesante ver que las ebikes no necesitan un mantenimiento mucho mayor que cualquier bici de gama media o alta. De hecho, muchos de sus componentes no tienen un mantenimiento específico y la vida de las baterías ha ido mejorando notablemente. En cualquier caso, sí que os recomendamos tener en cuenta los consejos que os hemos dado para asegurar su máxima durabilidad y ahorrar en dinero y disgustos.

¿Quieres estar al tanto de todas las novedades de Maillot Mag?
Suscribete a nuestro newsletter para no perderte el mejor contenido relevante, novedades, opinión, podcast, etc.