Siete consejos para evitar el robo de tu bicicleta

Llevar una bicicleta poco llamativa, personalizarla, utilizar un candado adecuado o dejarla siempre en zonas transitadas, son algunas de las claves que tienes que saber para evitar el robo de tu bicicleta.

Cómo evitar el robo de tu bicicleta
Autor Maillot Laura Rincón
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia28/11/2021


Uno de los problemas más temidos cuando uno se inicia en el ciclismo urbano es que te roben la bicicleta. Bueno, y para los que no se inician también. De hecho, los robos de bicicletas es uno de los motivos principales por los que la gente no usa la bici como medio de transporte habitual o por lo que dejan de usarla.

Al fin y al cabo, la bici se convierte en tu medio de transporte y pasa a ser una parte esencial de tu día a día. A nadie nos gusta que nos roben, pero menos algo que es clave para que podamos seguir con nuestra rutina.

En este artículo te vamos a dar siete consejos para evitar robos.

Canda la bicicleta

Confiar en los buenos actos de los seres humanos suena muy bien. Sin embargo, el mundo no es tan maravilloso. Si no quieres que te roben la bicicleta, la regla número uno es candarla. Existen diferentes tipos de candados entre los que podrás escoger según el tipo de bicicleta que tengas, el dinero que quieras invertir en él y dónde tengas pensado atarla habitualmente.

Deja tu bici en un lugar transitado

Aunque pueda parecer que un sitio tranquilo por el que no pase mucha gente es una buena opción para dejar tu bicicleta, no es así. Siempre va a ser más seguro aparcarla en ua zona con bastante tránsito de gente, donde un ladrón podrá ser descubierto fácilmente en el caso de que le entren ganas de quedarse con tu bicicleta.

Bicicletas aparcadas

Sempre que sea posible, cuando hagas una parada en un bar, cafetería o restaurante, déjala en un sitio desde donde puedas verla.

De noche, aparca en una zona iluminada

Si te ves obligado a dejar tu bicicleta por la noche en la calle, lo mejor que puedes hacer es evitar aquellas vías que tengan muy poca iluminación, es mejor que busques donde abunde el alumbrado.

Sombra de bicicleta

Si dejas la bicicleta en zonas muy oscuras, los cacos tendrán más libertad para robártela ya que será más complicado que sean vistos y podrán mimetizarse con el entorno con mayor facilidad. Una plaza o una calle principal pueden ser una buena opción.

Evita los cierres rápidos en las ruedas o en el sillín

Los cierres rápidos en el sillín o en las ruedas de las bicicletas son muy cómodos, no lo vamos a negar. Cuando tienes que arreglar un pinchazo o desmontarla para transportarla, por ejemplo. O si quieres cambiar la altura. Pero seguro que alguna vez has visto por la calle alguna bicicleta a la que le falte el sillín, una rueda o, lo que es peor, las dos. Esto sucede cuando las ruedas o el asiento tienen este cierre rápido, el ladrón, si es ágil, puede quitarlo en apenas unos minutos.

Si no quieres prescindir de ese cierre rápido, es recomendable que siempre ates ambas ruedas con el candado, por ejemplo, al cuadro de la bic y te lleves el asiento contigo. A veces, un solo candado no va a ser suficiente. En este articulo hablábamos de cómo candar la bicicleta correctamente.

Utiliza una bicicleta económica

Si tienes una bicicleta cara, de gama alta, ya sea de competición o la que utilizas para tus salidas Gravel, de carretera o de montaña, te recomendamos que no la utilices para moverte por la ciudad. Ese tipo de bicicletas están pensadas para no dejarlas al aire libre durante mucho rato ya que son un caramelito para los ladrones. A no ser que siempre te muevas tengas un sitio seguro donde dejarla, va a ser mejor que pienses en tener una segunda bicicleta para la ciudad.

Bicicletas aparcadas

A priori puede parecer una inversión, pero no vas a necesitar una bicicleta cara. De hecho, lo mejor es que te hagas con una bicicleta económica y discreta que no llame la atención. Si no llama la atención de los demás tampoco el caco se fijará en ella.

Evita los colores llamativos

Todos nos fijamos en aquellas cosas que tienen un color llamativo. Nos gusta, nos llama la atención, nos acercamos, curioseamos… Somos así. Si tenemos buena intención, no pasa nada. Seguro que si eres amante del ciclismo en más de una ocasión te has parado a mirar una bicicleta pero bueno, ahí se ha quedado la cosa.

No todo el mundo es igual y no todo el mundo tiene esa intención. Los ladrones también se fijan más en esas bicicletas de colores llamativos pero, en vez de acercarse a curiosear, se acercan a ver cómo está atada y cómo de fácil o de difícil es hacerse con ella.

Personaliza tu bicicleta

Otra forma de evitar que te roben la bicicleta es personalizándola. Si tu bici lleva algo que la haga única y muy reconocible, los ladrones no van a querer quedarse con ella, ya que en el momento que la denuncies va a ser muy sencillo saber cuál es.

Bicicleta aparcada

¿Cómo puedes personalizarla? Tienes varias opciones: ponle una cesta, puede parecer una tontería, pero si llevas una cesta reconocible, será mucho más fácil identificarla en el caso de que desaparezca. También puedes hacerle una señal que la haga perfectamente reconocible.

Seguir estos consejos te permitirá ahorrarte un susto cuando vayas a recoger tu bicicleta tras dejarla aparcada en la calle. Cuantas más precauciones tomes, más complicado será que te roben la bici.

x