Candados para bicicleta: tipos y usos

Los candados para bicicleta son nuestros ángeles de la guarda cuando dejamos nuestra bici aparcada en algún sitio. Pero, hay varios tipos de candados y cada uno tiene características diferentes. A continuación te contamos los tipos de candado de existen.

Tipos de candados
Autor Maillot Iván Tomas Bayón
Autor de la foto
Archivo, Abus, Trelock

Fecha de la noticia17/09/2020


Puede ser que un candados para bicicleta sea lo último que se nos venga a la cabeza en comprar cuando pensemos en salir a montar en bici. Pero para aquellos que practicamos ciclismo urbano y dejamos las bicis aparcadas fuera de nuestro control, son esenciales.

A la hora de dejar la bici aparcada en cualquier sitio, donde no podemos estar pendientes de ella, corremos el riesgo de que nos puedan robar la bici o partes de ésta. Por lo tanto, hay que invertir un poco de dinero en seguridad para evitar posibles problemas. Un candado para bicicleta es la solución.

En el mercado podemos encontrar gran variedad de candados para bicicleta. Cada uno de ellos tiene características diferentes, y dependiendo de el uso que le vayas a dar, te convendrá comprar uno u otro.


Te puede interesar: Guía de compra: consejos sobre bicis urbanas


(Sigue el artículo ↓)

Candado de U

Uno de los candados para bicicleta clásicos, el que tiene forma de U. Por lo general, suelen ser una barra de metal con forma de U, unida en la parte superior por otro trozo de metal. Cuando se introduce la llave o la contraseña del candado, ésta barra de metal se desengancha de los brazos de la U, permitiendo meter dentro del perímetro que forma la estructura el objeto que quieras enganchar y el objeto donde lo quieras enganchar.

Este tipo de candados para bicicleta te permitirá enganchar una rueda y el cuadro a la vez a un objeto. Sin embargo, por lo general estos candados no suelen ser muy grandes, por lo que solo podrás engancharlos a objetos que no sean muy anchos, como por ejemplo una valla, una señal, un árbol cuyo tronco no sea muy ancho, y por lo general a cualquier parking de bicis. También existen algunos modelos más grandes, pero cuanto más tamaño más peso y más difícil será llevarlos encima.


Te puede interesar: Diferencias entre fixie y singlespeed


(Sigue el artículo ↓)

Candado en espiral

Candado de espiral

Los candados de espiral quizás sean los más cotidianos hoy en día entre los candados para bicicleta. Los puedes llevar en cualquier sitio de tu bici enganchados sin que apenas molesten. Además, al ir en forma de muelle, se pueden estirar, y conseguir que un candado que a priori ocupa poco enganche a una o varias bicis.

Este tipo de candados para bicicleta funcionan de forma muy simple, en un extremo del muelle tienen un enganche y en el otro una pieza que engancha. Para soltarlo, dependiendo del candado, se hará con una llave o con un pin. Este tipo de candados es muy útil para enganchar varias bicis a la vez o poder enganchar ambas ruedas y el cuadro a un objeto. Además, en comparación con el de U, te permitirá enganchar tu bici a objetos de mayor tamaño.


Te puede interesar: Test: Candado BBB MiniSafe


(Sigue el artículo ↓)

Candado cadena

Cadena

Una cadena quizás no sea lo más cómodo a la hora de llevarla encima, pero a la hora de la seguridad, es muy eficaz. Dependiendo del grosor de los enganches de la cadena, ésta pesará más o menos, pero por lo general si es más gruesa, será más resistente.

Una cadena no es difícil de enrollar en nuestras bicis o de meterla en una mochila, eso si notarás un gran aumento de peso. Dependiendo de la longitud de tu cadena podrás enganchar la bici a casi cualquier objeto, utilizando un candado clásico para cerrar ambos extremos de la cadena.

Candado articulado

Candado articulado

Este tipo de candados para bicicleta es uno de los más modernos. Consiste en unas láminas muy resistentes al corte que se despliegan formando una especie de cadena. Cuando estas láminas están plegadas, adoptan una forma parecida a una multiherramienta, que ocupa poco y es fácil de guardar en cualquier bolsa o bolsillo. Funciona como un candado de espiral, donde un extremo se engancha a otro y solo se podrá soltar mediante un pin o una llave.

Todos estos candados para bicicleta no sirven de nada si no sabemos candar nuestra bici en condiciones. Por lo tanto, échale un vistazo al siguiente artículo para tener unas nociones básicas para hacerlo correctamente. 


Te puede interesar: Cómo candar tu bici correctamente


Estos son algunos de los candados más eficaces y comunes que existen hoy en día. Así que hazte con alguno de ellos si no quieres llevarte un susto cuando dejes la bici a solas en la calle.

x