¿Qué tiene de especial la ropa para gravel?

O dicho de otra forma... ¿es necesaria una equipación específica para practicar esta disciplina? Necesaria, como tal, no... pero sin duda te va facilitar mucho las cosas a la hora de disfrutar de tu ruta por las pistas. Te contamos por qué.

¿Qué tiene de especial la ropa para gravel?
Autor Maillot Víctor Marcos
Autor de la foto
Archivo/Marcas

Fecha de la noticia02/06/2022


Muchos de vosotros ya sabéis que en Maillot somos firmes defensores -y practicantes- del gravel, esa disciplina que 'apareció' en el mundillo ciclista hace unos años, que ha llegado para quedarse, y que nos permite combinar carretera, pistas y caminos de una forma diferente y, sobre todo, eficiente.

Y entrecomillamos lo de 'apareció' porque el gravel no es algo nuevo. De hecho, muchos hablan de él como el ciclismo original, cuando sólo el 10% de las carreteras estaban asfaltadas. Pero, más allá de ese debate y otros, como el de 'eso ya lo hacíamos con la MTB´, lo que resulta innegable es que el gravel es una realidad, tanto en las pistas como en el sector de la bici. Basta con comprobar datos palpables, como los proporcionados por AMBE en su Informe Anual 2021, donde se recoge que la venta de bicis gravel se había quedado solo a 20.000 unidades de las bicicletas de carretera.

Y junto a las bicicletas, las marcas de equipamiento y accesorios también se han puesto las pilas en los últimos años con prendas y productos específicos para gravel ¿Y solo sirven para gravel? Obviamente, no. Son válidos también para todos aquellos que quieran hacer MTB o carretera de una forma más lúdica y relajada, dejando a un lado la velocidad y disfrutando del trayecto.

En el caso de la ropa, basta con echar un vistazo a sus características comunes, más allá de las particularidades de cada firma, para comprender un poco mejor la singularidad del gravel

Comodidad, ante todo

Los patrones de la ropa de gravel prioriza claramente la comodidad frente el rendimiento. Por ello, es habitual encontrar maillots con cortes más holgados, no tan ajustados como los de carretera o XC, y que además -porque no decirlo- favorecen a todos aquellos que no tenemos una figura 'slim fit' como los pros.

En cuanto a los culottes, cada vez es más frecuente su alternancia con pantalones cortos holgados, tipo 'baggy' o 'cargo', sin llegar a la anchura de los de trail o enduro, pero lo suficientemente cómodos como para afrontar largas rutas en tu bicicleta de forma cómoda y ventilada.

Bolsillos y más bolsillos

Y es que, si hablamos de pantalones tipo 'cargo', hablamos de bolsillos, claro está. Bolsillos que nos sirven para llevar siempre a mano objetos como el móvil, documentación, algo de comida. Incluso, en culottes ceñidos diseñados para gravel -y carretera-, el bolsillo de rejilla lateral ya es un habitual en la práctica totalidad de las marcas. Una idea que resulta especialmente práctica a la hora de llevar algo de comida al alcance, como barritas energéticas, y que luego sirve para guardar los envoltorios hasta que lleguemos a una papelera o cubo de basura.

Los maillots o camisetas de gravel también suelen contagiarse de esa proliferación de bolsillos: aparte de los tres habituales de la espalda, seguro que encontrarás uno o dos ocultos con cremallera en los laterales, y alguno frontal.

Resistencia y durabilidad

Gravel es sinónimo de largas jornadas sobre la bicicleta, por (casi) todo tipo de terrenos, desde carreteras descarnadas hasta pistas de tierra y, por qué no, algún que otro camino o sendero más intrincado. Por lo que, generalmemte, se trata de prendas 'a prueba de bombas' y que, con los cuidados de limpieza y lavado adecuados, nos pueden durar mucho tiempo en el armario.

Estilo 'casual'

Actualmente, en muchos catálogos de ropa ciclista, dentro del apartado 'gravel', podemos encontrar prendas que fácilmente vestiríamos por la calle, un día normal, por ejemplo, para ir al trabajo -otra vertiente de las bicis de gravel, por cierto- o llevar los niños al colegio. Por ejemplo, camisas de manga corta con botones o pantalones cortos con más apariencia de 'chino' o 'jeans' que de short ciclista.

Pero que no os engañen... incluso esas prendas están diseñadas para que, a la hora de subirte a la bici, puedas pedalear con total comodidad y libertad de movimientos.

Complementos 'ad hoc'

Vale que muchos de los complementos que usan los 'graveleros' proceden de otras disciplinas como el cicloturismo o el MTB, pero a nosotros nos parecen especialmente útiles a la hora de emprender una ruta de gravel... y no digamos ya si nos ponemos en modo 'bikepacking'.

Hablamos, por ejemplo, de las bolsas de manillar -denostadas por unos, 'hipsterizadas' por otros...- que nos permiten llevar documentación, cámara de fotos, algunos recambios, comida e, incluso, algo de ropa adicional (chaleco, chubasquero...) por si acaso.

Con algo menos de capacidad, pero igualmente prácticas y cómodas, las riñoneras procedentes del MTB son cada vez más habituales entre los ciclistas de gravel.

x