La apuesta de París por convertirse en la ciudad de los ciclistas

Con la presentación del Plan París Velo 2021-2026, la capital francesa dará un giro a la ciudad apostando por la movilidad sostenible y la bicicleta como medio de transporte habitual para sus habitantes.

La apuesta de París por convertirse en la ciudad de los ciclistas
Autor Maillot Laura Rincón
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia16/11/2021


La capital francesa, que ya presentó un gran avance durante la pandemia en cuanto a ciclismo urbano se refiere, continúa su transformación. Para ello, el Plan Paris Velo ha incrementado el presupuesto en 250 millones de euros.

Con el avance del coronavirus, París supo aprovechar el boom de la bicicleta y la gran importancia que tomó en la vida de los parisinos. Así que cuando las cosas funcionan y las ciudades mejoran, no tiene sentido cambiar la estrategia, si no apostar por ella.

El objetivo del Plan Velo 2021-2026 es, por supuesto, darle un giro de 180º a la movilidad de París: reducir el tráfico motorizado y, a cambio, fomentar el ciclismo, los desplazamientos a pie y el transporte público.

Para conseguir ese objetivo, París se habrá tenido que convertir en 2026 en un ciudad totalmente ciclable, en la que todos, incluidos los niños, puedan circular de manera segura por las calles de la capital francesa en sus desplazamientos diarios.

Construcción de carriles bici

Ya se ha adelantado algunos de las mejoras que se van a incluir para convertir a París en una ciudad envidiable, se construirán 180 kilómetros nuevos de carriles bici segregados de doble dirección, 50 de esos kilómetros son actualmente “coronapistes”, es decir, infraestructura temporal que surgió con la pandemia, que se va a convertir en infraestructura permanente.

Torre Eiffel

Si nos fijamos en las ciudades mejor consideradas para pedalear, como Copenhague o Ámsterdam, todas ellas tienen algo en común: cuentan con infraestructura ciclista segura y segregada. Así se han conseguido los cambios, incitando a todo tipo de personas a sumarse a la bicicleta, haciéndoles sentir seguros. Y así lo está haciendo París.

La impulsora, Anne Hidalgo

Es evidente que el mayor crecimiento del ciclismo en la ciudad de Parías ha sido durante el mandato de Anne Hidalgo, su alcaldesa. Le ha dado un buen empujón, ha cambiado el modo de moverse por la ciudad y ha sabido aprovechar las oportunidades que le ha brindado la pandemia.  Sin embargo, en la candidatura anterior, los políticos a favor del ciclismo promovieron la Vélopolitain, una propuesta para duplicar las líneas de metro, por la superficie, con carriles bici dibujados en el suelo. La nueva Vélopolitain de París, además va a incluir la RER-Vélo, una ruta ciclista que va a unir Ile-de-France con la capital y que garantizará también carriles bici con los municipios vecinos y de esta manera descongestionar las carreteras.

Velopolitain

Para 2026, no habrá más rutas ciclistas en las que las bicicletas tengan que mezclarse con los vehículos motorizados, ni carriles bici que de repente desaparezcan, ni otros muchos impedimentos que hace que algunos ciclistas no se sientan cómodos circulando por la ciudad. La red ciclista será continua, cómoda y segura, con rutas interconectadas y prioritarias que permitan a ciclistas de todas las edades y niveles hacer de la bicicleta su modo de viaje diario.

Atasco en Parías

Para garantizar el éxito, el ayuntamiento cuenta con la colaboración de la policía, de las empresas de transporte público, asociaciones ciclistas y asociaciones de comerciantes para poder tener, entre todos, un enfoque conjunto.

Robos y estacionamientos seguros

También van a tener en cuenta el robo de bicicletas, una de las razones principales por la que los ciclistas, en muchas ocasiones, dejan de moverse por la ciudad en este medio de transporte. Para ello, van a construir 120.000 parkings seguros para bicicletas, algunos públicos y otros privados. De todos ellos, alrededor de 40.000 estarán destinados a mejorar la intermodalidad con transporte público y con el tren.

Bicicletas en París

Como las casas en París, igual que en la mayoría de grandes ciudades, tienen un tamaño limitado, también se van a instalar cobertizos públicos seguros en las calles residenciales. Y como quieren fomentar el uso de todo tipo de bicicletas, no solo de las convencionales, habrá unos mil estacionamientos especialmente pensados para bicicletas de carga, que cada vez son más habituales y una buena alternativa a los coches y, posiblemente, con las nuevas infraestructuras, su uso se verá aún más incrementado.

Nueva normativa para los vehículos

El nuevo plan reconoce que uno de los problemas es el uso compartido del espacio entre vehículos a motor y bicicletas y admite que existe una competencia por el uso del espacio público donde hay que darle a los peatones más privilegios. Por ello, van a definir de una manera más clara entre los diferentes medios de transportes.

La educación, también cuenta

Como parte del plan, van a incluir en los colegios de París formación en educación vial y mejorarán la educación ciclista, garatizarán que todos los niños aprenden a moverse en bicicleta y, también, a hacer el mantenimiento básico. Uno de los principales objetivos en términos de educación es que todos los niños, una vez que acaben la escuela primaria, reciban un “permiso para viajar en bicicleta” y, así, cuando estén en secundaria, estará garantizado que pueden moverse de manera autónoma y segura por la ciudad.

París va a cambiar, ya lo ha hecho. Si has estado dos o tres años sin visitarla, la próxima vez que vayas casi no la vas a reconocer. Están apostando por la movilidad activa y sostenible. Están invirtiendo, están cumpliendo los plazos y están diseñando una infraestructura segura e interconectada que asegure la facilidad a la hora de moverse en bicicleta. Lo están haciendo bien.

x