Descubriendo 'Montañas Vacías' con las Cervélo Rouvida y Áspero

Gravel con mayúsculas

Facebook
Twitter
Whastapp
Autor Maillot Víctor Marcos
Autor de la fotoBicimax/Tropycal Films

Fecha de la noticia 10/07/2024


Probamos las dos bicicletas de gravel de la marca canadiense, la eléctrica Rouvida y la rácing Áspero, pedaleando durante dos jornadas por algunos de los parajes más inhóspitos de la Sierra de Albarracín (Teruel).

Descubriendo 'Montañas Vacías' con las Cervélo Rouvida y Áspero

No descubro nada si afirmo que nuestro país es un auténtico paraíso para la práctica de todo tipo de ciclismo. La diversidad geográfica, natural y paisajística de la Península Ibérica hace que en espacios relativamente pequeños podamos disfrutar de recorridos diversos y variados. Y ya si hablamos de gravel, las posibilidades son inmensas.

Por todo ello, es de agradecer que una marca como Cervélo, a través de su distribuidor en España, Bicimax, escoja un destino como Montañas Vacías para darnos a conocer sus bicicletas de gravel, la Rouvida (primera e-bike fabricada en la historia de la firma) y la Áspero.

Te puede interesar...

Entrevista a Ernesto Pastor, creador de 'Montañas Vacías' | #HéroesDel Sendero

Descubriendo 'Montañas Vacías' con las Cervélo Rouvida y Áspero
Descubriendo 'Montañas Vacías' con las Cervélo Rouvida y Áspero

Gracias a la experiencia previa de nuestro compañero Antonio del Pino y el viaje de ‘bikepacking’ que realizó por este territorio, a caballo entre las provincias de Teruel, Cuenca y Guadalajara, hace unos tres años, teníamos el ‘gusanillo’ en el estómago por descubrir a pedales uno de los territorios más despoblados y bellos de nuestra geografía. Y la realidad, sin duda, superó las expectativas.

Tomando como base de operaciones la preciosa localidad de Albarracín (Teruel), y en compañía del equipo de Bicimax, la marca congregó a un reducido grupo de periodistas especializados para probar sus dos modelos de gravel, presentados entre los meses de diciembre y abril, pero que no habíamos podido ‘catar’ hasta ahora. En definitiva, un ‘Gravel Break’ perfecto para desconectar de la rutina, disfrutar de la naturaleza, la buena compañía… y probar nuevas bicis.

Cervélo Rouvida, e-gravel polivalente y aventurera

Comenzando por la que se ha convertido en la primera e-bike diseñada y fabricada por la marca canadiense en su historia, la Cervélo Rouvida es heredera directa, en cuanto a diseño, de modelos de carretera como la polivalente Soloist o la ‘gran fondo’ Caledonia, con la que guarda un notable parecido.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

Hablamos de un cuadro de fibra de carbono y horquilla del mismo material, donde no se han escatimado recursos para lograr una integración simplemente perfecta de todos los componentes, desde el motor y la batería (de los que hablaremos más adelante), hasta el cableado interno, sin olvidar ciertos detalles ‘aero’ como la magnífica integración del tubo de la dirección con la horquilla.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

Un cuadro… y dos geometrías, gracias al sencillo Trail-Mixer ubicado en las punteras delanteras, y que permite cambiar el avance y la altura del tren delantero, además de modificar el paso de rueda: 34 mm en una posición y unos teóricos 43,5 mm en la otra (en la práctica son más). Esto se traduce en cuatro montajes, dos enfocados a la carretera y otros dos al gravel, sin olvidar que el usuario puede ‘jugar’ con ese flip-chip cuando lo estime oportuno si quiere modificar el comportamiento de la bicicleta.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

En el caso de la versión gravel que pudimos probar el primer día, el montaje tope de gama equipado con SRAM Force XPLR AXS, ruedas Reserve de carbono (40 mm de perfil delante y 44 mm detrás), y tija telescópica SRAM Reverb AXS, nos encontramos con una geometría enfocada a la comodidad y la estabilidad, con un reach en talla M de 371 mm, stack de 561 mm, vainas de 425 mm y una distancia entre ejes de 1.010,5 mm. Respecto a la versión de carretera, aquí tenemos un stack 7 mm más alto y un reach 5 mm más corto.

Descubriendo 'Montañas Vacías' con las Cervélo Rouvida y Áspero
Descubriendo 'Montañas Vacías' con las Cervélo Rouvida y Áspero

En cuanto al sistema de asistencia, Cervélo ha recurrido al motor Fazua Ride 60 asociado a una batería interna de 432 Wh que, ahora sí, se puede ampliar con el recién presentado Range Extender de la marca, de 215 Wh y poco más de un kilo de peso, y que pudimos ver en Eurobike. Cuando probamos la bici, Fazua todavía no lo había presentado… pero nos anunciaron que llegaría.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

Con un peso de solo 1,96 kg para el motor y 2,3 kg para la batería interna, los 60 Nm de par del Ride 60 dan mucho de sí, con una asistencia natural, progresiva y poco intrusiva, articulada a través de cuatro modos de asistencia: Breeze, River, Rocket y Boost, este último capaz de entregar hasta 450 vatios de manera constante durante 12 segundos. Unos modos que podemos cambiar tanto a través del display situado en el tubo superior, donde también tenemos un puerto de carga USB-C, como con los pequeños pulsadores ubicados en la cara interna del manillar, a la altura de las manetas. La personalización completa del sistema, como en motores anteriores, se puede realizar a través de la app Fazua Connected.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

En cuanto al resto de componentes, y además de la eficiente transmisión SRAM Force XPLR AXS 1x12 y la tija telescópica Reverb de la misma marca, destaca el cómodo manillar de carbono propio de Cervélo y, sobre todo, el juego de ruedas Reserve 40/44 que aportan una calidad de rodadura y velocidad en llano fuera de toda duda.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

Al respecto de las ruedas, todas las Rouvida de gravel llegan de serie con neumáticos de 40 mm, una medida que se nos antoja un poco escasa a la hora de aportar seguridad, resistencia y confort en todo tipo de recorridos. De hecho, como os contaré a continuación, desde Bicimax optaron sabiamente por montarnos unos Kenda Alluvium Pro de 45 mm, mucho más acordes con una e-gravel ligera y aventurera como ésta, por cierto, con un precio final de 10.870 euros. Por debajo, la marca ofrece un montaje más asequible equipado con Shimano GRX mecánico de 12 velocidades, y ruedas Fulcrum de aluminio, por 6.930 euros.

En acción con la Cervélo Rouvida

Montañas Vacías y, en concreto, la zona de la Sierra de Albarracín, es un terreno exigente y diverso, donde en apenas unos kilómetros pasas de rodar por pistas perfectamente asentadas y páramos infinitos, hasta caminos forestales entre moles rocosas donde las piedras asoman entre la grava y requieren de cierta precaución, sobre todo en los descensos, para no acabar pinchando o reventando una rueda. De ahí que la decisión de montar los neumáticos de 45 fuera tan acertada. Y aún así, no nos libramos de algún ‘pellizco’.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

Partiendo de la propia localidad de Albarracín, y cogiendo altura rápidamente por las calles del pueblo, nos adentramos en una ruta de aproximadamente 60 km y 1.200 metros de desnivel en los que, como digo, encontramos todo tipo pistas y caminos. Pero sobre todo, una sensación de paz y aislamiento que hizo de la ‘experiencia Rouvida’ algo realmente especial.

La Rouvida es una bicicleta para gozar del gravel sin prisas, durante muchas horas, de forma confortable gracias a su equilibrada geometría. Pero también es capaz afrontar zonas más técnicas con seguridad merced a su estabilidad global y a componentes, en este caso, como la tija telescópica.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

Pero si quieres ‘atizarte’ por encima de los 25 km/h, la Rouvida también da la talla sin apenas transmitir sensación de ‘lastre’ (como mucho, al iniciar un sprint), apoyada además en las magníficas ruedas Reserve. De hecho, debido al retraso que acumulamos en ruta por algún pinchazo y, sobre todo, porque era inevitable detenerse a disfrutar del paisaje y hacer fotos como locos, los últimos 15 km de ruta los realizamos ‘a fuego’, por carretera, para evitar que se nos echara la noche encima… y os puedo asegurar que rodamos muy rápido, por encima de los 35 km/h hasta llegar a Albarracín de nuevo… sin pensar que llevas un motor ‘apagado’ entre las bielas.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

El sistema Fazua Ride 60 parece estar diseñado expresamente para la Cervélo Rouvida, con un funcionamiento suave y progresivo, lo que favorece el pedaleo natural y una experiencia ‘ciclista 100%’, gracias a detalles como los pequeños pulsadores escondidos en la parte interna del manillar y que permiten cambiar de modo sin tener que soltar las manos. Y digo ‘escondidos’, literalmente, porque son tan reducidos y están tan bien integrados, que en zonas técnicas o muy bacheadas te puede costar encontrarlos.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

En cuanto a la autonomía, y teniendo en cuenta que aquí juegan muchas variantes (peso del ciclista, modos empleados, desnivel acumulado…), os puedo confirmar que con mis 72 kg de peso finalicé la ruta (recordad, unos 60 km con 1.200 metros de desnivel), todavía con un tercio de la capacidad total de la batería, después de haber usado sobre todo los modos iniciales Breeze y River, con los que el Fazua Ride 60 aporta ya la suficiente energía como para salvar rutas de gravel de este tipo. Seguro que a los modos Rocket y Boost se le puede sacar mucho más partido en e-mtb ligeras como la Focus VAM2 SL 9.0 que recientemente probó nuestro compañero Iñaki Gavín.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

Con los ‘deberes hechos’, por tanto, y una reparadora cena en uno de los diversos (y buenos) restaurantes del casco viejo de Albarracín, tocaba descansar y cambiar el ‘chip’ eléctrico por el gravel de competición. Al día siguiente nos esperaba la Cervélo Áspero.

Cervélo Áspero: Rácing, sí ¿Cómoda? También

Desde su nacimiento en 2019, la Cervélo Áspero lleva dentro el gen de la competición. Algo, por otro lado, totalmente lógico, teniendo en cuenta que fue concebida por las mismas ‘cabezas pensantes’ de bicicletas como las S5 o R5 de carretera, auténticos emblemas del ciclismo de rendimiento.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

Cinco años después, esta 2ª generación de la Áspero conserva su esencia rácing, pero incorporando modificaciones que la convierten en una bicicleta de gravel un poco más polivalente y cómoda. Por tanto, más accesible para un mayor número de usuarios.

En primer lugar, lo ha logrado incorporando un Trail Mixer en la horquilla, similar al de la Rouvida, y que permite variar la distancia entre ejes 5 mm, pero sin alterar el ángulo de la dirección o la altura del pedalier. Podemos conseguir, de esta forma, una bicicleta más reactiva o más estable. Ese Trail Mixer también permite adaptar la bicicleta tanto a ruedas de 700c como 650b.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

Ya que estamos hablando en términos de geometría, mencionar que la nueva Áspero es prácticamente igual a la anterior, salvo por la incorporación del citado Trail Mixer y unas vainas 5 mm más largas, alcanzando los 425 mm. Eso sí, se puede apreciar como el cuadro tiene un slooping algo más marcado y unos tirantes traseros algo más bajos en su unión con el tubo del sillín.

El paso de rueda máximo permitido ahora es de 45 mm, aunque los seis montajes que ofrece Cervélo vienen con neumáticos de 40 mm de origen. Nosotros, al igual que hicimos con la Rouvida, volvimos a montar los Kenda Alluvium Pro de 45 mm… pero las sensaciones llegarán más adelante.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

Otro de los cambios en esta nueva versión de la Áspero es la incorporación del pedalier T47 de rosca asimétrica más fácil de mantener y reparar, siendo compatible con todo tipo de potenciómetros de ambos lados, en lugar del BB Right anterior (press fit). Plato máximo permitido, por cierto, de 46 dientes.

La nueva Áspero es compatible con tijas telescópicas, cuenta con cableado totalmente interno (compatible con cockpits integrados), puede montar una bolsa (que Cervélo regala a sus clientes) en el tubo superior sin necesidad de utilizar correas, cuenta con anclajes para tres portabidones y protector de plástico incorporado en la parte inferior del tubo diagonal.

Descubriendo 'Montañas Vacías' con las Cervélo Rouvida y Áspero
Descubriendo 'Montañas Vacías' con las Cervélo Rouvida y Áspero

En cuanto al montaje tope de gama que tuvimos la oportunidad de probar en este Gravel Break, equipada con transmisión de SRAM Rival XPLR AXS 1x, manillar y tija Cervélo de carbono y, de nuevo, ruedas Reserve 40/44, los compañeros de Bicimax nos comunicaron un peso de 8,5 kg en talla M sin pedales, en sintonía con las cifras que suelen marcas las bicicletas gravel de rendimiento. El precio de este modelo, por cierto, es de 5.999 euros.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

Pero lo mejor de todo es que por debajo encontramos hasta cinco montajes, todos ellos muy completos, que arrancan en los 3.750 euros de la versión con SRAM Apex XPLR 1x, manillar Zipp Service Course 70 de aluminio y ruedas Alexrims Boondocks. Además de poder adquirir el cuadro suelto, por 2.990 euros.

En acción con la Cervélo Áspero

Con la lección aprendida del día anterior, acortamos la ruta prevista con la Áspero, en previsión de las paradas que, sí o sí, íbamos a realizar para disfrutar de los paisajes de la Sierra de Albarracín. Aún así, nos salieron unos 42 km con 600 m de desnivel aproximado que, sin duda, nos dejaron con ganas de más.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

Porque la nueva Áspero, a pesar del citado gen competitivo del que hablábamos al principio, es una bicicleta sorprendentemente cómoda, en la que te sientes perfectamente acoplado desde el principio (ya sabéis, esa sensación que no todas las marcas consiguen…) y que te pide constantemente más kilómetros y más pistas.

También decidimos mantener los neumáticos de 45 mm, en virtud de la variedad de terrenos que esconden las pistas de Montañas Vacías. Una diversidad que la Áspero asimiló con plena solvencia, mostrándose ágil en las subidas, rápida en los llanos y estable en los descensos. Y repito, con un nivel de comodidad notable para tratarse de una bicicleta de espíritu competitivo, y del que carecía probablemente la versión anterior.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

Buena parte de culpa de ese grado de confort reside, sin duda, en el buen trabajo realizado por Cervélo en este cuadro de carbono de segunda generación de la Áspero, pero también en componentes como el manillar de carbono o la tija de sillín del mismo material, ambos diseñados por la propia marca canadiense, que aplica un nivel de calidad máximo en todos sus productos. La única ‘pega’ que podemos ponerle es no haberla podido disfrutar más tiempo para exprimirla durante varios días, algo que esperamos subsanar en próximas fechas.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

La Cervélo Áspero es, sin duda, una de las mejores bicicletas de gravel que ha pasado por nuestras manos, una opinión bastante generalizada entre todos los compañeros de viaje que nos dimos cita durante dos días en este rincón de la provincia de Teruel, y que se ha confirmado como uno de los destinos más atractivos de la Península para la práctica de esta disciplina.

Descubriendo Montañas Vacías con las Cervélo Rouvida y Áspero

Un Gravel Break, además, que nos permitió probar otros accesorios y complementos distribuidos por Bicimax, como las bolsas de manillar y sillín Evoc, la ligera mochila de hidratación Hydro Pro 3 de la misma marca, o las zapatillas Udog Distanza específicas de gravel, y de las que muy pronto encontraréis un test detallado en MaillotMag.

No te pierdas nada

¿Quieres estar al tanto de todas las novedades de Maillot Mag?
Suscribete a nuestro newsletter para no perderte el mejor contenido relevante, novedades, opinión, podcast, etc.