Cómo hacer la compra en bicicleta

Hacer la compra en bicicleta puede parecer una tarea complicada. Sin embargo, es mucho más sencillo de lo que parece. ¿Quieres ser el próximo en probarlo?

Cómo hacer la compra en bicicleta
Autor Maillot Laura Rincón
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia22/10/2021


Muchos son ya los que se mueven en bicicleta por sus ciudades o pueblos. Sin embargo, la mayoría de ciclistas urbanos, no se animan a hacer la compra en bicicleta y acercándose a sus tiendas de confianza en coche o caminando. Te contamos cómo es posible hacer la compra en bicicleta sin morir en el intento.

Equípate 

La clave para hacer la compra en bicicleta está en cómo transportarla. Hay varias maneras de llevar tu compra de manera segura:

Hazte con un par de alforjas resistentes y te convertirás en el rey del supermercado. Tendrás que colocar una a cada lado de la bicicleta para contrarrestar el peso. Si solo tuvieses, al llevar todo el peso en un lado de la bicicleta perderías el equilibrio e incluso podría llegar a ser peligroso.  

Si quieres aumentar la capacidad para tener la posibilidad de llevar alguna bolsa más, también puedes colocar en la parte delantera de la bici, por ejemplo, una caja de madera. Esto es muy típico en los países del norte de Europa, como Dinamarca y Países Bajos, si has estado por allí habrás podido comprobar que ellos en las bicicletas transportan de todo.

También puedes llevar la compra de la manera tradicional, mochila al hombro y meter dentro todo lo que quepa. Eso sí, estarás reduciendo bastante el espacio para los artículos con los que te quieras hacer. Siempre queda la posibilidad de utilizar la mochila como complemento a las alforjas, aportando un espacio extra.

Si quieres ir un paso más allá, podrás hacerte con un remolque o una bicicleta de carga para hacer tu compra, tendrás mucho más espacio que en las alforjas y te permitirá ir cada menos tiempo al supermercado. Aunque esta idea igual hay que pensársela un par de veces antes de llevarla a cabo si el objetivo final de la bicicleta de carga o el remolque no es otro que hacer la compra en bici.

Cómo hacer la compra en bicicleta

Compra cada menos tiempo

Para que sea posible hacer la compra en bicicleta, no puedes ir cargado como si fueses a llevar la compra en un camión. Tienes que ser consciente del espacio que dispones. Seguro que si haces una lista de la compra y seleccionas todo lo que necesitas para la semana, lo puedes llevar sin problemas de espacio y peso. Te vas a sorprender con todo lo que cabe en unas alforjas y con el peso que vas a ser capaz de llevar sin que te suponga un suplicio.

Podrás aprovechar para comprar productos más frescos y pasarte por el súper, o las tiendas de barrio, cada menos tiempo. Puede ser también una gran oportunidad para cambiar tus hábitos alimenticios.

Además, es muchísimo más cómodo que hacer la compra caminando. Todos sabemos cuál es ese dolor de manos que hace que se te corte la circulación por el peso de las bolsas, parándote en cada esquina a descansar y a dejar las bolsas en el suelo porque no puedes más.

Cómo hacer la compra en bicicleta

Empieza poco a poco

Aunque hacer la compra en bici es muy sencillo y enseguida te acostumbrarás, es mejor que empieces poco a poco. Las primeras veces procura no hacerte con los productos más pesados, ni con esos que sabes que se pueden romper, como los huevos. Prueba con artículos frescos, alguna lata, productos envasados... Son productos fáciles de transportar y por los que no te tienes que preocupar demasiado.

Con la práctica irás más cómodo e incluso haciéndote con el espacio de tus alforjas y te acostumbrarás a hacer un tetris y colocar siempre la compra de la misma manera. Pero, como en todo, aunque no sea muy complicado, es mejor empezar poco a poco.

Reduce el desperdicio

Comprando cada menos tiempo y haciendo la compra en bicicleta también estás favoreciendo a la reducción del desperdicio. Comprarás lo justo porque no querrás cargar más o no dispondrás de más espacio y te harás con paquetes más pequeños porque no podrás llevar los grandes. Esto hará que te comas todo lo que compres sin que te de tiempo a que los alimentos expiren, se pongan feos o se echen a perder.

Cómo hacer la compra en bicicleta

Protege tu compra

Hacer la compra en bici te permitirá continuar yendo a tus tiendas favoritas y, como tendrás que dejar tu vehículo fuera, deberás cumplir la norma número uno de todo ciclista urbano: tener un buen candado para que entre tienda y tienda a nadie le entren ganas de llevar tu bici y tu compra.

Como ves, si tienes unas buenas alforjas o algún otro accesorio donde poder almacenar la compra mientras te mueves en bicicleta, tan solo necesitarás un poco de predisposición para llegar a tus tiendas favoritas en bici y hacerte con los artículos que habitualmente compras. No necesitas mucho más.

Más sobre: ciclismo urbano

x