Te ayudamos a elegir entre resistencia o velocidad: Orbea Orca, al detalle

Orbea nos lanza un reto para la temporada 2017 que nos hará escoger entre resistencia y velocidad. Para sacarte de dudas, Maillot se ha desplazado hasta San Sebastián, en donde nuestra anfitriona nos desvela las novedades de sus modelos Orca y Avant

Orbea Orca, velocidad
Autor Maillot Muriel Bouhet
Autor de la foto
Antton Miettinen/ Orbea

Fecha de la noticia02/11/2016


Orbea Orca y Orbea Avant. Ambas plataformas, que es como los fabricantes suelen llamar cada uno de los modelos que componen sus gamas de bicicletas, no habían sido revisadas desde el año 2015. No es mucho tiempo, pero en una industria que corre más que vuela, Orbea ha invitado a la prensa internacional a San Sebastián para volver a sorprendernos.

Entre las montañas verdes de Euskadi y el mar cántabrico siempre bravo en el golfo de Vizcaya, San Sebastián (Donosti) es una de las ciudades más bonitas de Europa, y mundialmente reconocida por su gastronomía. Todos los ingredientes reunidos para no regresar en absoluto decepcionados de esta cita.  

Detrás de las denominacionesEndurance” y “Racing” se esconden dos bicis con caracteres bien distintos: las nuevas Orbea Avant Orbea Orca. Dos modelos que han sido renovados para adaptarse mejor a tu estilo de montar en bici. ¿Qué prefieres, resistencia o velocidad? Vamos a ayudarte a elegir.

Orbea Orca, geometría agresiva y carácter de competición. Definición de velocidad

Dos años después del lanzamiento de la última Orca, Orbea ha revisado su modelo para redondear su gama. Renovar en tan poco tiempo un modelo significa que en la marca vasca han dado con la clave para mejorar aún más esta bici. Más ligera, más rígida y con mayor rendimiento, la nueva Orbea Orca entra claramente a jugar en las grandes ligas de las mejores bicis actuales.

Orca es ahora mucho más que un modelo de Orbea, porque bajo esta denominación se agrupa no sólo toda la gama de bicis bautizadas con ese nombre, sino todo el concepto de bicis de “competición” de la marca vasca, con una geometría agresiva y un carácter deportivo. La definición de velocidad.

Ya desde la anterior versión de Orbea Orca, la bici se fabricaba en dos versiones de cuadro, pero bajo el mismo molde y por tanto con la misma apariencia externa: con fibras de carbono OMP (Orbea Monocoque Performance), y con fibras de carbono OMR (Orbea Monocoque Race).

Dos cuadros con comportamientos bien diferentes, y que no pretenden llegar si quiera al mismo público, ya que la versión OMP es un cuadro no tan rígido, más accesible y “amigable”, mientras que el OMR  es una verdadera versión “pro”, más ligera, rígida y exigente en su conducción. Una rigidez y una ligereza que aún se podían mejorar para los corredores del equipo Cofidis del World Tour, con quien trabaja Orbea desde el 2015.

En 2017 la nueva Orbea Orca se ha rediseñado en su conjunto, partiendo de su cuadro, que viene por triplicado. La versión OMR (Racing) y la versión OMP (Performance) se acompañan ahora de una tercera versión más asequible, denominada OME (Orbea Monocoque Evolution) que con algunas diferencias en su geometría, debería representar para Orbea un éxito importante de ventas, especialmente por su excelente relación calidad/precio.

Orbea Orca OMR EVOLUCIÓN

El kit de cuadro se ha aligerado en 92 gramos, 80 de ellos que se ganan en el cuadro, y 12 gramos más que se consiguen con la nueva horquilla de este año. Sin duda, el cuadro OMR permite lograr montajes muy muy ligeros.

Sirva como ejemplo que nuestra unidad de pruebas, con un portabidón y un medidor de potencia Power2max instalados, taraba 6’04 kgs (en talla 49 sin pedales), notablemente por debajo del límite UCI.

En Orbea son conscientes de que la mejora de peso en el cuadro de la nueva Orbea Orca tiene una traducción directa en ganancia de vatios, en velocidad, algo básico en una bicicleta enfocada a lograr el máximo rendimiento. Y una mejora de la potencia aplicada son segundos en el crono

Rigidez lateral = potencia = velocidad

Este aspecto del cuadro ha sido una de las prioridades en las que Joseba Arizaga, el jefe de producto de bicis de carretera en Orbea, más ha trabajado con el fin de lograr una rigidez lateral que se adecuara a la potencia que imprimen los corredores profesionales.

El carbono OMR utilizado en los cuadros de la Orbea Orca está conformado por fibras Toray T800, T700 y M40J. Las fibras preimpregnadas se cortan por láser con el fin de reducir al máximo el exceso de material, empleando en el cuadro sólo las láminas necesarias y evitando superposiciones innecesarias entre láminas. Es un proceso de varias horas para efectuar el premoldeado que garantizará la correcta compactación del cuadro con la mínima cantidad de carbono. Además, se emplea un molde interno completo de poliestireno expandido (ESP) para eliminar rugosidades o imperfecciones en el acabado.

Todo para lograr la rigidez y la ligereza deseadas, especialmente en la base del cuadro, con un tubo diagonal de una sección notable conectado a un tubo de dirección imponente y unas vainas gruesas que nacen de la caja de pedalier BB386 Evo sobredimensionada. Pero también se logra una mayor rigidez con la nueva horquilla. Una ganancia que Orbea cifra en un 26% de rigidez lateral y un 20% de rigidez frontal.

Nuevas líneas, nuevas formas en el cuadro de la Orbea Orca

Precisamente con esta nueva horquilla, denominada “Freeflow”, se ha concebido un nuevo diseño enfocado a permitir una mejor difusión del aire que se canaliza hacia el cuadro. Gracias al diseño en forma de arco que se combina con las formas fluidas del resto del cuadro de la nueva Orbea Orca 

Según la marca vasca, la mejora que este nuevo diseño aporta es de 4 vatios a 40 km/h, lo cual es una notable mejora de velocidad con la anterior versión. Todo el desarrollo de la nueva Orbea Orca tiene en mente este tipo de ganancias.

Distintos tipos de cuadro con un mismo objetivo: velocidad y rendimiento

Más rígida, sí, pero… ¿con qué interés, si el ciclista podría ser incapaz de explotar esa rigidez, o puede incluso ser contraproducente al tratarse de un cuadro excesivamente exigente?

Una bicicleta de carretera puede ser perfectamente rígida y manejable a la vez, siempre que las pequeñas deformaciones laterales que sufre sean uniformemente repartidas por el cuadro, especialmente en toda su base inferior.

Esta es la razón por la que la geometría de los cuadros de la Orbea Orca, en las versiones OMR, OMP y la nueva OME se han reestudiado en función del perfil del ciclista. Los cuadros fabricados con fibras OMR y OMP tienen ahora un tubo superior más largo, incrementando la medida de “alcance” (reach), así como una caja de pedalier un poco más baja.

Orbea Orca, se adapta al ciclista para hacerle más veloz

Si nos fijamos también el rediseño que han sufrido las secciones de los distintos tubos que forman la estructura monocasco, tenemos una mezcla que es tan útil para mantener la estabilidad de la nueva Orbea Orca a gran velocidad, como para conservar la posibilidad de cambiar velozmente de trayectoria y apurar al milímetro en cada curva.

Mientras, la geometría de los cuadros en la nueva versión OME es un poco más relajada, con un tubo superior más corto. Sí, una bici de competición, pero para ciclistas que buscan el rendimiento y la agilidad pero con un poco menos de exigencia física.

Tú eliges cómo vestir tu Orbea Orca

Pero aún hay más detalles de la nueva Orbea Orca en los que fijarse, como por ejemplo el nuevo sistema de para mantener la tija en su sitio, mediante el apriete de un discreto tornillo en la unión de los tubos superior y de sillín, o el guiado interno de los cables por el cuadro, que es compatible con todos los grupos del mercado, incluyendo los electrónicos.

La nueva Orbea Orca se ofrece también en distintos montajes con frenos de disco, con un cuadro que es tan sólo 65 gramos más pesado que la nueva versión para frenos a la llanta. A mi me encanta esta apuesta de Orbea por los discos, porque soy firme defensora de este sistema de frenado.

Por otro lado, un aspecto muy importante es el nivel de personalización que puedes lograr con tu Orbea Orca. No sólo porque siga disponible el programa Myo de personalización de pintura, con seis colores de pintura disponibles y totalmente gratuito. También por una serie de opciones a las que se puede acceder a nivel de componentes, como la opción de transmisiones Sram eTap o de potenciómetros Power2Max.

En cuanto al público femenino, Orbea ofrece la posibilidad de adaptar la Orca a la morfología femenina en los puntos de contacto, mediante manillares más estrechos, sillín específicos, y con la posibilidad, por ejemplo, de renunciar al retraso de la tija de sillín para poder disfrutar así del mismo cuadro de alta gama que los chicos.

Y es que Orbea insiste en reivindicarse como una marca diferente dentro de la industria, próxima a sus clientes y a los practicantes de nuestro deporte  que, por ejemplo, enfoca su relación con sus puntos de venta de una manera distinta a la habitual.

Las opciones para adquirir una Orbea Orca serán muchas, pues en la gama se ofrecen hasta 24 modelos distintos en función del tipo de fabricación del cuadro, y del equipamiento seleccionado. Bajo las siglas OMR encontramos 16 versiones que van desde los 3.599 € hasta los 8.499 €. Hay que añadir 5 versiones equipadas con cuadros OMP, con precios desde los 2.399 € a los 3.999 €. Y por último, 3 versiones con cuadro OME que van de los 1.799 € a los 2.999 €.

La nueva Orbea Orca, probada a toda velocidad.

La Orbea Orca en versión OMR ha estado siendo probada por uno de los corredores del equipo Cofidis, el español Luis Ángel Maté, que en el Tour de Francia rodó con ella en una versión ligeramente camuflada, antes de que el resto del equipo al completo la empleara ya a fondo en la última edición de la Vuelta a España.

Nosotros hemos tenido el honor de compartir los primeros kilómetros sobre esta versión de Orbea Orca al lado de otro de los corredores del Cofidis, el francés Loic Chetout. La salida fue corta, pero muy intensa, por las escarpadas y preciosas carreteras del País Vasco.

La nueva Orca impresiona desde la primera pedalada por su capacidad de aceleración. Se muestra dinámica y muy veloz. Me encuentro muy cómoda con su distancia entre ejes, y con el reparto de pesos entre la parte delantera y trasera de la bici. Me acoplo con facilidad, y la bici me invita a pedalear fuerte, la nueva Orbea Orca te va pidiendo más, más velocidad

La combinación de ligereza y rigidez la hace una bici ideal para escaladores, pues responde instantáneamente a tus piernas y parece hacer más fácil subir las rampas más duras. La parte delantera de la bici se muestra firme cuando me incorporo sobre ella, y pedaleando fuerte parece que no llevara nada detrás, que no fuera arrastrando nada tras de mí, sin la sensación de tener que remolcar la rueda trasera pedaleando fuera del sillín.

Subiendo “a tren”, se nota que en la Orbea Orca con cuadro OMR no prima el confort, y si no eres capaz de manejar con suavidad los desarrollos puedes notar un ligero efecto rebote, con el que tus piernas de amateur acabarán sufriendo más de lo que deseas. La nueva Orbea Orca OMR, con su vivacidad y facilidad de manejo, está pidiendo velocidad, que te lances como un rayo al ataque, que demarres… es sobresaliente en estas circunstancias.

Cuesta abajo la primera impresión es que la Orbea Orca OMR es una delicia, muy estable a medida que cogemos velocidad, y precisa como un bisturí cuando se trata de escoger la trayectoria adecuada. Bien ayudada sin duda por las ruedas de carbono FSA para tubular con las que venía equipada la Orbea Orca que probamos, y que nos ofrecieron una confianza y una adherencia extraordinarias.

En términos de confort no hemos acusado una presencia notable de vibraciones, si bien es verdad que no hemos podido hacer tantos kilómetros como nos hubiera gustado en esta primera toma de contacto con la Orbea Orca. Desde luego lo que no hemos percibido es ninguna pérdida de control o inseguridad al respecto, y rodando a baja velocidad nos parece una bici más agradable a conducir que la anterior versión de la Orca.

Después de esta primera prueba nos parece que esta nueva versión de la Orbea Orca OMR supera con creces a su antecesora. No se conforma con ser una bici ligera y rígida. En su comportamiento general más coherente con lo que de ella se espera, más precisa, más viva, compacta, estable y manejable. Más veloz

Equipada con un cuadro trabajado al máximo para satisfacer a los pros y a los ciclistas aguerridos, la nueva Orbea Orca ofrece lo que promete: rendimiento y velocidad. Y con la ventaja de abrirse al gran público con sus distintas versiones de cuadros, como la OME. Sin duda, esta nueva versión rediseñada de Orbea Orca se sitúa en la cabeza del pelotón de las mejores bicis del momento.

x