Opinión: ¿Qué se siente siendo un ciclista gordo?

‘Me llamo Kailey Kornhauser, soy una estudiante de doctorado en la Universidad de Oregón, monto en bici y… estoy gorda’. El último video de la marca Shimano, nos vuelve a demostrar que la normalidad del cuerpo de un ciclista no existe.

Opinión: ¿Qué se siente siendo un ciclista gordo?
Autor Maillot Alberto Álvarez
Autor de la foto
Shimano

Fecha de la noticia31/03/2021


¿Cuál es la teórica normalidad del cuerpo de un ciclista? ¿Fino o muy fino? La frase ‘estás fino, cabrón’, es la frase que en teoría te da el pasaporte de ciclista para al menos una temporada. Si no has sido condecorado/a con esa frase por tu grupo de amigos ciclistas, es que no has conseguido afinar lo suficiente, hasta lograr que la marca de las venas en tu piel, delaten que te estás secando como una pasa, para ser un ciclista ‘de los de verdad’. Tengo la sensación de que va a haber muchas frases entrecomilladas en este artículo…

‘Para ser un ciclista, solo tienes que ser una persona que monta en bici’. Eso dice Kailey Kornhauser en el video de Shimano. Y creo que no hay más verdad que esa para ser considerado un ciclista. Si no incluimos el término ‘profesional’ detrás de la palabra ciclista, todo el que pedalea, lo es por definición. Puedes ser un ciclista que va al trabajo en bici, que entrena 6 horas al día, o que sale con su ebike los domingos. Si pedaleas, eres un ciclista, del mismo modo que si corres, eres un corredor.

‘No hay una única forma de montar en bici, como no hay un único cuerpo para montar en bici’. Esta frase tampoco es mía; es de Kailey. La dictadura del físico y de lo considerado normal en la sociedad, es algo que choca contra la pared del error continuamente. No, no existe un único cuerpo para montar en bici. Lo que peses en la báscula solo va a afectar al SAG de tu bici y a la presión de los neumáticos. Bueno, a eso y a algunos tipos de componentes que son tan ligeros y tan bonitos, que solo los hacen para riders de menos de 125kg. Quizá las marcas podrían eliminar el peso máximo recomendado para sus componentes y remarcar directamente en la etiqueta: ‘Estas ruedas no están certificadas para gordos. Se rompen’.

Grupo de ciclistas rodando en grupo por la ciudad

Y es que llamar a las cosas por su nombre puede ser tan delicado, como a veces acertado. Eso, y que solemos hacer asociaciones muy negativas con determinadas palabras. Algo que nos lleva a no usarlas, o a usarlas mal. Hablar de alguien gordo no significa que sea perezoso, ni feo ni indeseable, como comenta Kailey en el video. Realmente, gordo, no es más que una descripción del cuerpo. Ni más ni menos. El sobrepeso no es un impedimento para montar en bici, por si alguien lo ponía en duda. Y de eso, entre otras cosas, va el video de Shimano.

Kailey y Marley llegando a la costa después de la ruta

Kailey Kornhauser y Marley Blonsky son dos ciclistas americanas que nos cuentan en este video sus historias de ciclismo. Nos cuentan sus sensaciones, sus vivencias, sus pasados y sus miedos. Todo con la bici de por medio, como parte fundamental de sus vidas. Nos cuentan entre líneas, mientras recorren una ruta de casi 100km en Corvallis, Oregón, que todos estamos sometidos a una especie de escrutinio continuo sobre nuestro físico, por parte de una sociedad, creada a imagen y semejanza de nuestros retorcidos pensamientos. Unos pensamientos que creen que la estandarización es buena y que la normalidad, equilibra el caos que significa la diferencia.

Parece que somos alérgicos a todo lo que es distinto a nosotros en este mundo. El conservadurismo es algo que también se aplica a algo tan variable, tan sensorial y tan intenso como es el montar en bici. Si a algo tan puro como la sensación que tenemos al dar pedales, le ponemos etiquetas, o algo peor, le ponemos kilos de peso al límite del disfrute, es que estamos haciendo algo muy mal.

Kailey sacando su Kona Process 134 del coche

En uno de los momentos del video, se puede ver un mural del artista Michael de Farias (@yesmikeylikey) que viene a decir traducido algo así como: ‘No podemos volver a la normalidad, porque la normalidad que teníamos, era precisamente el problema’. Una frase que define muy bien el problema que significa valorar las acciones y el estilo de vida, con el baremo de que algo sea normal o anormal.

Frase en la pared del autor Michael de Farias

Si montar en bici es algo que nosotros consideramos normal, debemos dejar que esa normalidad no busque un estándar que describa al ciclista normal por definición. Hasta que la UCI no diga lo contrario (darle tiempo al tiempo) no hay límite de peso, ni de género, ni de color de piel, ni de forma física, para dar pedales. ‘All bodies on bikes’, como dice Shimano.

Más sobre: opinión Shimano

x