Londres podría ofrecer 25.000 puestos de trabajo relacionados con la bicicleta

Mecánicos, repartidores, entrenadores o guías son algunos de los empleos que se podrían crear en Londres si aumenta el uso del ciclismo urbano un 14%.

Londres podría ofrecer 25.000 puestos de trabajo relacionados con la bicicleta
Autor Maillot Laura Rincón
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia01/12/2021


Ya se dijo cuando llegó la pandemia, la bicicleta es parte de la solución. Pues bien, en la COP26, que tuvo lugar en Glasgow (Escocia) del 31 de octubre al 12 de noviembre y reunió a los líderes mundiales, se volvió a plantear a la bicicleta como parte de la solución. En este caso se vio a la bici como un elemento capaz de combatir el cambio climático.

Un estudio realizado por la ‘Bicycle Association’, un grupo de investigación independiente de ‘Transport for Quality of Life’, ha ido un paso mas allá analizando los beneficios que puede obtener Londres al invertir en ciclismo urbano y, también, reduciendo la huella de carbono: “cuanto más aumente el ciclismo, más empleos verdes se crearán” , determina el estudio.

Uno de los objetivos del alcalde de Londres es duplicar la economía verde para 2030 y, con ello, duplicar los puestos de trabajo no contaminantes en los próximos 10 años. Aunque parezca mentira, esto podría conseguirse a través de la bicicleta, creando 25.000 nuevos puestos de trabajo, lo que puede traducirse en 5 billones de libras al año de beneficios para la ciudad.

Los empleos directos que podría crear el ciclismo urbano

Son muchos los empleos que pueden surgir relacionados con el ciclismo, ya lo veíamos en este artículo, desde mecánicos, diseño o montaje pasando por ventas o reparto, hasta incluso entrenadores o labores de administración. El informe destaca principalmente el oficio de consultor ciclista, cuyo objetivo es analizar las infraestructuras de las ciudades para proponer una red alternativa que incluya a la bicicleta, ya que consideran que invertir en carriles bici es una de las mejores maneras de conseguir el objetivo propuesto, tanto económico como medio ambiental.

Ciclismo urbano en Londres

“Londres está mostrando un fuerte liderazgo al apuntar hacia la neutralidad de carbono para 2030. Un cambio a gran escala del uso de automóviles privados por bicicletas es esencial para lograrlo”, ha explicado Dr Ashok Sinha, el director ejecutivo de London Cycling Campaign, una asociación que apuesta porque Londres se convierta en una ciudad segura y agradable para los ciclistas. “Esta investigación, de lectura obligada, muestra que invertir en infraestructura ciclista de alta calidad no solo permitirá este cambio, sino que generará una gran cantidad de oportunidades profesionales nuevas y ecológicas, especialmente para los londinenses más desfavorecidos. También ayudará a crear nuevas oportunidades comerciales que ayudarán a revitalizar las calles más afectadas de Londres “ ha remarcado.

Ciclismo urbano en Londres

Un estudio realizado también por la Bicycle Association en 2018 estimaba que en Reino Unido había alrededor de 64.000 empleos directos a tiempo completo relacionados directamente con el ciclismo, la mayoría de ellos concretamente provenían de viajes en bicicleta.

Cambiar la forma de moverse en la ciudad

Si tenemos en cuenta que en Londres se realizan 4,7 millones viajes diarios en coche y que la mitad de esos desplazamientos no superan los tres kilómetros, existe la posibilidad de modificar la manera de moverse de los ciudadanos.

Ciclismo urbano en Londres

De hecho, el estudio demuestra que, si tan solo el 14% de esos viajes se realizasen en bicicleta, algo realista y que sigue la línea de lo que están haciendo otras ciudades europeas, como París, que ya ha presentado su plan ciclista 2021-2026 con el que pretende crear una red segura con la que todos los usuarios se sientan cómodos a través de una red ciclista conectada y segregada, se crearían esos 25.000 empleos verdes en áreas donde predomina el comercio minorista, la logística y el turismo.

Los logros conseguidos

Según el informe, ya se han logrado algunos hitos. En 2020, el ciclismo urbano en la ciudad de Londres ayudó a evitar alrededor de 270 muertes prematuras, casi 1.900 enfermedades graves y redujo en alrededor de 216 millones los kilómetros realizados por vehículos a motor y miles de toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero y contaminantes atmosféricos.

Si Londres sigue los pasos del estudio, podría convertirse en poco tiempo en otra de las ciudades en las que el ciclismo destaca como medio de transporte habitual entre sus ciudadanos. De hecho, en los últimos tiempos ya se ha notado un pequeño cambio en la forma de moverse de sus habitantes, ya que en apenas dos años han construido prácticamente toda la red ciclista con la que cuenta la ciudad. Un claro ejemplo de que si se quiere, se puede.

x