Guía de compra: grupos Shimano Di2 para ciclismo de carretera

Con la incorporación del Shimano 105 a la tecnología Di2 de Shimano, ya son tres los grupos electrónicos de la marca japonesa con 12 velocidades. Analizamos Dura-Ace, Ultegra y 105 Di2 y te mostramos sus diferencias.

Guía de compra: grupos Shimano Di2 para ciclismo de carretera
Autor Maillot Redacción
Autor de la foto
Archivo/Shimano

Fecha de la noticia05/10/2022


A principios de este verano, Shimano sacudía el mercado con el lanzamiento -hasta cierto punto, esperado- del nuevo Shimano 105 Di2, el grupo de gama media por excelencia para el aficionado al ciclismo de carretera que, sin embargo, había quedado relegado en los últimos años por su hermano mayor, el Ultegra, tanto en su versión mecánica como electrónica y con 12 velocidades.

Un Shimano Ultegra que había sido renovado, a la par que el tope de gama de la marca nipona, el Shimano Dura-Ace, en verano de 2021, en una presentación conjunta a la que tuvimos el placer de asistir y que nos permitió conocer (y probar) las principales innovaciones de los nuevos grupos Di2 de Shimano.

Ahora, con la incorporación del Shimano 105 a la tecnología Di2 y su progresiva incorporación a los catálogos de fabricantes de bicicletas para 2023, es el momento idóneo para analizar los tres grupos, sus tecnologías y diferencias, con el fin de poderte orientar un poco mejor a la hora de decantarte por uno u otro.

Shimano Dura-Ace Di2 R9200

Buena parte de las tecnologías -por no decir todas- que podemos encontrar en el nuevo Shimano 105 Di2 proceden de la última versión del tope de gama Dura-Ace Di2 R9200, presentado, como decíamos, el verano de 2021, de forma paralela al Ultegra Di2 R8100.

Por tanto, lo más sencillo es analizar todas estas innovaciones, partiendo del Dura-Ace, para ver cómo se han ido aplicando y adaptando, posteriormente, sobre sus hermanos pequeños, Ultegra y 105 Di2.

Además de las 12 velocidades, la primera gran innovación que presentó el Dura-Ace Di2 R9200 fue la tecnología mixta de wireless y cable. El funcionamiento es sencillo, cuando pulsamos la maneta, ésta manda una señal wireless al cambio trasero, que es el auténtico 'cerebro'. Si la orden que recibe es subir o bajar el plato mandará una señal a la batería, vía cable, y desde la batería se ordenará al desviador delantero hacer el cambio deseado.

Un sistema, según Shimano, más rápido (en comparación con la versión anterior), que consume menos batería y reduce las probabilidades de interferencias con otros grupos cercanos.

Las manetas STI también presentan numerosas mejoras, sobre todo en materia de integración y ergonomía. Y con el fin de mejorar la precisión cada vez que pulsamos la maneta para hacer un cambio, se han separado 1,5 mm los dos pulsadores. Aumenta también el rango de ajuste de la distancia de la leva del freno al manillar y cada una de las manetas incorpora una pila CR 1632.

Ya en las bielas, Shimano confía de nuevo en el aluminio como material de construcción. Su diseño de 5 palos cuenta con el clásico eje de 24 mm Hollowtech II. Están disponibles en medidas desde 160 mm hasta 177,5 mm. A los desarrollos 50-34T y 52-36T, ya conocidos hasta ahora, se suma un 54-40T claramente enfocado al ciclista más 'pro'.

En el cassette también se incorporaron novedades: se mantienen los 11-28T y 11-30T pero aparece un interesante 11-34T que amplía el rango de uso de la transmisión.

Un dato a destacar: si ya eres usuario y tienes un Dura-Ace 'antiguo' montado en tu bici tanto el núcleo como el pedalier son 100% compatibles con el nuevo Dura-Ace. La cadena que utiliza el Dura-Ace es la misma que la del XTR de 12 velocidades.

El cambio trasero es el 'cerebro' del Dura-Ace, ya que realiza las funciones que antes residían en la centralita con el puerto de carga que estaba situada en el cuadro o bajo el manillar. Su diseño y forma es ahora más compacto, a pesar de lo cual integra la unidad inalámbrica y el nuevo cargador magnético para la batería que es el mismo que el del potenciómetro, en el caso de instalarlo.

También cuenta con un indicador LED y un botón para comprobar el estado de la batería, conectar el grupo con el smartphone,  y a través de la app E-Tube Project, ajustarlo a nuestro antojo.

El desviador delantero es también mucho más compacto. Admite platos de hasta 55-50T y ya no cuenta con tornillos de ajuste, pasando ahora a realizarse de manera electrónica.

En cuanto al sistema de frenado, Shimano Dura-Ace R9200 incorporó un diseño nuevo, con una pinza fabricada en una sola pieza y nuevos discos (disponibles en 140 y 160 mm) que soportan mejor las altas temperaturas. La ergonomía de las manetas ya mencionada, e innovaciones heredadas del Shimano GRX, como el Servo Wave (que hacen que el recorrido inicial de las pastillas sea muy rápido), han mejorado sustancialmente la ya de por sí buena frenada del tope de gama de Shimano para carretera.

Shimano Ultegra Di2 R8100

Llegados a este punto, hablar del Shimano Ultegra Di2 de última generación es hablar de, practicamente, las mismas tecnologías aplicadas en el Dura-Ace, pero recurriendo a materiales un poco más pesados, con un acabado diferente y, por lo tanto, reduciendo el coste final. La diferencia de peso, realmente, es de solo 278 gr entre ambos grupos... pero el salto de precio sí que es considerable, como podréis comprobar al final de este artículo.

No obstante, algunas pequeñas diferencias sí que podemos encontrar entre ambos. Las manetas son prácticamente iguales, salvo por el material empleado y el acabado. Pero con respecto a la oferta de desarrollos, sí que hay cambios, ya que Ultegra no ofrece ni las bielas 54-40T ni el cassette 11-28T. En cuanto a longitud de biela, tenemos las mismas que Dura-Ace (160, 165, 170, 172,5 y 175 mm) a excepción de la medida más larga, 177,5 mm.

Otra diferencia, en cuanto a materiales: los cassette Dura-Ace están fabricados en dos materiales (titanio las 5 coronas más grandes y acero el resto), mientras que los cassettes Ultegra están elaborados íntegramente en acero.

Tanto cambio trasero como desviador son practicamente idénticos salvo, como decíamos, por los materiales empleados y el acabado, con formas más redondeadas en el caso del Ultegra.

A nivel de frenos, las pequeñas diferencias vuelven a hacerse patentes: las pinzas Ultegra están fabricadas en dos piezas y mantienen la estética de la versión anterior, pero sí se benefician, como decíamos, tanto de la ergonomía de las nuevas manetas como del sistema Servo Wave.

Shimano 105 Di2 R7100

Y por fin, las 12 velocidades y la electrónica llegaron al histórico 105, cerrando el círculo -de momento- de la terna de grupos Di2 de Shimano para carretera.

El más reciente grupo de la firma nipona es heredero de las innovaciones aplicadas, y anteriormente mencionadas, en sus hermanos mayores, Dura-Ace y Ultegra. A saber: su carácter inalámbrico -en cuanto a la transmisión de la señal de las manetas a los desviadores- y el salto a las 12 velocidades, así como la nueva la ergonomía de las manetas, logrando un aspecto más limpio y compacto. En paralelo a la renovación de manetas, el sistema de frenado de disco es ahora específico del Shimano 105, siendo más silencioso y fácil de mantener, declaran en la marca japonesa.

Al pasar a un cassette de 12 velocidades, el Shimano 105 R7100 ahora ofrece un rango de desarrollos más amplio, junto con una progresión mayor de pasos de marcha intermedios. Incluyen opciones de cassette 11-34 y 11-36 (no disponible en todos los mercados) y juegos de bielas 50-34 y 52-36 (no disponible en todos los mercados). Bielas, por cierto, realizadas también en aluminio con la tecnología Hollowtech II. El cambio trasero, por su parte, incorpora la tecnología Shimano Shadow y conectividad integrada. Todo ello heredado, como no, de Ultegra y Dura-Ace. Es importante destacar que el nuevo sistema también es compatible con versiones anteriores, lo que significa que se puede usar con cassettes de 11 velocidades.

El nuevo Shimano 105 Di2 presenta un sistema de frenado renovado, como decíamos, que es más silencioso, más fácil de mantener y más potente. Gracias a la incorporación del Servo Wave, de nuevo, su accionamiento incluye un punto de contacto inicial rápido con una zona de control más amplia y un espacio entre la almohadilla y el rotor un 10 % más amplio que garantiza un funcionamiento silencioso.

Al igual que Dura-Ace y Ultegra, el grupo Shimano 105 Di2 es altamente personalizable utilizando la aplicación E-Tube Project. Con ella podemos modificar la velocidad del cambio o la cantidad de cambios por pulsación, por ejemplo. También se puede vincular el sistema con la mayoría de los ciclocomputadores, incluidos Garmin y Wahoo, para controlar desde ahí la selección de marchas o el estado de la batería.

La diferencia respecto a Ultegra Di2 radica, por tanto, en los materiales utilizados y el peso final, con 279 gr más para el 105 Di2. El escalón es mayor en el precio -tal y como sucedía entre Ultegra y Dura-Ace-, siendo el funcionamiento prácticamente igual. Otro de los grandes logros de Shimano, sin duda.

La decisión final, por tanto, es complicada. Aunque podríamos decir que se ampara realmente en vuestro bolsillo y en vuestras necesidades reales. Porque Shimano ha logrado extender sus tecnologías y calidad de funcionamiento de tal forma, desde el Dura-Ace, hasta el nuevo 105, que en ningún caso la elección será mala, al menos en materia de rendimiento y fiabilidad.

Precios

Cada kit se compone, inicialmente, de los siguientes componentes: cambio trasero, desviador, kits de frenos delantero y trasero, cassette 12v 11-34, bielas/platos 50-34, batería, cable de carga, cables de conexión, discos de freno y cadena. Los precios definitivos pueden variar en función de la elección de otros desarrollos o cambios en las medidas de algunos componentes, por ejemplo.

- Kit completo Shimano Dura-Ace Di2: 4.450 euros aprox.

- Kit completo Shimano Ultegra Di2: 2.810 euros aprox.

- Kit completo de Shimano 105 Di2: 1.990 euros aprox.

Más información en la web de Shimano

x