Canyon. En cuerpo y alma

Diseño, investigación y tecnología volcada en ofrecer lo mejor al ciclista. Nos colamos en el cuartel general de Canyon y pudimos observar que no solo hacen buenas bicis sino que llevan el ciclismo en las venas y viven su trabajo con una pasión contagiosa

Canyon: diseño, investigación y tecnología volcada en ofrecer lo mejor al ciclista
Autor Maillot Iñaki Gavín
Autor de la foto
Iñaki Gavín/ Canyon

Fecha de la noticia29/07/2016


Koblenz, una ciudad de más de cien mil habitantes a orillas del Rhin, posee una de las fortificaciones mejor conservadas de todo Renania del Norte

Si eres aficionado a la historia posiblemente esta información ya la conozcas, si eres aficionado al ciclismo saber esto no te habrá aportado nada más que un poco de sabiduría “regional” alemana… pero si te digo que en Koblenz los hermanos Arnold, Roman y Franco, fundaron, a finales de los setenta primeros de los ochenta, "Rad Sport Arnold" empresa que se dedicaba a la distribución de componentes de bicicletas y a dar apoyo en las diversas carreras que se celebraban por la zona puede que el tema ya te empiece a interesar.

Si además te digo que “Rad Sport Arnold”, años después, acabaría convirtiéndose en Canyon Bikes entonces seguro que ahora sí que encuentras un buen motivo para seguir leyendo.  

El resto de la historia seguro que ya la conoces. La irrupción de Canyon en el sector de la bici abrió un importante debate acerca del modelo de negocio tradicional y modelos de negocio alternativo.

Haz la prueba, si tuvieras que decir el nombre de la marca de bicis que más ha dado que hablar en foros, tiendas, ferias, medios especializados y demás saraos y tertulias ciclistas en los últimos años seguro que nueve de cada diez diríamos Canyon ¿me equivoco?

Ahora es muy fácil subirse “al carro” y apuntarse el tanto del “eso ya lo sabía yo”, pero seamos realistas, hace más de veinte años creer en este proyecto no estaba tan claro como lo está ahora que ya es una realidad consolidada. Desde aquellos años en los que la gama se contaba con los dedos de una mano hasta nuestros días han pasado muchas cosas.

En la actualidad Canyon sigue manteniendo ritmos de crecimiento neto anuales del 30%. Con este ritmo la fábrica “de toda la vida” no estaba capacitada para poder atender la demanda existente y los responsables de la marca decidieron construir una nueva fábrica como respuesta al reto que los nuevos tiempos le estaban pidiendo a la compañía alemana.   

Aprovechando la presentación de la nueva Endurace CF SLX, que podéis leer en este mismo número de Maillot, en Canyon nos brindaron la oportunidad de poder visitar su nueva fábrica, su moderna línea de montaje y almacén de bicis y componentes.

La fábrica “antigua” vive ahora una segunda juventud, en ella se ha instalado el inmenso servicio técnico y también toda la zona dedicada a test de resistencia y fatiga de cuadros, horquillas y demás componentes, elaboración y mecanizado de piezas, prototipos y escáner.

Poder ver en persona cómo se escanea una horquilla o un manillar de carbono, comprobar la resistencia de los materiales, poner al límite, incluso hasta la rotura, un cuadro o una tija os aseguro que no se olvida fácilmente.  

Pasada la primera sensación de pena, al ver tanto material “maltratado”, la siguiente sensación que te llega es la de tranquilidad y seguridad. Saber las tolerancias y el aguante de los materiales que usamos en nuestras bicicletas cada domingo te da una tranquilidad extra que hasta ahora no tenía.

Canyon Home es el nombre “cariñoso” con el que se le conoce al gigantesco Show Room que Canyon también ha montado en la antigua fábrica aprovechando el enorme espacio libre dejado al trasladar toda la línea de montaje y almacén a sus nuevas instalaciones.

Canyon Home es el catálogo de todos los productos Canyon existentes en “carne y hueso” para que puedas verlos y tocarlos a placer. También podrás ver el famoso carrito azul con el que los hermanos Arnold comenzaron su andadura en el mundo de la bici, curiosos prototipos que nunca llegaron a la serie, las bicis de Nairo Quintana, Valverde, Jan Frodeno (vencedor en el Iron Man de Hawaii 2015), la primera bici Canyon de 1979 entre otras…

Un consejo, si decides visitar Canyon Home pon el móvil en silencio y tómatelo con calma. Te aseguro que es una auténtica máquina del tiempo, sabrás cuando entras pero no cuando sales.

Ya habíamos oído cosas acerca de la nueva fábrica de Canyon. La puesta en marcha y conseguir un ritmo de fabricación estable que garantizase el envío de las bicis en los tiempos pactados ha sido una dura batalla y ha supuesto el mayor reto hasta la fecha para los directivos de Canyon. No todo ha sido un camino de rosas para la compañía alemana.

La nueva línea de montaje de Canyon es sencillamente alucinante. Ver como, de manera totalmente automatizada, la línea de montaje pasa en cuestión de segundos de estar montando una doble de montaña, como por ejemplo la Spectral, a ensamblar una Aeroad de carretera parece ciencia ficción.

Durante la visita también pudimos observar detalles curiosos como por ejemplo un equipo de trabajadores cuya misión es marcar las bicis que van hacia Reino Unido para invertir de lado los frenos.  

Espero que este paseo por el Universo Canyon te ayude a conocer un poco más la filosofía y la manera de hacer las cosas de una empresa diferente, con un modelo de negocio diferente pero que viven la bici, como poco, con la misma pasión con la que la vivimos cualquiera de nosotros.    

En los más de 28.000 metros cuadrados de almacén caben 14.000 bicis. Para evitar accidentes los toros mecánicos van guiados por raíles magnéticos que están insertados en el suelo de la gran nave. Cada día, desde el muelle de carga, entre 500 y 600 bicis salen hacia todos los rincones del mundo, impresionante.

En Canyon,  para dejar una bici completamente empaquetada y lista para su envío se necesitan 10 minutos de mediaDependiendo del tipo de bici que sea Canyon utiliza un tipo y tamaño de caja u otra. Existen cinco tipos de embalajes distintos. El proceso de embalaje consta de cinco pasos, para dejar una bici completamente empaquetada y lista para su envío se necesitan 10 minutos de media.

El ritmo de producción medio en la nueva fabrica Canyon es de 275 bicis al díaLa nueva fábrica inició su actividad en Octubre de 2015. En la actualidad el ritmo de producción es de 275 bicis al día, a pleno rendimiento se pueden llegar a montar fácilmente hasta cien bicis más al día. El ritmo medio es de 39 bicis a la hora. En la línea de montaje cada bici pasa por 18 sitios distintos ( 14 de montaje y 4 de revisión ) antes de estar lista para ser embalada y enviada.

Los modelos de Canyon que admiten personalizaciones o que requieren montajes más específicos y complicados, como por ejemplo la SpeedMax, se montan en una cadena de montaje aparte. Este trabajo lo realizan otros trabajadores en tres pasos específicos en función del modelo. Se montan ocho bicis al día.

Independientemente que ya vengan montadas de serie o que se monten en la propia fábrica el 100 % de las ruedas se revisan una a una antes de que la bici sea embalada y enviada.

Todos los manillares y las horquillas de carbono pasan un doble control de calidad. El primero el del fabricante en su lugar de origen y el segundo una vez que llegan a la fábrica de Canyon el 100 % vuelven a pasar por un escáner. Este escáner realiza cientos de fotos de cada capa para comprobar que no hay ningún defecto en las fibras del carbono. El proceso de escaneado de una horquilla pude durar unos cuatro minutos aproximadamente.

Antes de fabricar cualquier pieza primero se dibuja, se calcula y posteriormente se hace un molde en 3D. Después se hace un prototipo en aluminio y se prueba. Una vez finalizadas todas las pruebas si el resultado es el esperado, la pieza pasa a ser fabricada en serie.

Existen multitud de tipos de test. En Canyon no se limitan a hacer los test necesarios para cumplir con las homologaciones de cada país. En los laboratorios de Koblenz se realizan test de resistencia, test de fatiga de material y test de rotura. Con los datos obtenidos los ingenieros y jefes de desarrollo consiguen saber hasta dónde realmente es capaz de aguantar una pieza o los distintos materiales y así avanzar y mejorar cada parte del cuadro, tija, manillar o lo que estemos testando.

El servicio técnico, los laboratorios de pruebas y el enorme Showroom están ubicados en la antigua fábrica. Entra y no tengas prisa, visitar Canyon Home te llevará tiempo, aquí están todos los productos de la marca en "carne y hueso" para que puedas verlos y tocarlos.

El servicio técnico es impresionante, desde aquí se gestionan las posibles incidencias y las garantías de todos los modelos de la marca.

Nis Sienknecht, Brand Manager de bicis de carretera y triatlón, un tipo muy simpático y que además anda en bici que se las pela. En Canyon se nota la pasión por la bici en cada uno de los trabajadores. Además de hacer buenas bicis os aseguro que también les gusta disfrutarlas, la salida por los alrededores de Koblenz empezó de manera tranquila pero acabó convirtiéndose en una carrera con todas las de la ley...   

En Canyon tienen claro que estando cerca de la competición harán mejores bicis. Han sido muchos los pilotos que han corrido y ganado para Canyon carreras de triatlón, enduro, XC, carretera, maratón...En la actualidad los equipos categoría UCI World Tour Movistar ( victoria en el Giro 2014 ) y Katusha son tan solo dos ejemplos de la presencia en el ciclismo de élite de la marca alemana. Basta darnos un paseo por los pasillos de sus oficinas para observar la cantidad de años que los alemanes llevan ligados al deporte de competición y la enorme cantidad de equipos con los que Canyon ha colaborado y desarrollado sus productos.  

Canyon es una marca de bicis… y una empresa de Internet. Por eso, no solo hay que hacer buenas bicis. También hay que conocer un medio exigente y cambiante. Tus empleados deben ser conscientes de lo que significa competir en ese contexto y nada mejor que mostrarles, en tiempo real, cuánta gente está visitando tu tienda, de donde vienen…

Así empezó todo. En el Canyon Home puedes encontrar auténticas joyas ciclistas pero también un pedazo de historia de la marca. Con este carrito azul los hermanos Arnold empezaron en 1978 en el mundo del ciclismo. Iba cargado de herramientas y componentes con el que daban soporte en las carreras.

En Canyon llevan el ciclismo en las venas, a la hora de la comida muchos de los trabajadores salen a rodar en carretera, montaña y gravel, según nos contaron los piques están garantizados... Los alrededores de Koblenz son espectaculares e ideales para rodar, subidas, bajadas, "terreno peleón" donde dar guerra a tus "compañeros" de trabajo…El día que probamos la Endurace CF SLX nos llevaron a dar una "vueltecita" de 90 kms y alucinamos con la variedad y diversidad de paisajes y carreteras de esa zona.

Más sobre: Canyon

x