¿Cableado interno o cableado externo en la bici? pros y contras de cada uno

En aras del diseño y la aerodinámica, en las bicicletas actuales cada vez se tiene más en cuenta ocultar al máximo los cables. Sin embargo, como todo, el cableado interno tiene sus ventajas e inconvenientes ¿Es, realmente, la mejor opción?

¿Cableado interno o cableado externo en la bici? pros y contras de cada uno
Autor Maillot Iván Tomas Bayón
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia23/01/2020


Cuando pensamos en una bici relativamente nueva, nos la imaginamos libre de cables, ya que la mayoría de las marcas optan por el cableado interno. Esto se debe a que, con ello, se mejora sustancialmente la estética de la bici, quedando mucho más limpia sin los cables enganchados al cuadro, y la aerodinámica, ya que nos evitamos las microturbulencias que se generan cuando una parte tan flexible (aunque hay que reconocerlo, pequeña) choca con el aire. Además, se consigue un acabado más premium.

Sin embargo, por lo general diseñar una bicicleta con el cableado por dentro del cuadro, puede ser un problema para los ingenieros, ya que afecta al diseño del propio cuadro. Por tanto, debe ser un proceso que se haga con cautela y dedicación en todos sus pasos (diseño, fabricación y montaje), ya que si no se hacen bien pueden provocar muchos problemas y dolores de cabeza a mecánicos y usuarios.

Las ventajas e inconvenientes del cableado interno

La principal ventaja que se argumenta por parte de marcas y usuarios es la aerodinámica. Hay que pensar que por el interior del cuadro van los cables de los frenos y del cambio, por lo que se reduce la resistencia al aire que provocan estas partes. No hay que pensar sólo en la parte en la que circulan paralelos a los tubos superior o diagonal, sino que se reduce también el impacto frontal de la maraña de cables en la zona de la pipa de la dirección.

Otra de las ventajas que tiene el cableado interno, pero que puede ser una gran desventaja si no se hace correctamente, se pudo ver en los primeros modelos que lo llevaron. Si se hace un correcto guiado, y van perfectamente sujetos al interior del cuadro, se reducen las vibraciones y los ruidos. Además, las camisas, y por tanto los cables, están más protegidos de los elementos y se alarga su vida útil. Esto quizá en carretera se note menos, sobre todo si no salimos a rodar con lluvia o mal tiempo, pero en montaña sí que se nota.

También se facilita el mantenimiento y limpieza habituales del cuadro, ya que al no tener los cables llegaremos mejor a cada rincón del mismo y será más cómodo. Pero si el guiado o el diseño no son los correctos, el roce de las camisas con el cuadro, además del desgaste oculto que ambas partes sufren, hará que surjan ruidos molestos de los que no sabremos su procedencia.

¿Cableado interno o cableado externo en la bici? pros y contras de cada uno

Por eso, hay que tener en cuenta si el diseño del cableado interno es más sencillo o no. Hay modelos en los que la instalación de los cables es sencilla y rápida, en la que el cable sigue el guiado interno sin atascarse. Mientras que en otros casos la tarea de instalación o cambio es más complicada. En ningún caso se requerirán herramientas especiales, pero la tarea sí que se puede tornar más difícil. De todas formas, por lo general, en las bicis de carretera suele ser más sencillo el guiado interno que en las mountain bike.

Por detalles como estos, y en comparación al cableado externo, es más complicado su arreglo y cambio. Hay que desmontar el cableado actual para medir con exactitud la longitud del nuevo cable para que no se quede corto o sobre y si necesitamos utilizarlo como guía para pasarlo de un extremo a otro del cuadro, la tarea se nos complicará aún más.

Un par de detalles más son que, por lo general, las bicicletas con cableado interno son más caras, aunque cada vez más marcas están incorporando estas características en modelos de gamas más bajas. Hay bicis que disimulan el llevar los cables por dentro, combinando las ventajas de llevar el cableado no visible, para que la bici quede estéticamente como una pro, y las ventajas de llevar cableado por fuera, pudiendo manejar todos los cables más fácilmente.

¿Cableado interno o cableado externo en la bici? pros y contras de cada uno

Cableado interno o no, las bicis tendrán el mismo funcionamiento, y para los “mortales”, únicamente lo podremos notar en la estética de la bici y a la hora de meterle mano a los componentes. Es tu gusto en el que te tienes que fijar, entonces, ¿cableado interno o no?

x