Opinión: Ciclismo deportivo. En unos países sí y en otros no

En las últimas horas vemos con atención lo que hacen nuestros vecinos europeos. También nos llegan imágenes y noticias de Estados Unidos. Y, en muchos casos, sentimos una profunda envidia porque en algunos sitios se sigue montando en bici a nivel deportivo a pesar de la crisis del coronavirus.

Opinión: Ciclismo deportivo. En unos países sí y en otros no
Autor Maillot Luis M. Del Cerro
Autor de la foto Archivo

Fecha de la noticia19/03/2020


¿Por qué ellos sí y nosotros no? A fin de cuentas, si montamos solos el riesgo de contagio o de contagiar sería mínimo. Lo cierto es que la respuesta a esta pregunta ya la adelantamos hace unos días: el problema principal no es que te contagies. Y una “videollamada” de hace un par de días con un par de amigos que trabajan en los servicios sanitarios de la Comunidad de Madrid me lo confirmaron de forma absolutamente dramática.

Ambos, agotados, me contaban el nivel de saturación que viven. Uno de ellos está en uno de los hospitales más saturados de la Comunidad de Madrid y me confirmaba que la situación es dramática. La UCI no da abasto y las urgencias están hasta arriba. En esas circunstancias un ciclista que resulte herido mientras entrena tendrá dos problemas. Uno de ellos será la tardanza en ser atendido. Esto puede ser algo importante dependiendo de la gravedad de su lesiones.

Pero el peor problema es que es más que probable que acabe infectado en hospitales donde faltan equipos de autoprotección para su escaso personal y a donde van cientos de personas con síntomas todos los días.

En Bélgica, Países Bajos, Reino Unido o Estados Unidos lo viven de manera distinta y hacen lo que consideran oportuno para mantener un equilibrio entre la contención del coronavirus y el mantenimiento de la economía y la paz social. Mantener un país encerrado en sus casas no es fácil y seguramente piensan que “cuanto más tarde mejor”. Cada sociedad y cada país está en un estadio distinto en esta crisis.

Nosotros, España, está en el peor. Nuestra sistema sanitario está exhausto en zonas como Cataluña, País Vasco y Madrid. Pero es probable que lo peor esté por llegar en estas y otras zonas del territorio nacional. Nuestro sistema sanitario está al borde del colapso y sólo se mantiene gracias al trabajo incansable de sus profesionales. Esos héroes a los que aplaudimos todas las tardes desde nuestras ventanas y balcones lo único que no necesitan es a un ciclista con una clavícula rota en las urgencias que acabará con los infectados de coronavirus en una semana. O un ciclista con un percance grave que puede llegar a necesitar un respirador que no tienen.

Sigamos en casa. Trabajemos, ayudemos a nuestros hijos, leamos, veamos la televisión... pero no nos “calentemos la cabeza” viendo lo que pasa aquí o allá. En esta, como en cualquier guerra, hay varios frentes de batalla y nosotros, por desgracia, estamos en el peor. Más de 750 muertos a día de hoy dan fe de ello.

Más sobre: opinión #LaRevancha

x