Specialized Rider-First: así se diseñan las tallas en Specialized

Conseguir el mismo comportamiento, o la misma rigidez/ligereza, en un cuadro talla XL que en un S es el objetivo del Rider-First Engineered de Specialized. Cada talla de cuadro se diseña específicamente para que en todas ofrezcan la misma respuesta.

Specialized Rider-First: así se diseñan las tallas en Specialized
Autor Maillot J. Daniel Hernández / Comunicado
Autor de la foto
Specialized

Fecha de la noticia15/04/2020


Specialized lleva mucho tiempo apostando fuerte por Retül, el sistema de medición biomecánica. De hecho, pese a que Retül Fit nació como empresa en 2007 (en Boulder, Colorado, una de las mecas del Mountain Bike), lleva asociada a Specialized desde 2012 y después de millones de mediciones de ciclistas diferentes ha permitido a la marca de la S contar con una base de datos ingente de parámetros biométricos.

Gracias, entre otras cosas, a todos los datos obtenidos por estas mediciones y a su alianza estratégica con McLaren, que le ha permitido mediciones en acción mucho más exactas y determinantes, Specialized ha desarrollado su filosofía Rider-First Engieered. Un nuevo criterio enfocado a la fabricación de cuadros específicos para cada talla, de forma que en cada una de ellas se obtenga el rendimiento óptimo y las cualidades buscadas. Tal y como declaran: “esto se consigue gracias a la interacción de la adquisición de datos, la experiencia de corredores profesionales y la meticulosa construcción del carbono”.

¿En qué consiste la filosofía Rider-First Engineered?

Hasta hace poco, lo habitual era que para la construcción y diseño de un cuadro de bicicleta se hiciese en base a una talla intermedia (por lo general la talla mediana, que también es la más común) y luego se adaptasen las medidas a las tallas superiores e inferiores. Esto provoca que, mientras que en las tallas medias se goza de las propiedades de rigidez y flexibilidad óptimas, según se van distanciando las tallas hay modificaciones sobre los planes previstos.

Gracias a las posibilidades que ofrece el carbono, es cierto que, para evitarlo, la mayoría de las marcas jugaban con la disposición y cantidad de láminas en determinadas zonas para mantener las cotas óptimas de rigidez, ligereza o flexibilidad. Pero Specialized, con el Rider-First Engineered, ha ido un paso más allá.

Specialized Rider-First: así se diseñan las tallas en Specialized

A través de la colaboración de Specialized con McLaren y la cantidad de datos recogidos, la prioridad en el diseño de los cuadros fue los datos obtenidos de conducción. Estos datos daban lugar a conclusiones como que los ciclistas con cuadros más pequeños experimentaban características de marcha que eran inversas a los de las bicis de mayor tamaño y viceversa. Por ejemplo, cuando un cuadro más pequeño es rígido en llano, podría subvirar en curvas, y pasaba justo lo contrario en cuadros de tallas grandes. Estas pruebas se realizaron midiendo las fuerzas de reacción a través de la horquilla, la potencia y el sillín, con todas las entradas y salidas posibles.

La conclusión es que, para igualar el rendimiento de un cuadro talla XL con su equivalente en talla S (por ejemplo), cada una de las tallas necesitaba de unos requerimientos específicos. Por lo que para cada tamaño de cuadro son necesarios tamaños de tubos y capas de carbono específicas. Sólo construyendo cada talla de forma individual se consigue la misma respuesta en cada una de ellas.

x