SCOTT EvoLap: ¿Cómo trabaja SCOTT la fibra de carbono?

SCOTT es una de las marcas que más trabajo pone en la fibra de carbono con la que construye sus cuadros. No sólo se trata de los diferentes tipos de fibras utilizados (HMX, HMF, HMX-SL) sino también de la aplicación de otras tecnologías como la EvoLap.

Tecnología SCOTT EvoLap
Autor Maillot J. Daniel Hernández
Autor de la foto
SCOTT, Javier Martínez

Fecha de la noticia28/01/2019


SCOTT fue una de las primeras marcas del sector en utilizar la fibra de carbono para la fabricación de bicicletas de forma industrial. No en vano cuentan con tres tipos de fibras diferenciadas para las diferentes zonas del cuadro de una bicicleta y los diferentes acabados:

Fibra de carbono HMF: es una fibra de alto módulo con un gran nivel de resistencia; Fibra de carbono HMX: una versión mejorada de la fibra de alto módulo con una rigidez un 20% superior a su hermana HMF y que permite usar menos material y, por tanto, lograr un mejor peso (eso sí, su precio es 3 veces superior a la fibra HMF); Fibra de carbono HMX-SL: la última en incorporarse a su catálogo, es una fibra proveniente de las industrias aeroespacial y militar, tratada con nanotecnología (nanotubos de carbono) y combinada con resina epoxi T1000G que permite una mayor cohesión de las fibras y resistencia entre las láminas.

Tecnología SCOTT EvoLap

SCOTT afirma que un cuadro HMX-SL es un 8,5% más ligero que la misma versión en HMX que, a su vez, es un 14% más ligero que uno de fibras HMF. Como ejemplo, el cuadro Foil en fibras HMX declara un peso de 840 g (talla M), mientras que el Addict SL (fibras HMX-SL) declara 710 g.

En el catálogo de SCOTT, las fibras HMX las encontramos, por ejemplo, en la Addict RC Pro Disc y Addict RC Premium Disc. Por su parte, la gama Addict RC utiliza, por su parte, fibras HMF. Para encontrar un ejemplo de cuadro con fibras HMX-SL tenemos que buscarlo en el cuadro Addict SL de los profesionales.

Tecnología EvoLap de SCOTT

Pero la fabricación avanzada de bicicletas no se detiene sólo en la elección del material, hay mucha tecnología y desarrollo aplicados. Una de estas tecnologías que marca la diferencia en SCOTT es la tecnología EvoLap, que consiste en la simulación de las diferentes fuerzas que afectan a una bicicleta en un cuadro virtual para ajustar el tipo, cantidad, orientación de las fibras en cada zona según se necesite.

Tecnología SCOTT EvoLap

Para ello hay que utilizar herramientas específicas para analizar el laminado de la fibra de carbono, como el software FEA (Finite Element Analysis – Análisis de elementos finitos), que permite un análisis estructural, en términos de rigidez, de piezas o conjunto de ellas.

Esta tecnología también permite, probando diferentes configuraciones de fibras y colocación de estas, optimizar la superficie de contacto entre las diferentes áreas del cuadro y la forma y estructura de los tubos para una mejor distribución de la tensión y el estrés que se genera al pedalear.

Tecnología SCOTT EvoLap

El uso de esta tecnología virtual permite a SCOTT hacer una cantidad tan grande de pruebas con la orientación de las fibras que sería imposible hacerlo con prototipos físicos, logrando unos resultados mucho más optimizados.

Estas herramientas, previas al proceso de fabricación, permiten a los ingenieros evaluar el peso de una estructura y su volumen, la distribución de la tensión, el ratio de rigidez, el rendimiento aerodinámico y otras.

Tecnología SCOTT EvoLap

A la hora de fabricar el cuadro

La tecnología EvoLap forma parte del diseño del cuadro, aunque en él también se aplican otras técnicas de desarrollo y diseño. Una vez obtenidos los mejores resultados posibles se procede a la fabricación del primer molde para un prototipo que se enviará a un laboratorio de pruebas para evaluar la resistencia y rigidez real del mismo. Si los resultados son satisfactorios, a partir de ahí comienza un proceso de refinamiento para iniciar la fabricación definitiva del modelo.

x