Primeras pedaladas: nueva Cannondale Synapse NEO

Las e-bikes de carretera han llegado para quedarse.

Facebook
Twitter
Whastapp
Autor Maillot J. Daniel Hernández
Autor de la fotoCannondale

Fecha de la noticia 10/10/2018


Cannondale apuesta fuerte por un nuevo segmento, las e-Road, con la Synapse NEO, una bici que, pese a ser una e-bike, busca mantener las sensaciones puras de una bicicleta. La idea es poder explorar carreteras y llegar más rápido y más lejos.

Primeras Pedaladas: Cannondale Synapse NEO

Cannondale nos llevó a una de las mecas del ciclismo de carretera, una de las zonas con las subidas más duras de Europa, los Dolomitas, concretamente a la región de Val di Fassa de la cordillera alpina italiana, para conocer la nueva Cannondale Synapse NEO, la e-bike de carretera.

Los Dolomitas son la cordillera más importante en la disputa del Giro de Italia algo que, por cierto, se nota en los monumentos y la decoración de algunos comercios. Es una zona clásica del ciclismo de carretera, aunque en las estaciones de esquí poco a poco se van abriendo también al Mountain Bike erigiéndose como un destino completo para los amantes de cualquier tipo de ciclismo.

 Cannondale Synapse NEO

Para probar la nueva Cannondale Synapse NEO rodamos por las mismas carreteras en las que se celebran habitualmente, además de alguna de las etapas decisivas del Giro de Italia, el Maratón de los Dolomitas y el recorrido conocido como Giro Sella Ronda (pasando por las cimas: Sella, Gardena, Campolongo y Pordoi). Pero no adelantemos acontecimientos, vamos a conocer primero la teoría de esta e-bike.

Te puede interesar...

Nueva Cannondale SystemSix: la bici más rápida

Primeras Pedaladas: Cannondale Synapse NEO
Primeras Pedaladas: Cannondale Synapse NEO

Nueva Synapse NEO, en busca del silencio y las sensaciones

Como maestro de ceremonias para la presentación de la nueva Cannondale Synapse NEO tenemos a Andreas Wildgrube, Product Manager del departamento de e-bikes en Cannondale. Lo primero en lo que incide en la presentación es que desde la marca han buscado una e-bike que mantenga el espíritu real de una bicicleta de carretera. Consideran que este segmento es la evolución natural del ciclismo con asistencia a la pedalada después de las eléctricas urbanas y las de montaña pero sin abandonar la esencia del ciclismo.

El objetivo de la Synapse NEO no es convertir a los ciclistas de carretera en ciclistas de bicicletas eléctricas, sino abrir el abanico a otro tipo de ciclistas que, por la circunstancia que sea (falta de tiempo, pérdida de forma física, etc.), necesita aprovechar la ayuda de la asistencia. El público objetivo de la Synapse NEO es un ciclista, haciendo hincapié en el concepto ciclista, con mente abierta y busque aumentar el rango de sus exploraciones. Un ciclista que le guste dar pedales tanto solo como acompañado, pero buscando siempre que la experiencia del ciclismo de carretera sea real.

 Cannondale Synapse NEO

Para el desarrollo de esta bici Cannondale trató de centrarse en dos aspectos: el silencio en marcha del sistema y el denominado “low Drag”. Es decir, reducir al máximo el rozamiento de las piezas (en este sentido se considera Drag a la fuerza que hay que hacer para poner en marcha el sistema). Ambos dos conceptos están ligados ya que un menor rozamiento también significa mayor silencio.

Para ello Cannondale ha recurrido al motor Bosch Active Line GEN 3 (la última versión del motor de Bosch para bicicletas urbanas) que cumple estos parámetros deseados (menor rozamiento interno, mayor ligereza, mayor sensación de pedaleo, más silencioso y con una mayor duración de la batería) respecto al motor Performance CX, que está orientado a e-bikes de montaña. De hecho, según las cifras declaradas por Cannondale, con este motor y la batería PowerTube de 500 Wh se pueden alcanzar hasta los 92 km en modo Turbo y más de 200 en modo ECO.

 Cannondale Synapse NEO

Pero para mantener esa mayor sensación de bicicleta Cannondale ha desarrollado el modo TOUR con la denominada Actual Cadence Response, una gestión dinámica de la asistencia del motor basada en la cadencia. Así pues, una vez superado el primer impulso en el que el motor nos asiste al 100%, la asistencia baja a poco más del 40% si nos encontramos en una cadencia entre 60 y 80 rpm, mientras que sube de nuevo al 100% cuando superamos las 80 rpm.

De esta forma, si queremos obtener el máximo del motor, tendremos que esforzarnos por mantener una cadencia de pedaleo alta, lo que nos obligará también a utilizar los cambios de la misma forma que una bicicleta convencional. Por ello, la Cannondale Synpase NEO es la única bicicleta con el motor Bosch con un sistema de doble plato (en configuración 50/34) y un cassette convencional de 11 velocidades. Desde la marca afirman también que esto sólo ha sido posible (instalar un doble plato en una transmisión con motor) gracias al diseño Ai (Asymmetric Integration) propio de Cannondale.

 Cannondale Synapse NEO

El cuadro es de aluminio SmartForm C1 y trata de seguir la línea marcada por la Synapse convencional, aunque con una postura ‘Endurance’. Además, para favorecer la comodidad en las salidas más largas, en Cannondale han incorporado la tecnología SAVE a la parte trasera.

Para terminar de definir a la nueva Synapse NEO encontramos que puede llevar dos bidones en la ubicación habitual de las bicicletas de carretera, que gracias a su gran paso de rueda (admite neumáticos de medida 650b con un ancho de hasta 47 mm) se puede convertir también en una opción excelente para descubrir el Gravel y que cuenta con la tecnología de Realidad Aumentada de Cannondale (Augemnted Reality) que permite a usuarios y tiendas configurar la bicicleta a nuestro gusto y llevar un ‘manual de taller y usuario en nuestro teléfono’. También es una bici perfectamente enfocada al bikepacking o uso urbano gracias a su guardabarros desmontable, los soportes para anclar portabultos y una pre-instalación de cableado para luces delantera y trasera.

 Cannondale Synapse NEO

Cosas de familia: Cannondale Synapse NEO

Son 5 los modelos de esta e-Road que nos encontramos y que comparten el mismo cuadro de aluminio. Su PVP comienza en los 3.299 € de la Cannondale Synapse NEO 3, con Shimano Tiagra y frenos de disco mecánicos; hasta los 5.999 € de la Cannondale Synapse NEO 1 (con un grupo completo Shimano Dura-Ace mecánico). Cabe destacar la Synapse NEO SE, claramente enfocada al Gravel, con neumáticos WTB de 650b y 47 mm de ancho, una transmisión monoplato SRAM Apex1 y un PVP de 3.699 €.

Primeras pedaladas: En acción con la nueva Synapse NEO

Como te decía al principio, para poner a prueba la nueva e-Road de Cannondale nos disponemos a recorrer las carreteras del valle de Val di Fassa en el Trentino (Tirol italiano). Sin apenas tiempo de calentar nos enfrentamos a la subida al Passo Sella (2.244 m), un puerto ‘Hors Categorie’ de más de 12 km de ascensión con una pendiente media del 6,6% (que sube hasta el 7,3% a partir del cruce con el Passo Pordoi) y que incluye alguna rampa de más de un 10%. Desde Cannondale nos recomiendan hacerlo en el modo TOUR para comprobar las sensaciones de las que nos han hablado en la presentación ‘teórica’. Por supuesto, la Synapse NEO cuenta con otros tres modos: ECO, SPORT y TURBO con distintos niveles de asistencia.

En este primer puerto, con las fuerzas intactas, me dedico a probar la bicicleta sin asistencia y con ella en los ‘modos bajos’ para confirmar que, efectivamente, la Synapse NEO es muy silenciosa, no se aprecia el típico ruido eléctrico que desprenden otras bicicletas. También que el nivel de resistencia del sistema es bajo, muy bajo. No obstante, el modo ECO, aunque empuja un poco, nos servirá sólo para contrarrestar el mayor peso y el rozamiento de los engranajes del motor. Es una pequeña ayuda que, eso sí, siempre está ahí.

 Cannondale Synapse NEO

El modo SPORT es más fuerte y empuja bastante más, y el modo TURBO es casi una locura, pero como acabamos de empezar me mantengo la mayor parte del tiempo en el modo TOUR. La subida la hacemos en grupo y a ritmo, parando sólo para las fotos de rigor y podemos comprobar cómo, a pesar de la asistencia, es exigente.

Es decir, gracias a este modo nuestras pulsaciones bajarán sensiblemente, pero eso no quiere decir que no haremos esfuerzo, al contrario, si queremos rodar rápido tendremos que darle fuerte a los pedales y exigir lo mejor de nosotros. Eso sí, con la tranquilidad de saber que no reventaremos ya que la asistencia nos permitirá ir rápido sin entrar en la zona roja muy rápido. Se puede decir que este modo iguala a un ciclista que haya perdido su mejor forma, pero que se mantenga activo, con un ciclista que sí que está en muy buenas condiciones.

 Cannondale Synapse NEO

Alcanzamos la cima del Passo Sella y comienza la bajada. Se trata de un descenso bastante tendido con curvas enlazadas relativamente suaves en el que el motor ayuda en la primera aceleración pero después no sirve de nada, ya que es muy fácil mantenerse en todo momento por encima de los 25 km/h. El extra de peso se puede considerar un aliado que, gracias a su baja ubicación, transmite cierto aplomo a la bici sin que por ello pierda una manejabilidad significativa.

Tras unos 6 km de descenso nos enfrentamos a la subida de 3ª categoría Passo di Gardena (2.121 m de altitud), más corta (también 6 km) y asequible en la que aprovecho para disfrutar más del paisaje gracias a la asistencia. He de reconocer que, una vez superado el primer puerto, además, uno de la entidad del Sella, cambié el chip para aprovechar esta subida y centrarme en disfrutar de las sensaciones y del lugar donde estaba en lugar de tratar de exprimirme los sesos analizando la bicicleta.

 Cannondale Synapse NEO

Llega el descenso, esta vez algo más complicado y largo; más de 8 km de rápida bajada con algunas ‘paelleras’ curvas de 180º en las que, a la dificultad añadida que supone su trazada, hay que sumarle el ingente tráfico que soporta la zona, ya que es una región turística y un reclamo para los amantes de la conducción sobre 2 y 4 ruedas. La mayor potencia de frenado de los frenos de disco, y en concreto el comportamiento de los del grupo Shimano Dura-Ace, fue determinante para disfrutar de esta bajada, jugando con las frenadas y aceleraciones para mantener un ritmo rápido.

Te puede interesar...

Cannondale Synapse Hi-MOD Disc Dura-Ace Di2

Primeras Pedaladas: Cannondale Synapse NEO
Primeras Pedaladas: Cannondale Synapse NEO

Llegamos a la localidad de Corvara (Corvara in Badia) que marca la mitad de la ruta y, como no puede ser de otra forma, aprovechamos para hacer una ‘coffe stop’ que algún periodista aprovecha también para degustar los dulces de la zona. Por delante nos queda la subida a Campolongo (1.875 m), que a pesar de algunas rampas de más del 9% se hace relativamente sencilla gracias a la asistencia. Se trata de un puerto de 3ª categoría de 6,15 km con una pendiente media del 5%.

No lo he dicho antes, pero toda esta zona es un paraíso no sólo para los ciclistas, también para los amantes del esquí. Las estaciones y las pistas salen por doquier e incluso algunas de ellas pasan por encima de la carretera por puentes específicamente creados para ello. Mantengo el modo TOUR de la asistencia como modo más habitual, aunque por el camino haya ido probando los otros. Es el que más me gusta, ya que es el que mejor mantiene las sensaciones de ciclismo convencional pero, por otro lado, me permite ir unos 5 km por hora más rápido y con un desgaste mucho menor.

 Cannondale Synapse NEO

Cuando llegamos a la cima nos avisan, queda un corto descenso para luego enfrentarnos a la última subida del día, el Passo Pordoi (2.239 m), a caballo entre un 1ª y un 2ª categoría con casi 10 km de longitud y una media del 7%. Si queremos, podemos probar el modo TURBO y tratar de emular la subida de Nibali en el Giro, “a ver si batimos su tiempo” (palabras textuales). Y así lo hacemos.

Es cierto que el modo TURBO es otra cosa. Por un momento me sentí como un profesional, ya que para obtener la máxima asistencia y rodar a 25 km/h estaba obligado a llevar una cadencia alta que también te desgasta y exige, aunque en un régimen de revoluciones (frecuencia cardiaca) muy inferior al que hubiese tenido si hubiese querido ir a esa velocidad con una bici convencional. De hecho, no hubiese aguantado mucho de haberlo hecho así.

 Cannondale Synapse NEO

Por ello, el modo TURBO también ayuda a separar el grano de la paja a igualdad de condiciones. Sólo un pequeño grupo de periodistas fuimos capaces de aguantar el exigente ritmo para coronar los primeros. Ojo, no se trataba de ninguna carrera, sino de comprobar que una e-bike también te puede exigir si quieres, la diferencia es que con ella llegarás mucho antes y no tan cansado. También es cierto que una vez que se superan los 25 km/h y corta la asistencia, es muy difícil de mantener ese ritmo, por lo que la lucha está (o estaba en ese caso) en lograr una velocidad sostenida que evite el corte de la asistencia pero que tampoco signifique bajar excesivamente el ritmo.

Es en ese punto en el que vemos que se hace otro tipo de esfuerzo. Y compruebo que Cannondale tenía razón, la Synapse NEO no es una bicicleta pensada para ciclistas en plenas facultades, sino para aquellos que quieren recuperar esa sensación pero que, por cualquier circunstancia, han perdido su mejor forma. Es una bicicleta para un nuevo público que quiere disfrutar, llegar más lejos, pero sin dejar de lado el sufrimiento (aunque sea un sufrimiento bastante menor que con una bici normal).

 Cannondale Synapse NEO

Una bici como la Synapse NEO no va a convertir a alguien pasado de peso y fuera de forma en Rigoberto Urán (por poner un ejemplo de un ciclista que corre con Cannondale), más que nada porque en el llano y en las subidas tendidas será incapaz de mantener el ritmo. Pero sí que le puede ayudar a recuperarlo, a disfrutar con largas jornadas de pedaleo que, de otra forma, tendría que recortar considerablemente (o directamente desechar).

La Synapse NEO no es una bici pensada para amargarse en un carril bici o en zonas llanas sin grandes pendientes. Es un nuevo concepto que ayudará a mucha gente en zonas montañosas, un nuevo punto de vista que, guste o no a los más puristas del ciclismo, ha llegado para quedarse.