Guía: ¿Qué es el ciclismo virtual?

El ciclismo virtual ha llegado a nuestras vidas ciclistas de una forma rápida e impactante. El presente y el futuro se rodará por la carretera o montaña, pero también a través de una pantalla.

¿Qué es el ciclismo virtual?
Autor Maillot Iván Tomas Bayón
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia06/11/2019


Se podría decir que el ciclismo virtual es una evolución del uso de los rodillos de entrenamiento. Gracias a los rodillos puedes dar unas pedaladas sin tener que salir de casa en el caso de que haga mal tiempo, para hacer un entrenamiento o simplemente porque no tengas lugar donde salir.

Gracias al ciclismo virtual, se ha podido combinar el rodillo con recorridos con desniveles y distancias reales, para poder hacer rutas iguales que las que haces cuando sales con tu grupeta. Además, como todo el mundo hoy en día vive conectado a aparatos electrónicos, podremos compartir nuestras salidas y medir al detalle nuestro rendimiento.

Te puede interesar: Entrenamiento en bici con rodillo ¿tradicional o cicloentrenador?

El ciclismo virtual aporta un gran número de ventajas, entre ellas podemos destacar la motivación que ofrece el tener que enfrentarte o poder compararte con otros usuarios, en comparación con dar pedales tú solo en el rodillo, algo que por lo general no es muy divertido. Además, también te diviertes, ya que podrás competir sintiéndote que estás en una gran vuelta corriendo contra cientos de usuarios.

Pero el ciclismo virtual también tiene algunos inconvenientes. Entre otros, te priva de disfrutar del entorno que te rodea (dependiendo de los gustos del ciclista), la libertad de rodar por la carretera o la montaña, de emplearte a fondo a nivel técnico… Es bueno de vez en cuando salir a hacer una salida “real” ya que estar en el mundo virtual demasiado tiempo podría llegar a aburrirnos y quitarnos la motivación.

Además, el equipo necesario para hacer este tipo de actividades no es precisamente barato, ya que tienes que tener un rodillo de calidad y comprar ciertos sensores que para hacer que todo el mecanismo funcione.  También existe la opción de comprar directamente un rodillo específico para este tipo de actividad, pero a día de hoy tienen un coste un poco elevado en comparación con los rodillos normales..

Los servicios que nos prestan las aplicaciones para realizar ciclismo virtual suelen tener un coste de suscripción. Hay que pagar una cuota mensual como usuario para poder disfrutar de las ventajas que te presta este tipo de aplicaciones. En el caso de Bkool la suscripción mensual cuesta 9,99 euros y te ofrecen 30 días de prueba gratis. Zwift ofrece 7 días de prueba y el coste por mes es de 20 dólares, pero con opción de tarifas más caras. En estas aplicaciones podrás encontrar gran cantidad de rutas diferentes, planes de entrenamiento realizados por gente profesional que se dedica a eso y competir contra ciclistas de todo el mundo. Además, podrás subir algunos de los puertos más míticos del mundo desde el salón de tu casa.

Desde luego que el ciclismo virtual es parte el presente y futuro en este deporte. Hay gente que lo apoya y otra que no, pero el avance de las tecnologías acerca más nuestras vidas hacia este tipo de modalidad deportiva.

x