Cinco motivos para cambiar el coche por la bici

Hay veces, que por más que nos lo digan, no queremos darnos cuenta de las ventajas que tiene la bicicleta frente al coche. En este artículo te contamos por qué deberías cambiar uno por otro.

Cinco motivos para cambiar el coche por la bici
Autor Maillot Laura Rincón
Autor de la foto
Archivo

Fecha de la noticia21/10/2021


Si estás harto de los atascos, de la contaminación, de llegar a casa enfadado después del trabajo por encerrarte en una máquina sin poder respirar aire fresco y, en fin, el coche empieza a cansarte, igual tienes que plantearte pasarte a la bicicleta. En este artículo te vamos a dar cinco motivos para que cambies un vehículo por otro:

Vas a ahorrar dinero

Utilizar la bicicleta como medio de transporte habitual tiene una ventaja con la que el coche no puede competir: es mucho más económico. Moverte por la ciudad en bici no te va a costar más dinero que el desembolso que hagas en tu aparato birueda y algún que otro arreglo.

Por el contrario, el coste de un coche supera al de la bicicleta exponencialmente. Y, una vez que lo tienes, desde el principio tienes que hacerte cargo también del seguro, un dinerito que vuela todos los meses. Eso si el coche no empieza a darte problemas porque una vez que empiezas con los arreglos ya no paras. No hablamos de 20 o 30 euros, como te puede costar el arreglo de tu bici, estamos hablando de tres o cuatro cifras. 

Y, además, necesitarás echarle gasolina para que funcione mientras que en la bicicleta tan solo te necesitas a ti.

cinco motivos para cambiar el coche por la bici

Vas a ser más feliz

Está demostrado pero, si no nos crees, puedes mirar a aquellos que montan en bicicleta, la bici te aporta felicidad. Los que se mueven en bici siempre van con una sonrisa en la cara.

Y es que hay mucha diferencia entre ir encerrado dentro del coche e ir sintiendo el aire en la cara: te permite desconectar, pensar en todo lo que ha pasado durante el trabajo para llegar a casa y no volver a darle vueltas hasta el día siguiente ya en la oficina. También está demostrado que ir al trabajo en bici te hace ser más productivo.

Además de ser más feliz, la bicicleta también va a ayudarte a mejorar tu salud mental, muchos dicen que el mejor psicólogo es la bicicleta. Nosotros no lo suscribimos, pero sabemos que la bicicleta ayuda mucho a tus problemas.

Cinco motivos para cambiar el coche por la bici

Vas a ser más autónomo

La bici te aporta libertad, esa que muchas veces nos roba el día a día. Este medio de transporte nos permite movernos de puerta a puerta. Cogemos la bicicleta en nuestra casa y nos desplazamos hasta nuestro destino sabiendo que vamos a poder aparcar sin tener que estar dando mil vueltas a la manzana.

Utilizando la bicicleta dejarás de ser impuntual. No dependerás de los horarios del autobús, ni del metro, solo de salir a tiempo de casa para no llegar tarde. La bicicleta te proporciona una gran autonomía.

Cinco motivos para cambiar el coche por la bici

Vas a mantenerte en forma

Cambiar el coche por la bicicleta significa pasar de un medio de transporte pasivo a uno activo. Empezarás a realizar la mayoría de tus desplazamientos con la fuerza de tu propio cuerpo. De hecho, aunque no tengas grandes distancias, ya verás como en pocos meses tu cuerpo se va transformando y se va poniendo más fuerte. Pueden ir apareciendo nuevos músculos que antes no tenías y te sentirás bastante más ligero. Y, lo mejor de todo, sin un gran esfuerzo, simplemente haciendo los trayectos que haces habitualmente pero de una forma mucho más amigable para ti y, bueno, también para los demás. Ir al gimnasio está bien pero, ¿por qué no hacer de tu ciudad tu propio gimnasio?

Cinco consejos para cambiar el coche por la bici

Vas a dejar de contaminar

Los coches habitualmente donde más contaminan es en los trayectos que se realizan dentro de la ciudad y, por supusto, en atascos. Si dejamos de utilizar estos vehículos en este tipo de desplazamientos, estaremos contribuyendo a tener un país más limpio para las generaciones que vienen. 

Por otro lado, si hablamos del proceso de fabricación de ambos vehículos, para la construcción de una bicicleta se necesita tan solo el 5% de los materiales que se usarían para la fabricación de un coche, por lo que el impacto que tiene la bici con respecto al coche en su proceso de creación tampoco es comparable. 

Desplazarse en bicicleta ayuda a reducir las emisiones de CO2 y, por tanto, la contaminación. Nos ayuda a mantenernos en forma, es divertido, nos ayuda a mejorar la salud mental, es económico, ¿necesitas más motivos para cambiar tu coche por una bicicleta?

Más sobre: ciclismo urbano trabajo

x