El gobierno francés lanza una serie de propuestas para recuperar su industria nacional de la bicicleta

Más allá de potenciar el uso cotidiano de la bicicleta, el informe apuesta por la reindustrialización de un sector que, durante los años 80, se posicionó como una de las referencias mundiales del ciclismo.

El gobierno francés lanza una serie de propuestas para recuperar su industria nacional de la bicicleta
Autor Maillot Redacción-Comunicado
Autor de la foto Archivo

Fecha de la noticia29/03/2022


A raíz de una petición del primer ministro Jean Castex, el diputado francés Guillaume Gouffier-Cha ha presentado en el parlamento un estudio sobre la industria de la bicicleta en el país galo. Una noticia que viene precedida de las negociaciones que ya se estarían produciendo desde hace tiempo entre instituciones francesas y fabricantes asiáticos para intentar atraer parte de su producción a suelo francés, según informa Bike Europe.

Muchos de vosotros recordaréis como, durante la década de los 80, la industria francesa de la bicicleta se encontraba entre las más importantes del sector a nivel mundial, tanto a nivel de ventas como de innovación. Pero, llegados los 90, con el desplazamiento progresivo de la producción a países donde los salarios son más bajos, el sector fue decayendo hasta la desaparición de muchas empresas o la absorción por parte de multinacionales.

Ahora, el gobierno francés quiere cambiar el rumbo y ha lanzado una serie de propuestas para volver a situar la industria gala de bicicletas -ebikes incluidas- en el mapa.

En el documento de 82 páginas presentado por el diputado Guillaume Gouffier-Cha, no solo se menciona la reindustrialización del sector de la bicicleta, sino que también se enfatiza la importancia de promover el uso de la bicicleta y el desarrollo de infraestructura específica para bicicletas. El objetivo es hacer de la bicicleta un verdadero medio de transporte como lo fue en el pasado, según recoge Bike Europe.

Entre las medidas mencionadas por el diputado, se habla de la contribución del sector ciclista francés en la estructuración de proyectos de investigación y desarrollo para mejorar la competitividad de la industria. Gouffier-Cha sugiere apoyar la creación de centros industriales regionales, así como incubadoras de empresas dedicadas al ciclismo y la innovación de productos.

También propone desarrollar políticas para implementar una estrategia nacional con el fin de convencer a ciertos fabricantes asiáticos de abrir fábricas en Francia para la producción de piezas de bicicletas o incluso la creación de una misión de bicicletas dentro del Ministerio de Industria. El Bpifrance (Banque Publique d'Investissement) proporcionaría el contacto con las autoridades francesas para posibles inversores extranjeros y un mayor apoyo para proyectos de desarrollo.

Según el estudio, la industria de la bicicleta sufre un importante déficit comercial en Francia estimado en 241 millones de euros en 2019 y 264 millones de euros en 2020. También afirma que en 2020, la producción nacional de bicicletas y bicicletas eléctricas tuvo una cuota de mercado de solo el 25,7 % o 690.000 unidades sobre un volumen de mercado total de 2.685.000 unidades. Cuando se incluye la exportación, la producción total francesa es de apenas 720.000 unidades. Sólo 2.500 personas están empleadas en las empresas productoras de bicicletas o componentes, más otras 1.500 cuando se incluyen todo tipo de prestadores de servicios.

Los fabricantes más importantes de Francia son Manufacture Française du Cycle (MFC), con marcas como la mítica Sunn, Cycleurope (Gitane, Peugeot...), Arcade Cycles y Decathlon -que a su vez es, no lo olvidemos, el 'minorista' de bicicletas más grande de Europa-.

“También debemos apoyar el desarrollo y la modernización de nuestras instalaciones productivas nacionales, así como promover el empleo industrial, cuyos objetivos son específicos de la reindustrialización de nuestro país. Para lograr este objetivo, necesitamos fábricas de última generación equipadas con las herramientas y los robots de producción más modernos”, afirma Guillaume Gouffier-Cha.

Finalmente, el diputado francés también propone introducir un tipo especial de IVA del 5,5% para todas las bicicletas con un alto índice de fabricación local (superior al 80%), así como un alto índice de reparabilidad. Según Gouffier-Cha, todas estas propuestas vinculadas al desarrollo de los servicios y reparaciones de bicicletas podrían aumentar el número de puestos de trabajo a 20.000 en 2030 e incluso a 45.000 en 2050.

Más sobre: industria Francia Sector

x