Nanaimo y Campbell: las nuevas luces de Syncros

La marca de componentes y accesorios de Scott presenta en el mercado sus nuevos sistemas de iluminación, caracterizados por su versatilidad de montaje sobre diferentes tipos de soportes.

Nanaimo y Campbell: las nuevas luces de Syncros
Autor Maillot Víctor Marcos - Comunicado
Autor de la foto Scott Sports

Fecha de la noticia22/11/2021


Metidos de lleno en el otoño y con el invierno a la vuelta de la esquina, seguro que a más de uno no le queda más remedio que salir a pedalear cuando la escasa luz del sol ha desaparecido, ya sea para entrenar o para desplazarnos hasta casa en bicicleta después del trabajo. En ese momento es cuando resulta indispensable ver y, sobre todo, ser visto, para poder circular con la mayor seguridad posible.

En este sentido, Syncros ha desarrollado una nueva y sencilla gama de luces, formada por la delantera Nanaimo y la trasera Campbell, trabajando especialmente en su capacidad de integración, la gestión de la energía y un práctico diseño.

La Syncros Nanaimo es una luz frontal con 1200 lúmenes de potencia máxima y dos LED, que incorpora 5 modos de funcionamiento. Cuando funciona en el modo sensible a la luz, el sensor incorporado permite cambiar al funcionamiento más eficiente, ya sea 'para ver' o 'para que te vean', en función de la luz ambiente. Se ofrecen diferentes tipos de soportes para manillares normales o para conjuntos de manillar integrados como las gamas Fraser o Creston de Syncros. En estos casos, la Nanaimo encaja limpiamente debajo del manillar gracias a su diseño minimalista.

La carcasa está fabricada para facilitar la ventilación de los LED, lo que permite más duración y más potencia de la iluminación sin las caídas de potencia que suelen asociarse a las luces LED cuando funcionan a pleno rendimiento. Gracias a su puerto USB-C, puedes enchufar la luz en puertos de mayor amperaje para acortar el tiempo de carga en comparación con los puertos de estándar Micro-USB.

Por su parte, la luz trasera Campbell ofrece una intensidad máxima de 100 lúmenes, y está diseñada bajo un concepto minimalista que se integra a la perfección con los sillines Syncros, según el gusto o las preferencias de cada ciclista: sobre una bolsa de sillín, con un guardabarros, con los dos, o montada de forma aislada. Cuenta igualmente con cinco modos de funcionamiento, incluido el modo sensible a la luz, así como puerto USB-C con el que podemos reducir los tiempos de carga.

Cinco claves

Modo sensible a la luz: El modo de tecnología sensible a la luz detecta las condiciones de luz ambiental para cambiar automáticamente de un modo intermitente durante el día a un modo de pulso durante la noche. Si bien ambos ayudan con la visibilidad del ciclista al tráfico en cualquier momento del día, el modo nocturno permite al ciclista ver a dónde se dirige.

Potencia sostenida: Para Syncros, la clave del éxito de las luces no reside tanto en la potencia lumínica como en la capacidad de evitar el sobrecalentamiento, y que la intensidad no decaiga, somo sucede en ocasiones. Para conseguirlo, las nuevas luces de Syncros cuentan con un sistema de ventilación de los LED, proporcionando corriente constante, incluso, en rangos superiores.

La distribución del haz: Centrándonos en la luz delantera Nanaimo, un LED está orientado a iluminar la carretera, camino o sendero, en línea recta, lo más lejos posible, mientras que el segundo LED ofrece un haz de luz más reducido, pero más abierto, con el objetivo de iluminar los laterales del camino.

USB-C: Gracias a la tecnología USB-C, se acortan los tiempos de regarga: 6 h 30 m en el caso de la Nanaimo y 2 h para la Campbell, según Syncros.

Cinco modos de funcionamiento: De mayor a menor consumo; modo constante alto, medio, bajo, intermitente y sensible a la luz.

Puedes encontrar más detalles sobre las nuevas luces de Syncros aquí

x