Kemen y Kemen SUV, las nuevas ebikes polivalentes de Orbea

Diseñadas para la ciudad y el campo, respectivamente, destacan por su ligero motor Shimano EP8, su batería de 540 Wh optimizada, su cargador inteligente Smart Charger y un completísimo equipamiento para el día a día.

Kemen y Kemen SUV, las nuevas ebikes polivalentes de Orbea
Autor Maillot Víctor Marcos - Comunicado
Autor de la foto Orbea

Fecha de la noticia19/05/2022


Orbea vuelve a estar de actualidad con el lanzamiento de dos nuevas ebikes, la Orbea Kemen y la Orbea Kemen SUV, dos bicicletas que parten de la misma plataforma en aluminio y que buscan la versatilidad absoluta, la primera más enfocada al uso urbano, y la segunda pensando más en tranquilas escapadas por el monte o el cicloturismo.

Para el desarrollo de este nuevo concepto, Orbea ha echado mano de la experiencia adquirida en el diseño de bicicletas como la Orbea Rise, una de las e-mtb ligeras mejor conseguidas del mercado, o la reciente Orbea Urrun, y un arduo proceso de investigación sobre el tipo de usuario que recurre a este tipo de bicicletas.

Y es que, tal y como nos contaron los responsables de la marca de Mallabia en su presentación online, la inmensa mayoría (un 77%) de los usuarios de e-mtb no suele circular por senderos técnicos, no superan normalmente los 60 km en sus rutas y utilizan, preferentemente, el modo ECO de los motores. Con estos datos sobre la mesa... surgió la pregunta en Orbea: ¿Es necesario equipar este tipo de bicicletas con una gran batería? La respuesta parece clara... y la encontramos reflejada de nuevo en las Orbea Kemen.

Potencia y autonomía... la necesaria

Como decíamos, Orbea ha planteado tanto la Kemen como la Kemen SUV en torno al ya conocido motor Shimano EP8, silencioso, eficaz, ligero y con 85 Nm de par. Un motor que los ingenieros de la firma vasca han combinado con la batería de 540 Wh que ya estrenaron con la Orbea Rise, y que ha sido sometida a un proceso de optimización energética ¿Qué quiere decir ésto? Pues que alberga más energía en menos espacio, gracias a su interior compuesto por celdas 21-700. Batería, por cierto, integrada en el cuadro, pero no extraíble.

Esta combinación se traduce, además, en unos datos de autonomía muy interesantes, de hasta 5 horas de pedaleo, según la marca, y que se pueden ampliar con la opción de montar un Range Extender de 252 Wh.

La última novedad, dentro del capítulo eléctrico de las Kemen, es el cargador inteligente Smart Charger desarrollado por Orbea, con el que se ha logrado alargar la vida útil de la batería hasta un 30%. Esto se consigue adaptando la carga a 2 o 4 amperios, dependiendo de las condiciones de carga (temperatura ambiental, calidad de la red eléctrica de la zona, el estado de las celdas o el nivel de carga de la batería).

Geometría cómoda y estable

La geometría de las Kemen prioriza la conducción fácil e intuitiva sobre el rendimiento, además hacer de estas bicicletas dos plataformas especialmente aptas para transportar cargas. Tanto uno como otro modelo, además, se ofrecen dos versiones de cuadro: Top Bar (tradicional) y Mid Bar (con el tubo superior inclinado), dependiendo del uso y las preferencias del ciclista.

Mención especial debemos hacer también al cuadro de aluminio hidroformado y que utiliza tubos de hasta triple espesor -algo no muy frecuente en bicicletas de este tipo- con el objetivo de reducir peso y reforzar las zonas del cuadro sometidas a mayor presión. El cuadro se remata, además, con unas perfectas soldaduras pulidas, mejorando notablemente la estética del mismo. Un cuadro, recordemos, con garantía de por vida por parte de Orbea.

Detalles y soluciones inteligentes

Analizados los bloques importantes de las Kemen, como son cuadro y motor, merece la pena detenerse en sus detalles, que no son pocos. Para empezar, la integración de los cables en la zona del manillar: el del display y mando van por dentro del manillar, mientras que los de los frenos se introducen por una tapa en la potencia, lo que confiere una estética muy limpia a la bicicleta.

Tanto la Kemen como la Kemen SUV vienen montadas de serie con luces delanteras y traseras, sirviendo esta última, además, como luz de frenado. Una robusta pata de cabra, guardabarros y portabultos complementan el equipamiento de unas bicicletas preparadas para -casi- todo.

A nivel de transmisiones, en todas las versiones, el sistema Shimano Linkglide, específico para ebikes de carácter urbano o cicloturista, aporta suavidad y durabilidad, haciendo que nos olvidemos del mantenimiento durante mucho, mucho tiempo.

Para la ciudad, Orbea Kemen. Para el campo... y mucho más, Orbea Kemen SUV

A la hora de diferenciar ambos modelos, la propuesta de Orbea es clara. La Kemen -a secas- encuentra en la ciudad su terreno predilecto: los neumáticos de 2'25'', los guardabarros de mayor longitud y el portabultos ligero -pero con capacidad hasta 18 kg- con diversos puntos de anclaje para bolsas, hacen de esta versión una bicicleta para moverse día a día por cualquier urbe.

Para los que quieran ir un poco más allá, por ejemplo, con rutas por el campo, por caminos y sendas apacibles, la Kemen SUV aporta sus neumáticos con dibujo algo más agresivo y balón de 2,35'', así como un portabultos más ancho y corto que el de su hermana, pero con mayor capacidad de carga: hasta 27 kg nada menos.

Por cierto, en ambos casos, los modelos superiores (Orbea Kemen 10 y Orbea Kemen SUV 10), vienen equipados con tija telescópica... algo que muchos no entenderán, pero que cuando utilizas en entorno urbano puede ser muy útil en determinadas situaciones, sobre todo si llevas carga en la bici.

La gama Orbea Kemen y Kemen SUV, cuyos precios podrás encontrar aquí, cuenta con dos montajes cada una y ya se pueden solicitar a través del programa Rider Connect de Orbea. Una solicitud que te permitirá entrar en el sorteo de una experiencia ciclista en Italia para dos personas, así como acceder a un 10% de descuento en el Range Extender y unas alforjas de regalo para los primeros 100 solicitantes.

x