BMX Park: mucho más que salir con la bici al parque

El Park es una de las variedades más espectaculares del BMX, con una cantidad de trucos y rampas infinitas, que permiten al rider crear líneas imposibles que te dejarán con la boca abierta.

BMX Park: mucho más que salir con la bici al parque
Autor Maillot Óscar Martínez
Autor de la foto
MTBpro

Fecha de la noticia19/06/2017


Cuando hablamos del BMX no todo el mundo sabe la cantidad de disciplinas que hay en este tipo de ciclismo. Lo encasillamos siempre como una modalidad de la bici... Equivocadamente, porque existen unas cuantas más: BMX Race, BMX Dirt Jump, BMX Street, BMX Flatland, BMX Vert y BMX Park, sobre el que te hablaremos en este reportaje.

Si retrocedemos en el tiempo, allá por los años sesenta, en California, se creó la primera BMX trasladando a la bici el concepto del motocross. Ya en los ochenta se generalizó la variante del BMX Race, carreras en circuito de tierra con rampas, mesetas, curvas peraltadas..., y no fue hasta mediados de esta década cuando empezaron a verse las primeras bicis conocidas como freestyle.

Lo primero que llama la atención de estas bicis es su tamaño, con pequeños cuadros y ruedas de 20 pulgadas para hacerlas más manejables.

En donde hay diferencias entre los distintos tipos de BMX es en los platos (en función de la modalidad necesitaremos uno u otro; para el BMX Park lo más común es usar un plato más grande que permitirá tener más impulso en las rampas) y en el rotor, que dejará dar vueltas al manillar sin problemas con los cables de frenos.

El mantenimiento de estas bicicletas es mínimo, no llevan cambios, desviadores, etc. También su peso. Y son muy fáciles de mantener. El único problema que presentan estas bicicletas es que, con el trato que reciben, son frecuentes las fisuras en el cuadro cuando reciben impactos fuertes.

¿Pero en qué consiste el BMX Park? En un espacio con una serie de rampas y otro tipo de obstáculos, el rider trata de formar la mejor línea combinando trucos, estilo y fluidez. Nos podemos encontrar con muchos tipos de parks, pero las más comunes son los de cemento pulido, por su firmeza y durabilidad, pero también los podremos encontrar fabricados de fibra y madera, que suelen estar en sitios cerrados por su poca tolerancia al frío y la humedad.

En el BMX Park es importante, ir bien protegido para evitar cualquier tipo de lesión. La protección principal es el casco, que prevendrá de lesiones craneales, un tipo de lesión muy común en esta vertiente del BMX.

El equipo lo completan unas rodilleras y espinilleras para evitar más de un golpe con los pedales y el suelo... y tener conciencia de las propias limitaciones. Es fundamental ponerse unas metas accesibles al nivel de cada uno para poder disfrutar con seguridad de esta modalidad de ciclismo.

Más sobre: BMX ciclismo urbano

x